¡Esto Abre Los Cielos!

¡Esto Abre Los Cielos!

Pastor Miguel Arrázola. septiembre 13, 2020

Ejercítate en tener una boca santa, unos ojos puros y un corazón sano. Y estoy seguro que verás tu mayor tiempo de victoria.

Enseñanza.

1 Reyes 18:41-45 (RV60)

“41 Luego Elías dijo a Acab: «Vete a comer y a beber algo, porque oigo el rugido de una tormenta de lluvia que se acerca». 42 Entonces Acab fue a comer y a beber. Elías, en cambio, subió a la cumbre del monte Carmelo, se inclinó hasta el suelo y oró con la cara entre las rodillas.

43 Luego le dijo a su sirviente: —Ve y mira hacia el mar.

Su sirviente fue a mirar, y regresó donde estaba Elías y le dijo:

—No vi nada.

Siete veces le dijo Elías que fuera a ver. 44 Finalmente, la séptima vez, su sirviente le dijo:

—Vi una pequeña nube, como del tamaño de la mano de un hombre, que sale del mar.

Entonces Elías le gritó:

—Corre y dile a Acab: “Sube a tu carro y regresa a tu casa. ¡Si no te apuras, la lluvia te detendrá!”.

45 Poco después el cielo se oscureció de nubes. Se levantó un fuerte viento que desató un gran aguacero, y Acab partió enseguida hacia Jezreel”.

Les voy a contar el contexto de esta prédica, que más que todo es una exhortación, es decir, hablarles a sus corazones. En este tiempo, el profeta pide lluvia porque hay una sequía horrible que vino por el comportamiento de la gente y el Rey Acab, quién cometió muchos errores, pecó contra el señor, era pagano, perverso, trajo ídolos y Dios no puede recompensar a los desobedientes.

Haciendo un paralelo, ésta ha sido una temporada de sequía que nos ha llevado a evaluar cómo hemos sido, han venido peleas, inmadurez y demás conflictos en esta cuarentena.

Continuando con el versículo, Dios cierra los cielos cuando hay desobediencia, cuando hay sequía no hay nada verde, en la época del profeta, los arroyos se secaron y el ganado se murió. Y vino el hambre que es resultado de los cielos cerrados.

Hoy en día, se cerraron trabajos y hay una crisis mundial, a algunos pareciere que se les cerraron los cielos, pero luego de esta exhortación vas a ver que los cielos se van a abrir completamente en tu vida.

Los cielos cerrados también traen que los enemigos nos terminen ganando, queremos vencer, pero cuando hay cielos cerrados no es posible. Además del hambre lo peor de los cielos cerrados es que Dios no habla, no se oye Su voz, parece que no estuviera ahí, pero es como consecuencia del pecado. Es importante saber todo esto, para entender que no es para nada bueno tener los cielos cerrados.

Sin embargo, hoy se están volviendo a abrir, vemos por ejemplo que Cartagena es la primera ciudad que tendrá cielos abiertos con los aeropuertos funcionando para vuelos nacionales e internacionales. Asimismo, en septiembre estaremos celebrando santa cena y habrá cambio de horario hebreo, es decir, entraran en el año 5871 y esto es significativo para nosotros porque Israel es nuestro faro, Dios nos dijo que nos fijáramos en Israel y en lo que sucediera con ellos.

Esta tarde, los que creyeron en este auto culto, los que hoy están aquí hoy en sus carros, tendrán los cielos abiertos, igual que todo el equipo. Esta Fe de los que han creído será suficiente para ver mayores cosas que Natanael, por cuanto han creído en las pequeñas cosas.

Ya todos los países en Latinoamérica están viendo esto y creen que estamos locos, están sorprendidos, pero qué mejor manera y privilegio de predicar que aquí literal viendo el cielo, mientras el sol se pone y salir de aquí sintiendo y sabiendo que la esperanza va a volver.

Hoy vengo a profetizar que “los cielos se abrirán en septiembre” ahora diré algo que siento en mi corazón decirte “en 48 horas verás la manifestación de los cielos abiertos en tu vida. En 48 horas verás el milagro más grande que has estado esperando, pues yo creo que los cielos están abiertos”.

Viene Kairós de Dios, visiones, manifestaciones cuando hay cielos abiertos, de hecho, aquí donde estamos le llaman cielo roto, que mejor confirmación que esa.

Hoy les voy a contar 4 cosas que hizo Elías para mantener los cielos abiertos y que todos debemos hacer:

1. Vivir en piedad, la Biblia habla que tenemos que ser piadosos, vivir en santidad, de acuerdo a la Palabra de Dios.

Quienes van a escuchar a Dios son los piadosos, la Biblia no solo es para leerla y escucharla, sino vivirla. Si vives la Biblia es porque conoces al autor y hoy les digo si la pandemia no te cambió, devuélvete.

Salmo 4:3 (RV60)

“Sabed, pues, que Jehová ha escogido al piadoso para sí;
Jehová oirá cuando yo a él clamare”.

La gente santa abrirá los cielos, yo les pido que entiendan esto, no traigan pecado viejo al templo nuevo, hay que consagrarse, Dios nos va a bendecir si somos piadosos.

1 Timoteo 4:7 (RV60)

“7 Desecha las fábulas profanas y de viejas. Ejercítate para la piedad”.

Muchos de ustedes están manejando bicicleta en la madrugada y está bien, pero, así como sufres por alcanzar la meta en kilometraje, esfuérzate por tener piedad porque la piedad también cuesta. La Biblia dice ejercita tus ojos, ejercítate en la piedad. Hazlo, Para no ver lo que no debes en redes, para no desear a quien no debes.

Ejercita tu corazón para perdonar, ya no es un tiempo para estar resentidos, muchos murieron, quedaron sin trabajo en la pandemia y los que estamos aquí tenemos que dar acción de gracias. No te quejes, no digas chismes, no critiques, si ves a alguien que subió de peso no le digas nada.

A algunos le salieron a flote enfermedades por el encierro y debemos ser condescendientes, no toscos o rudos, si no tenemos nada agradable que decir no digamos nada, si tu comentario no construye no digas nada. Ten una boca santa, ojos puros y un corazón sano.

La Biblia dice “sin santidad nadie verá a Dios” si quieres que el cielo se abra y el diablo huya, debes ser santo. No es de Dios la venganza o la crítica.

Isaías 35:8 (RV60)

“8 Y habrá allí calzada y camino, y será llamado Camino de Santidad; no pasará inmundo por él, sino que él mismo estará con ellos; el que anduviere en este camino, por torpe que sea, no se extraviará”.

2. Los buscadores.

Salmos 105:4 (RV60)

“4 Buscad a Jehová y su poder; Buscad siempre su rostro”.

La oración y buscar a Dios abre los cielos, los que nos han sintonizado día tras día a medio día y han persistido, tendrán bendición.

Isaías 55:6 (RV60)

“6 Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano”.

No siempre vas a encontrar a Dios, puede que cuando lo quieras buscar sea muy tarde, este es el momento perfecto, cuando estamos vivos. Yo creo que este es el arca y aquí estamos los sobrevivientes, agradecidos con Dios.

Hagamos lo mismo que hizo Noé luego del diluvio, hagamos un altar. Es por esto que mi esposa y yo sentimos motivarlos para hacer un altar familiar en sus casas, hazlo al menos 3 veces a la semana, oren en familia.

Amos 5:6 (RV60)

“6 Buscad a Jehová, y vivid; no sea que acometa como fuego a la casa de José y la consuma, sin haber en Bet-el quien lo apague”.

Sofonías 2:3(RV60)

“3 Buscad a Jehová todos los humildes de la tierra, los que pusisteis por obra su juicio; buscad justicia, buscad mansedumbre; quizá seréis guardados en el día del enojo de Jehová”.

Salmo 91:1 (RV60)

“El que habita al abrigo del Altísimo Morará bajo la sombra del Omnipotente”.

Este Salmo trae una gran promesa, para el que habita el abrigo del altísimo, puedes recitarlo, pero si no lo buscas no sirve, si lo buscas Él te esconde en Sus plumas y no hay nada que pueda tocarte.

No se preocupe por si va a ser contagiado, preocúpese por buscar a Dios. Para que el salmo 91 sea efectivo.

El Salmo 34 nos habla de más promesas y bendiciones para los que buscan a Dios.

Salmo 34:10 (RV60)

“Los leoncillos necesitan, y tienen hambre;
Pero los que buscan a Jehová no tendrán falta de ningún bien”.

En el servicio de esta mañana un Señor me dijo que la pandemia fue la bendición más grande para su vida y la de su familia y ¿sabes por qué?, porque buscamos al Señor y mientras busques al Señor vas a recibir las bendiciones más grandes en tu vida.

3. Los generosos

Malaquías 3:10 (RV60)

“10 Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde”.

Dios abre las ventanas de los cielos hasta que sobreabunde y reprende al devorador y yo hoy creo que Dios va a tener tanta abundancia que vas a tener para otros.

Esta Iglesia ha bendecido a 5 mil familias en este y otros departamentos, esto es resultado de la piedad, generosidad y buscar a Dios.

Dios te va a dar completo todo lo que necesitas. Recuerda que las ofrendas abren las compuertas de los cielos.

Hechos 9:36 (RV60)

“36 Había entonces en Jope una discípula llamada Tabita, que traducido quiere decir, Dorcas. Esta abundaba en buenas obras y en limosnas que hacía”.

Dorcas era generosa y piadosa, el profeta Eliseo antes de pedir lluvia ofreció agua, que era lo más preciado en ese momento.

Salmo 20 (RV60)

“Jehová te oiga en el día de conflicto; El nombre del Dios de Jacob te defienda. 2 Te envíe ayuda desde el santuario, Y desde Sion te sostenga. 3 Haga memoria de todas tus ofrendas, Y acepte tu holocausto. Selah

4 Te dé conforme al deseo de tu corazón, Y cumpla todo tu consejo.

5 Nosotros nos alegraremos en tu salvación, Y alzaremos pendón en el nombre de nuestro Dios; Conceda Jehová todas tus peticiones.

6 Ahora conozco que Jehová salva a su ungido; Lo oirá desde sus santos cielos Con la potencia salvadora de su diestra.

7 Estos confían en carros, y aquéllos en caballos; Mas nosotros del nombre de Jehová nuestro Dios tendremos memoria.

8 Ellos flaquean y caen, Mas nosotros nos levantamos, y estamos en pie.

9 Salva, Jehová; Que el Rey nos oiga en el día que lo invoquemos”.

Dios nos suple nuestros deseos, hay cosas que necesitamos y otras que deseamos y Dios no le niega nada al generoso. Prepárate porque al generoso, los cielos se le abren de par en par.

Todo lo que hemos hechos por los más necesitados se te va devolver en bendición, porque cuando le das al pobre es como si le prestaras a Dios.

Proverbios 11:25 (RV60)

“El alma generosa será prosperada; Y el que saciare, él también será saciado”.

1 Timoteo 6:18 (RV60)

“18 Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, dadivosos, generosos”.

El dinero es una herramienta para extender el reino de Dios y dar a los necesitados. Cuando siembras vas a estar bendecido y no te alcanzaran las inundaciones financieras.

4. Fe

El Profeta Elías le dijo al siervo (1 Reyes 18:41-45) que volviera 7 veces y el siervo le dijo que no había nada, pero hay algo en la persistencia que está conectado a nuestra Fe, y te digo: ¡hoy viene tu séptimo día!

Ve 7 veces le dijo el profeta y a la séptima le dijo “veo una nube en forma de mano”. Si yo no hubiera sido persistente, no tuviéramos hoy este terreno. La Fe es persistencia.

De pronto te hiciste un examen médico y no salió bien, dile al médico que te lo repita, la Fe, no acepta un no

Voy a profetizar sobre tu vida:

“¡Esa casa que quieres, viene

ese empleo que necesitas, viene y

la relación que necesitas viene!”

A mí no me sorprende nada, “sucederá antes de lo que crees, aunque parezca que se demora, va a llegar y se va a apresurar, llegó el día en que los cielos se abren a tu favor. Todo sanará, tu corazón, cuerpo, mente, alma, la felicidad volverá a tu vida y los malos tiempos vinieron para demostrarnos lo fiel que es Dios, ¡un milagro viene en camino en 48 horas, tu oración ha sido contestada, en el nombre de Jesús, amén y amén!”

1 Crónicas 14:4-8 (NTV)

“Estos son los nombres de los hijos de David que nacieron en Jerusalén: Samúa, Sobab, Natán, Salomón, 5Ibhar, Elisúa, Elpelet, 6Noga, Nefeg, Jafía, 7Elisama, Eliada y Elifelet. 8Cuando los filisteos se enteraron de que David había sido ungido rey de todo Israel, movilizaron todas sus fuerzas para capturarlo; pero le avisaron a David que venían, así que salió a su encuentro”.

Cada vez que Dios te unge, llegan a tu vida enemigos. Cuando eres ungido atraes ataques, pero esa misma unción repele toda obra del enemigo.

1 Crónicas 14:10 (NTV)

“Entonces David le preguntó a Dios: —¿Debo salir a pelear contra los filisteos? ¿Los entregarás en mis manos? El Señor le contestó: —Sí, adelante. Te los entregaré”.

Es importante pedirle a Dios guianza en todo tiempo. Nunca tomes una decisión emocional, ni porque se vea favorable o desfavorable; siempre tienes que consultarle a Dios lo que vayas a hacer. Dios te va a decir hoy: ¡Sí, adelante! Para que venzas todo enemigo que te ha estado haciendo oposición.

Este es el tiempo para avanzar, ¡vienen ideas del cielo y nuevas oportunidades! La palabra de este tiempo de parte de Dios para ti es: AVANZA. Dios lo va a hacer con tu casa, con tus hijos, en tu casa, ¡Dios lo va a hacer! Él entregará a tus enemigos; a esos que te tienen envidian, que murmuran en tu contra, que te odian.

1 Crónicas 14:11 (NTV)

“Entonces David y sus tropas subieron a Baal-perazim y allí derrotó a los filisteos. «¡Dios lo hizo! —exclamó David—. ¡Me utilizó para irrumpir en medio de mis enemigos como una violenta inundación!». Así que llamó a ese lugar Baal-perazim (que significa «el Señor que irrumpe»)”.

Viene una inundación de Su gracia y Su favor. Viene una violenta inundación, pero de Su amor, de Su favor y Su misericordia, de Su paz. Llénate de Dios, ayuna, ora, diezma, ofrenda, sirve; todo lo que haces normalmente, no lo dejes de hacer porque Dios te va a usar para que una gran inundación de Su amor irrumpa sobre ti en este tiempo.

En medio de esta crisis vendrá una violenta inundación de parte de Dios en tu vida. Se te viene un diluvio, no uno que te ahogará, sino un diluvio de Su bondad, de favor, de oportunidades nuevas y mejores, de sanidad, promoción, incremento, de ascenso. ¡Más de lo que esperabas!

En este tiempo la Iglesia esta soportando un ataque de filisteos, diabólico, pero el Señor va irrumpir con un diluvio de bendiciones para aquellos que no han dejado de servirle en medio de este tiempo de crisis.

Vas a ser escogido, te van a llamar; veo contratos, veo ascensos. Vas a ser promovido, escogido y ascendido. Dios te va a elevar en este tiempo; no va a ser una llovizna, ¡no! Va a ser un diluvio de bendiciones.

Este mensaje no es para incrédulos, sino para aguerridos. No es para acobardes sino para aquellos que, a pesar de la crítica, de la persecución, de los ataques del enemigo, permanecen en Dios. La unción de la realeza que está sobre ti, atrae ataques del enemigo. Ríos de Vida tiene una unción de realeza, la unción de David.

Dios está contigo como poderoso gigante. ¡Qué se levanten los valientes! La generación de Josué y Caleb, aquellos jóvenes que se están levantando en medio de este tiempo a predicar la Palabra de Dios a través de las redes sociales.

Si algo aprendemos de la Cruz es que todo cambia en tres días y que todo aquel que tratan de sepultar, el Señor lo levanta. Somos como las semillas, crecemos en medio de la oscuridad y a pesar de ser sepultados por la presión.

Tu vida misma les terminará demostrando a tus enemigos claramente que ellos no tenían idea de quién hablaban. Cuando Dios está contigo, la gente puede decir lo que quieran, pero no tendrán la razón, porque Él está contigo como poderoso gigante y si Él está contigo, nadie te puede hacer frente.

Dios te dice hoy: “Voy a hacer que sobrevivas a toda maldición que intentaron echarte, porque nadie puede maldecir lo que Yo he bendecido”. Tienes que entender que la única razón por la cual Dios permitió que estés en medio de esta prueba, es porque Él sabe que la unción en tu vida puede darle vuelta al asunto.

La unción de Dios que hay sobre tu vida va a cambiar todo a tu alrededor, a favor tuyo. Lo que el mundo dice que se va a demorar, Dios va a acelerarlo como nunca. Es tiempo de escuchar a Dios, de buscar Su presencia y militar en sus promesas.

Yo estoy orando hoy para que el Señor quite a todo aquel que está desanimándote y que los reemplace pro personas que te apoyen y te animen a avanzar. Ten cuidado del que no aplaude cuando ganas y tienes éxito.

Hay una unción de guerra sobre ti; no importa quién esté ayudando a tu enemigo para verte fracasar, tú vas a ganar. Hay una unción sobre tu vida que está por encima de toda artimaña del diablo. Una unción de guerra, de prosperidad, de bendición. ¡Los demonios no pueden vencerte!

Si has permanecido a pesar de la crisis, busca tus recompensas. No hay ninguna batalla en la Biblia donde Dios haga ganar a Su pueblo y ellos no tomen los despojos de la guerra. Todas las batallas siempre terminaron con los despojos de guerra. Es por eso que no debes pelear con nadie, tú sigue siendo fiel a dios

No dejes que las personas te lleven a sus tormentas, llévalas tú a tu paz. Viene una inundación de oportunidades.

Éxodo 34:10 (NTV)

“El Señor respondió: —Escucha, yo hago un pacto contigo en presencia de todo tu pueblo. Realizaré milagros que jamás se han hecho en ningún lugar de la tierra ni en ninguna otra nación. Todos los que te rodean serán testigos del poder del Señor, el imponente despliegue de poder que yo haré por medio de ti”.

Éxodo 34:10 (RVR)

“Y él contestó: He aquí, yo hago pacto delante de todo tu pueblo; haré maravillas que no han sido hechas en toda la tierra, ni en nación alguna, y verá todo el pueblo en medio del cual estás tú, la obra de Jehová; porque será cosa tremenda la que yo haré contigo”.

Cuando Dios dice en Su Palabra la frase cosa tremenda es porque lo que Él va a hacer no es normal, no es habitual ni regular, sino algo grandioso, algo inusual e inesperado.

Éxodo 23:25-26 (NTV)

“Mas a Jehová vuestro Dios serviréis, y él bendecirá tu pan y tus aguas; y yo quitaré toda enfermedad de en medio de ti. 26No habrá mujer que aborte, ni estéril en tu tierra; y yo completaré el número de tus días”.

Dios promete que no morirás si Él no ha completado el número de tus días, es decir, que ninguna enfermedad ni dolencia determinará si vivirás o morirá, solo Dios tiene el control de tu vida y Él ha prometido bendecirte.

Isaías 59:19 (RVR)

“Y temerán desde el occidente el nombre de Jehová, y desde el nacimiento del sol su gloria; porque vendrá el enemigo como río, mas el Espíritu de Jehová levantará bandera contra él”.

Este verso ha sido mal entendido por un error gramático de traducción. Veamos otra versión:

Isaías 59:19 (NTV)

“En el occidente, la gente respetará el nombre del Señor; en el oriente, lo glorificará. Pues él vendrá como una tempestuosa marea, impulsado por el aliento del Señor”.

No es el enemigo que te viene a ahogar, es el Señor que viene a ahogar a tus enemigos. Dios usa las aguas para ahogar a los enemigos, no son los enemigos los que usan las aguas para ahogar al pueblo de Dios. Cuando el enemigo ataca Dios siempre reacciona.

Salmo 34:19-22 (NTV)

“La persona íntegra enfrenta muchas dificultades, pero el Señor llega al rescate en cada ocasión. Pues el Señor protege los huesos de los justos; ¡ni uno solo es quebrado! Sin duda, la calamidad destruirá a los perversos, y los que odian a los justos serán castigados. 22Pero el Señor redimirá a los que le sirven; ninguno que se refugie en él será condenado”.

Si hay un momento ideal para seguir sirviendo a Dios es en este tiempo. Él nos ha sostenido, nos ha consolado en medio de esta crisis. El fuego no nos quema, rompe nuestras ataduras cuando estamos con Dios.

Pero, ¿qué debo hacer cuando estoy en medio de una crisis? Debes mantener la perspectiva correcta; el problema nos consume en la mente. Tienes que romper la fijación en el problema y comenzar a ver la promesa. Pon tu mirada en los cielos, en el rostro de Dios y mantén la perspectiva correcta. Enfócate en el diluvio que viene de parte del Señor.

El problema no es nada para el diluvio de bendición que te viene. Enfócate en tus promesas, en orar, ayunar, en adorar al Señor, en servirle. El problema es como una gotica de agua comparado con el diluvio que te viene. Así lo va a hacer Dios.

Salmo 112:4 (NTV)

“La luz brilla en la oscuridad para los justos; son generosos, compasivos y rectos”.

En medio de esta tiniebla mundial, Dios va a brillar sobre tu vida y la d los tuyos, Él brillará sobre los tuyos. Todo mal hábito, todo vicio, toda atadura, toda maldición se ahoga en el nombre de Jesús, por el diluvio de bendición con la que el Señor irrumpe en tu vida en este tiempo.

“Padre gracias por Tu presencia, por tan grande redención para nuestras vidas, queremos sanidad y redención en Latinoamérica. Espíritu Santo Acompáñanos a ésta cena de impartición, de privilegio, de milagros, que todo el que necesite sanidad y liberación la reciba porque es el derecho que tenemos como hijos a todo lo que por gracia fue otorgado en la cruz, y revélanos que Tú eres el pan de vida, que Tu cuerpo fue molido por nuestros pecados y por tu herida fuimos sanados. En el nombre de Jesús, amén.”

Mi oración hoy es que puedas entender lo que significa la Santa Cena. Ojalá tengas los elementos, pero lo más importante es que escuches lo que la Biblia dice que esos elementos simbolizan.

1 Corintios 11:23-30 (RV60)

“23 Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; 24 y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí. 25 Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí. 26 Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga. Tomando la Cena indignamente 27 De manera que cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor. 28 Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa. 29 Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí. 30 Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos duermen.”

Jesús celebró la cena en la pascua judía, por eso Pablo dice que en la noche que fue entregado participó de la cena en la misma pascua judía, la pascua se celebraba cada año y en ella se conmemoraba el Éxodo de Israel de Egipto. pero cuando Jesús se reunió con sus discípulos, aunque el mundo exterior celebrara la pascua judía (la palabra “pascua” viene de pass over, que se dio cuando el ángel de la muerte veía la sangre en la puerta de los israelitas y pasaba sobre y ningún de sus hijos moría)

Jesús ahora le da un nuevo sentido a la pascua del Señor, les dijo que antes el pan representaba el pan sin levadura que Dios y Moisés les ordenó que tomaran y la sangre, la derramada por el cordero, Él les dice que ahora la sangre representa un nuevo pacto, no basado en machos cabríos sino basado en la sangre de Jesús y que el pan representa Su cuerpo que “por vosotros he entregado”.

En ese momento, Jesús cambiaba la escena de todo, Él les decía que el pan que comían por siglos ya no representaba el cordero pascual sino a Él y que la bebida ya no representaba la sangre de un animal sino la de Él. Tras este contexto, vamos a ver que significan cada uno de los elementos.

Después de ser librados del infierno, la sanidad es de las bendiciones más grandes que tenemos, por encima de la prosperidad o cualquier otra cosa, porque de qué le sirve a un hombre moribundo la riqueza, sino no puede disfrutarla. Partiendo de ahí entiendo que la prosperidad está por debajo de la sanidad y que sin sanidad no puedes disfrutar de nada.

La Cena del Señor es una cena de privilegios, de celebración, de impartición, de hecho, es una cruzada de milagros. La gente no piensa que por medio de la Santa Cena alguien se sana, porque no han entendido ni discernido el cuerpo del Señor.

La razón por la que Jesús sanaba más que cualquier otro milagro es porque esa es Su naturaleza misma.

Hechos 10:38 (RV60)

“38 cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él”

Este verso nos deja claro que el diablo te oprime con enfermedad, no Dios, si usted piensa que Dios lo enfermó es una herejía porque Dios no enferma, el diablo oprime con enfermedad, pero Jesús unge para sanidad.

En ese verso dice que Jesús sanó a todos, ahora bien, Jesús caminó solo una vez sobre las aguas, reprendió a la tempestad una vez, pero la Biblia dice que no sanó una vez, sino que pasaba sanado todo el tiempo, porque “Jesús no tiene sanidad, Él es la sanidad”.

Su naturaleza es sanidad, esto no viene del nuevo testamento, desde el antiguo y lo vemos en los salmos.

Salmos 105:37 (RVR1960)

“37 Los sacó con plata y oro; y no hubo en sus tribus enfermo”.

Miren como sacó Dios a su pueblo, con plata y oro y sin enfermos y así nos sacará Dios de esta pandemia, repitan conmigo “Dios nos sacará con plata, y oro y sin enfermos”

La naturaleza de Dios es sanidad y sé que te preguntarás “¿por qué hay tantos cristianos enfermos, débiles y que duermen? La Biblia nos responde: El mundo se enferma por pecado y desobediencia, pero que creyentes que tengamos unas promesas se enfermen no es la voluntad de Dios, ahora no estoy categorizando a los enfermos, pero Pablo nos dice por qué ciertas personas creyentes se enferman a pesar de tener promesas y la Biblia nos da una razón en Corintios.

1 Corintios 11:29 (RV60)

“29 Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí”.

La Biblia misma dice que es por comer indignamente y algunos piensan que es estar en pecado, si es una conducta indigna, pero éste verso está diciendo que la única manera en que se come indignamente es por no discernir el cuerpo del Señor. No es comer en pecado, dice que es por no entender, no discernir y no apropiarse del cuerpo de Cristo.

Tomar esto como un rito o cuando lo haces en ignorancia es indigno, porque no te hace bien si no sabes los beneficios, cuando no te apropias o disciernes el cuerpo del Señor.

Hay dos maneras en que el cuerpo de Cristo puede ser explicado:

Primero cuando no disciernes el cuerpo del Señor que fue entregado por nosotros, no dice sin discernir la sangre, porque los evangélicos sabemos para qué sirve la sangre, la hemos discernido, pero no hemos discernidos el cuerpo y segundo cuando no entiendes para qué sirve Su cuerpo, para qué fue entregado, vas a tomar la cena indignamente y no tendrá beneficios sobre tu vida.

1 Corintios 11:30 (RV60)

“30 Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos duermen”.

¿Cuál es esa razón?

Por no discernir el cuerpo, hacían un rito de la Santa Cena, pero no entendían para qué servía el cuerpo de Jesús. Esto significa que no tenían idea para qué sirve el pan, no discernir el cuerpo es no saber para qué sirve eso que simboliza el pan y es por eso que tenían enfermedades, dolencias y morían prematuramente.

La mayoría no estudia este tema a profundidad y por eso no se apropia, pero quiero llevarte a la Iglesia primitiva, que creían tanto en la cena del Señor, que la hacían todos los días.

Hechos 2: 42 (RV60)

“42 Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones”.

La Iglesia cristiana tiene doctrina, comunión unos con otros, oraciones, pero no participa del pan como debe ser. Parece ser que el partimiento del pan, no de la sangre ni de la copa, sino el partimiento del pan no se está tomando como debe ser.

El partimiento del pan ha tenido una posición universal. Así como a través de la historia la doctrina y justificación por la Fe que trajo Lutero tuvo una posición fuerte y fue atacada, así la Cena del Señor ha sido atacada por dos elementos:

La falsa doctrina y la transubstanciación que dice que los elementos se vuelven el cuerpo y la sangre de Jesús, que no hay sustento bíblico para esto.
El cuerpo y la sangre de Jesús debe tomarse con ansías de santidad, que solo unos pocos pueden hacerlo, porque no han entendido que es “indignamente”.
Recuerdo una vez que iba a tomar la Santa Cena y un predicador dijo que si alguno estaba en pecado que no se atreviera porque moriría.

Entonces, están los dos extremos de la Santa Cena; la transubstanciación y el legalismo pero hay una verdad central, los elementos no se van a volver el cuerpo y la sangre de Jesús porque La Biblia es muy clara en

1 Corintios 11:28 (RV60)

“28 Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa”.

En vez de desanimar a la gente a que no tome la Santa Cena, porque hay causas de pecado en su vida, la Biblia dice lo contrario, es probar si sabes lo que representan el cuerpo, que es sanidad y la copa, que es perdón. Nos anima a que comamos y bebamos porque hay un poder tremendo, pero nos han asustado, nos metieron terrorismo y no debe ser así. Creo que El Señor quiere restaurar la Santa Cena en Latinoamérica.

Es así que, los elementos de la cena no se vuelven el cuerpo y la sangre que simboliza la sangre de Cristo solo son recordatorios. Cuando yo viajaba solo a predicar a las naciones al inicio de mi ministerio, guardaba una foto de mi familia, estando lejos cuando escuchaba el himno y veía la bandera me daba nostalgia y cuando veía la foto se conmovía mi corazón, eso representan los elementos, nos recuerdan que Jesús vienen pronto, que lo vamos a ver pronto, nos recuerdan el amor a la familia, los elementos son poderosos recordatorios y remembranzas. Si tomas la Cena discerniendo el cuerpo y la sangre de Cristo, que esto sana, la Cena añadirá vida a tus años y años a tu vida.

La Cena del Señor es un canal de bendiciones y cuando el pueblo de Cristo discierne su cuerpo, será restaurado, será vigoroso, por eso creo que cuando comas este pan te vas a sanar, cuando bebas de la copa te vas a liberar, no solo es recordatorio para que no nos pase nada, sino para que nos pase algo.

Pablo menciona dos elementos que representan dos cosas: la copa, que es la sangre y representa el perdón de pecados y el pan que simboliza el cuerpo que fue entregado por nuestra sanidad, los cristianos sabemos lo que hace la sangre, pero no sabemos lo que representa el cuerpo y que nos sana.

Colosenses 1:14 (RVR1960)

“14 en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados”.

Efesios 1:7 (RVR1960)

“7 en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia”.

No tenemos problemas con la sangre, sabemos que significa el perdón pero no sabemos lo que significa el pan, que simboliza sanidad. Por eso en la Biblia se le llama “El pan de los hijos” a la sanidad.

Marcos 7:26-27 (RVR1960)

“26 La mujer era griega, y sirofenicia de nación; y le rogaba que echase fuera de su hija al demonio. 27 Pero Jesús le dijo: Deja primero que se sacien los hijos, porque no está bien tomar el pan de los hijos y echarlo a los perrillos”.

Jesús le llamó “El pan de los hijos” a la sanidad, en este verso y en el antiguo testamento también se le llamó así. Jesús le estaba diciendo que la sanidad era solo para los que estaban bajo el pacto con Dios y ella no era judía, así que no tenía derecho a ningún pacto con Dios, pero ella se adelantó en los tiempos, recibió sanidad sin ser judía y sin haber muerto Jesús en la cruz. Cuando Jesús murió en la cruz hizo disponible la sanidad para todos, pero ella la recibió antes. Gracias a Su sacrificio en la cruz, todos somos hijos de Abraham, herederos de la promesa por los méritos de la cruz en el calvario y podemos recibirla.

Ésta mujer puso su Fe en la migaja del pan, en que esa migaja iba a sanar a su hija, Ahora si ella creía que una migaja tenia tal poder, ¿cuánto más nosotros con el pan completo?, con el cuerpo completo de Cristo quien se sacrificó y resucitó por nosotros.

A eso se refiere el apóstol Pablo con “sin discernir el cuerpo del Señor” el poder del cuerpo. Cuando tú no valoras esto por lo que es, es indigno, no este elemento, sino lo que representa. Si no quitas la mirada de lo que hizo Jesús en la cruz, vas a ser sano.

Mateo 26:26 (RV60)

“26 Y mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo”.

Los discípulos no necesitaban más explicación o convencimiento porque ellos vieron que la sanidad estaba tan impregnada en Jesús que hasta en Su ropa había sanidad. A ellos no les costó entender lo que a ti y a mí sí, que Su cuerpo es sanidad.

Una particularidad del pan que se tomaba sin levadura, que representaba el pecado, era que lo agujereaban, todavía los rabís no saben el por qué, yo creo que es un acto profético que representa lo que el Señor pasó por nosotros en la cruz, como sus manos fueron traspasadas, los rabís no creen en Jesús, pero tú y yo sabemos que fue así, Su cuerpo fue quebrado para que tu cuerpo fuese sanado y restaurado. Si discernimos lo que este cuerpo representa nos va a hacer restaurar nuestro cuerpo, pero a muchos se les olvida lo que significa.

La Biblia dice que cuando participes de la cena, debes saber que Su cuerpo fue roto para que el de nosotros no lo fuera, por eso Él partió el pan delante de los discípulos.

Isaías 53:4 (RV60)

“4 Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido”.

Jesús llevó nuestras enfermedades y dolores, para que tú no las lleves, sufrió nuestros dolores para que tu no los lleves. Si miras la película de Jesús ves a los soldados romanos castigando a Jesús, pero Isaías no vio a los romanos, él vio al propio padre, poniendo toda Su ira sobre Su hijo.

Es tan valioso Su cuerpo, lo que costó sanarte y liberarte, que el mismo Dios Padre tuvo que castigar a Su hijo para sanarte, para que tú ahora vengas y te lo comas con indiferencia, eso es indignamente, tienes que entender hoy que esto representa tu sanidad, tu victoria y ojalá se te sea revelado en el nombre de Jesús.

La Biblia nos dice en Corintios que, si hacemos esto, si levantamos la copa, la muerte anunciamos hasta que Él venga. Nadie entendería si yo levanto una copa que yo anuncio una muerte, si traigo la cruz lo entienden. Entonces, ¿Cómo es posible? Pero La copa no es un mensaje para nosotros sino para los demonios, le estamos recordando al mundo espiritual lo que Jesús hizo en la cruz y huyen.

Oración:

Toda Latinoamérica dispongamos nuestro corazón para ser ministrados en la cena del Señor y Participemos de ella en el nombre de Jesús y mientras comes el pan y bebes la copa recibe tu sanidad: “Padre en el nombre de Jesús imparte sanidad a los enfermos, liberación a los cautivos, en el nombre de Jesús trae vista a los ciegos, levanta a los paralíticos, sana a los oprimidos Padre que haya un movimiento de sanidad en toda Latinoamérica , en toda Colombia, en toda Cartagena por la revelación del cuerpo de Cristo, lo que Él representa y representó para nosotros, que no lo tomemos con ligereza como si nada hubiera pasado que tomemos la cena con revelación con conocimiento de causa. Padre ven ahora y visítanos en el nombre de Jesús, amén”.

1 Corintios 15:18

Lo que nos diferencia de las demás religiones es la resurrección. Todas las grandes religiones tienen un gran libro, un gran líder, templo y seguidores, pero ninguna tiene un líder vivo, sólo Jesús está vivo.

Si Cristo no hubiese resucitado no habría esperanza de vida eterna. Todos los que confiaron en Cristo estarían perdidos.

Sin la resurrección seríamos transmisores incompetentes. De qué nos serviría que Moisés abrió el mar, que David mató a Goliat, que Jesús caminó sobre el agua? Si la resurrección no fuese verdadera todo sería inútil.

Nadie puede tener una fe viva con un líder muerto. La resurrección se basa en la vida eterna.

Sin la resurrección no habría esperanza alguna, sería todo una fantasía, pero bendito Dios sabemos que Cristo vive.

Con la resurrección el Señor comprobó que todo lo que había dicho era verdad, respaldó cada palabra que había dicho, las afirmó, las palabras cobraron más vida en la resurrección.

Si Él pudo parar y detener el mar sin ser resucitado imagínate ahora luego de resucitado.

La resurrección garantizó el éxito rotundo de Jesús. Derrotó al pecado, al infierno, a Satanás, a la amargura, con la resurrección todos los enemigos de Dios y la misma muerte quedó apabullada.

Cuando estás en Cristo la muerte no te toca, la resurrección tiene tanto poder que Jesús en un sorbo se tragó la muerte.

1 Corintios 15:20

Para que todos los muertos pudieran tener una vida eterna garantizada debían tener una resurrección garantizada.

Jesús fue el primogénito de los muertos.

El seno de Abraham después de la muerte de Jesús ya no está allí. Cuando murió Jesús se fue a predicar a los que esperaban en Él en la antigüedad, en el seno de Abraham, cuando Jesús ascendió llevó cautiva la cautividad.

Ahora está sentado en lugares celestiales. Todos morimos y resucitamos con Él.

Generalmente vemos la resurrección como un evento pasado que celebrar, nos acordamos que Jesús resucitó pero no se predica en otro momento del año. La resurrección debe ser recordada y predicada no como un hecho pasado sino también presente, es una realidad actual de ser experimentada.

Romanos 1:4

Juan 14:19

La mayoría de los creyentes reconocen la pascua, pero no es para celebrarla sino para vivirla día a día.

Filipenses 3:10

Nosotros tenemos que llegar a conocerle a Él y el poder de su resurrección. Muchos no entienden el tremendo poder de la resurrección.

En la creación Dios usó su mano, en la resurrección usó su diestra.

No hay mayor demostración de poder alguna que la resurrección.

Romanos 8:23

Si la cuota inicial del poder de la resurrección nos hizo libres de pecado para darnos vida eterna, imagínate el poder que tenemos para el presente.

Romanos 6:4

Por la resurrección de Jesús tenemos que aprender a andar en Él para andar en vida nueva.

Si no lo experimentamos en nuestra vida estás haciendo vana la fe. El poder de la resurrección nos hace repeler al diablo, impide que tus enemigos ganen sobre ti.

El poder de la resurrección hace que gente sea libre de demonios como no podrían serlo de ningún otro modo.

La resurrección es un evento también futuro que hay que anticipar.

Jesús nos salvó en el espíritu, te dio la mente de Cristo y nuestro cuerpo va a ser transformado.

Jesús sabía que iba a resucitar al tercer día, pero en el cielo Jesús no puede aplaudir, el único con heridas va a ser Jesús.

Tu cuerpo va a estar completo, pero Jesús va a tener sus manos y pies con cicatrices eternas de nuestra redención.

Daniel 12:2

Cuando conoces a Jesús como Señor y salvador no mueres.

Isaías 26:19

En el rapto los que quedamos seremos transformados con poder.

El rapto es un evento de varias etapas, primero vas a ver a los muertos resucitados, luego tu cuerpo será transformado y por último seremos arrebatados al cielo.

La muerte de Jesús fue abuso físico, emocional y espiritual, Jesús fue violentado, los látigos estaban hechos con vidrio, metal y piedras. La llaga compró para ti la sanidad.

Jesús cargó con todos los pecados del pasado, presente y futuro de toda la humanidad. Quedó un impacto tan tremendo que dijo “Dios mío Dios mío porqué me has abandonado”.

Jesús puede entender tu dolor. Cuando resucitó primero comió pescado y luego traspasó la puerta de donde estaban sus discípulos.

Ninguna reja o portón va a impedir que Jesús entre a tu casa para resucitar tu salud, tu familia, tus finanzas. Hay poder de la resurrección para librarte ahora, es algo presente.

Vas a cenar con Él, invitalo, Él va a entrar y te va a confortar, vas a recibir las mejores notícias, te va a dar ideas nuevas.

Éxodo 3:1-8 (RV60)

Apacentando Moisés las ovejas de Jetro su suegro, sacerdote de Madián, llevó las ovejas a través del desierto, y llegó hasta Horeb, monte de Dios.

2 Y se le apareció el Angel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza; y él miró, y vio que la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía.

3 Entonces Moisés dijo: Iré yo ahora y veré esta grande visión, por qué causa la zarza no se quema.

4 Viendo Jehová que él iba a ver, lo llamó Dios de en medio de la zarza, y dijo: !!Moisés, Moisés! Y él respondió: Heme aquí.

5 Y dijo: No te acerques; quita tu calzado de tus pies, porque el lugar en que tú estás, tierra santa es.

6 Y dijo: Yo soy el Dios de tu padre, Dios de Abraham, Dios de Isaac, y Dios de Jacob. Entonces Moisés cubrió su rostro, porque tuvo miedo de mirar a Dios.

7 Dijo luego Jehová: Bien he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he oído su clamor a causa de sus exactores; pues he conocido sus angustias,

8 y he descendido para librarlos de mano de los egipcios, y sacarlos de aquella tierra a una tierra buena y ancha, a tierra que fluye leche y miel, a los lugares del cananeo, del heteo, del amorreo, del ferezeo, del heveo y del jebuseo.

Dios hará diferencia entre el pueblo egipcio, quienes no tiene un pacto con Dios, e Israel, que representa a la iglesia. En este tiempo de crisis, Dios va a marcar la diferencia. Las plagas significan éxodo, en este tiempo se refieren al éxodo de la iglesia al cielo. Lo que marcó la diferencia fue la sangre, para que cuando pasara el ángel de la muerte a matar a todos los primogénitos, no pasara nada con los israelitas, y así sucede con nosotros, que tenemos la preciosa sangre de Cristo.

Dios se especializa en socorrerte en medio de la aflicción. Todos hemos pasado situaciones injustas, infamias, difamaciones, enfermedades, etc., pero cuando clamamos a Dios, Él nos ayuda. Dios es un Dios que hace justicia, Él entrará en escena al ver tu aflicción.

Joel 2:24-26 (RV60)

24 Las eras se llenarán de trigo, y los lagares rebosarán de vino y aceite.

25 Y os restituiré los años que comió la oruga, el saltón, el revoltón y la langosta, mi gran ejército que envié contra vosotros.

26 Comeréis hasta saciaros, y alabaréis el nombre de Jehová vuestro Dios, el cual hizo maravillas con vosotros; y nunca jamás será mi pueblo avergonzado.

Habrá reboso en tu vida, no serás avergonzado, el Señor va a descender por causa tuya en el área donde sientas que hay una situación injusta, porque Dios es fiel y te ayuda en lo que necesites. El Señor va a restituir todo lo que has perdido, quizás el hogar, un trabajo, tu salud., pero Dios es especialista en restituir todo. Los años que se comió el pecado, la ignorancia y la rebeldía, lo vas a recuperar.

Isaías 61:3 (RV60)

3 a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya.

Dios tiene esplendor para tu vida en lugar de ceniza, viene un manto de alegría y gozo para tu vida.

Salmos 30:5 (RV60)

Porque un momento será su ira,
Pero su favor dura toda la vida.
Por la noche durará el lloro,
Y a la mañana vendrá la alegría.

Nada de lo que te pasa sorprende a Dios, antes de que nacieras tenía preparadas todas las respuestas aun cuando no habían llegado las preguntas, tenía la solución a todo desde el inicio, Él es el principio y el fin, el alfa y el omega. Dios tiene un plan para restaurarte, para reivindicarte.

Dios hará que el enemigo pague con creces, la palabra dice que todo aquello que el diablo te robó lo pagará siete veces, por eso en Cristo Jesús viene siete veces para tu vida. Aunque hayas sembrado lágrimas, dolor, tristeza, pero viene paz, gozo, sanidad; Dios te va a pagar aquello que no tuviste en tu infancia, porque Él restituirá los años.

No andes más con mentalidad de víctima, no eres una víctima, ahora en Cristo eres más que vencedor. Deshazte de la mentalidad de derrota, eso hace que se detenga el favor sobre tu vida. No busques consuelo, busca restitución en tu vida. Es tiempo de paga, de restitución, de favor.

Salmos 27:10 (RV60)

Aunque mi padre y mi madre me dejaran,
Con todo, Jehová me recogerá.

Dios hará que la gente sea buena contigo, que le agrades a los demás, Dios te devolverá los años que perdiste. Dios mismo te va a pagar. Confía en Dios, deja que Él te promocione.

Salmos 23:5 (RV60)

Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores;
Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.

Hebreos 10:30 (DHH)

Sabemos que el Señor ha dicho: «A mí me corresponde hacer justicia; yo pagaré.» Y ha dicho también: «El Señor juzgará a su pueblo.»

A Dios le corresponde hacer justica, ¡no te preocupes!, deja que Dios arregle las cuentas. No es necesario que nos venguemos, Dios mismo se encarga de todo. Nosotros solo debemos alabar a Dios, mantener un corazón limpio y dejar todo en sus manos.

Job no se preguntó por qué Dios había permitido lo que pasó si él era justo y bueno, solo levantó sus manos al cielo y dijo “Sé que mi redentor vive”.

Isaías 61:7 (DHH)

Y como mi pueblo ha tenido que sufrir
doble porción de deshonra e insultos,
por eso recibirá en su país
doble porción de riquezas
y gozará de eterna alegría.

Cada vez que seas insultado o defraudado, te calificaron para recibir el doble. Deja de llorar por lo que se van de tu vida, mejor gózate con los que se quedan. Amor es permanencia.

Dios te va a sacar de cualquier situación en la que te encuentres, ningún escogido que tuvo una prueba murió en ella. Nadie que cae en un pozo, en una sepultura o en un horno de fuego, lo deja Dios ahí, porque Dios siempre nos guardará.

La burla es el medio que usa el ignorante para sentirse sabio, por eso no dejes que nada te robe la paz, entrégale tu causa al Señor y Él te prosperará en todas las cosas.

Quizás has estado en una mala situación, pero todo lo injusto te ha calificado para el doble, por eso sacúdete lo que no funcionó, lo que dicen de ti, la conmiseración, porque viene una sobredosis de favor de Dios, de bendición. Mantengamos siempre la actitud correcta, quien habla mal de ti o quien te dejó, solo te hizo calificar para el doble. No pienses que hay algo mal en ti, tu corazón no está mal, el corazón del traidor es el que está mal.

Deja que Dios arregle tus asuntos, no te amargues en tu corazón, Dios promete defender tu casa, ¡Viene el doble!

Génesis 31:41 (RV60)

Así he estado veinte años en tu casa; catorce años te serví por tus dos hijas, y seis años por tu ganado, y has cambiado mi salario diez veces.

Trabaja para Dios, tienes un Dios en los cielos que te va a recompensar por todo.

Hay oraciones que tienen más poder que otras.

Marcos 11:24 “Crean que ya han recibido todo lo que han pedido en oración…”

La fe agradece aun cuando la consignación no ha llegado, uno confía en quien prometió. Debes creer que ya has recibido. Tienes que caminar como si ya fuera tuyo y agradecer.

Agradecer a Dios antes de recibir algo es fe. Eso hace que se manifieste la promesa, la oración que te saca adelante es la que agradece y alaba. Cuando Dios promete, Él lo va a cumplir, Él no miente.

El deseo de Dios es que le alabemos en multitud. Nadie nos puede quitar nuestra adoración a Dios. Tienes que creer que lo orado es tuyo. Fe llama las cosas que no son como si fuesen, fe entiende las cosas en el espíritu.

Fe toma posesión de la promesa aunque no la sienta o vea.

2 Crónica 20:1 “… Le declararon la guerra a Josafat… Así que proclamó ayuno al Señor… Se puso de frente al atrio…”

¿Qué hizo Josafat?
1. Oro en privado
2. Oro en público

Hay poder en la oración. En lo peor de su crisis Job confío en el Señor. Dios recompensa nuestra búsqueda ¡Viene el doble!

El miedo es normal, lo que no es normal es permanecer en el miedo.

1. Enfócate más en Dios, no en tu problema. Buscar a Dios en oración.

*Recuerda la grandeza de Dios. Entre más grande ves a Dios, más pequeño se vuelve el problema. “Señor tu eres poderoso, mete tu mano” 2 Cronicas 20:6

*Recuerda que el poder de Dios es ilimitado. Si Dios tiene todo el poder, ¿tu para qué quieres poder? Lo único es confiar en Dios. La Biblia en Isaías dice que en una cuarta de su mano cabe el universo. 2 Crónicas 20:7

*Le recuerdo a Dios sus promesas. “Señor tu compraste mi sanidad”
Él dijo y Él hará.

*Le pido a Dios por un progreso. 2 Crónicas 20:11

2. Le dijo a Dios: “Cuento contigo para un progreso”. Señor no puedo hacerlo sin ti. Necesito que hagas algo, que tomes el control. 2 crónicas 20:12-13 “No sabemos qué hacer… Pero en ti confiamos…”

3. Escucha lo que Dios dice en su palabra. 2 Crónicas 20:15 “No tengan miedo… La batalla no es de ustedes sino de Dios…”

No dejes de servir a Dios. No te alejes de la iglesia.

*No temas, ni te desanimes. No intenta luchar batallas que le pertenecen a Dios. Muchos estamos agotados haciendo algo que solo el piloto Dios puede hacer
*Es mi batalla y yo me encargo.
*Sigue sirviendo en tu posición. No pares, que Dios se va a encargar de todo.
*Espera y observa lo que Dios hace. La adoración es importante.

4. Agradécele a Dios por una respuesta anticipada.

1 Crónicas 14: 8 – 11 (NTV)

Cuando tú oras y ayunas el cielo se te abre, vengan a orar los medios días con nosotros, si no estás avanzando estás retrocediendo, si no hay progreso en tu carrera necesitas entender que Dios te quiere avanzar.

La adversidad a veces te llama la atención, a veces el estancado eres tú, no Dios. No estás orando, no estás ayunando, tienes una vida espiritual hecha un desastre.

Cuando no consultamos a Dios Él se va a su trono y cuando clamamos viene y te ayuda pero no es el deseo de Dios.

Proverbios 20:30 (NVI)

No debe ser así pero por la terquedad de nosotros aprendemos a los totazos, las adversidades nos orientan, no enfocan, desgraciadamente cambiamos solamente cuando algo malo nos pasa, pero no es la intención, Dios quiere que lo busques bueno y sano.

Él permite el zarandeo para que le busquemos, el zarandeo es cuando viene algo malo, un problema y te agarras a orar y a buscar la Biblia, porque la sacudida te despertó.

Las mejores ideas Dios te las puede dar en estos 21 días de oración, Dios te va a bendecir donde estás.

Hoy vamos a orar y ayunar.

Salmos 77:2 (NVI)

Si estás angustiado, un hijo te dijo que es homosexual, estás en una deuda, ve al Señor sin cesar. Con cualquier problema que alguno tenía en la Biblia lo primero que hacían era orar y ayunar.

Cuídese, si la Biblia te dice que cuando Dios te promocione viene un ataque no tenga miedo, cúbrase.

1 Crónicas 14:8 – 11 (NTV)

¿Porqué cree que esta iglesia es atacada constantemente?, por la unción que hay, la unción atrae ataques, tus avances atraen ataques, pero esa unción que atrae ataques también los repele.

¿Qué hacemos en estos 21 días?, preguntándole a Dios qué debemos hacer, nunca libres una batalla legal o financiera sin consultarle a Dios.

Viene una inundación del Espíritu de Dios que va a ahogar tu deuda, tu crisis de salud, tu fracaso, tu soledad, pero busca a Dios con el corazón. ¿En qué área quieres que Dios irrumpa?, Dios lo va a hacer.

2 Crónicas 20: 1 – 4 (PTD)

El diablo odia tu éxito, pero disfrútalo, no te preocupes por él. Josafat se llenó de temor, es normal y buscó la ayuda de Dios, proclamó ayuno en toda Judá.

David adoró y los enemigos se mataron entre sí.

Vamos a hacer 4 cosas:

1. No se preocupen por nada

El peor pecado de la iglesia no es el adulterio, ni el homosexualismo, el peor pecado es la preocupación.

Filipenses 4:6 (NTV) (DHH)

Éste es el mandamiento en que los Cristianos más pecan.

Mateo 6:34 (NTV)

La preocupación te roba el presente, no disfrutas de tus hijos, te levantas y no sabes para dónde vas, se te pierden las cosas y las tienes en las narices porque te afanas.

La preocupación no te arregla el pasado ni el futuro, sólo te destroza el presente. Te bañas y piensas qué pasa en el trabajo, tienes gastritis y glaucoma por la preocupación.

La preocupación es hacer sin hacer. Usted es ateo cada vez que se preocupa porque cuando lo hace no está creyendo en Dios, no cree que Dios lo va a sacar adelante.

La preocupación es enfocarme en mis miedos en lugar de Dios, te quita los ojos de Dios, te ensimisma, viene la depresión, la desesperanza, la nostalgia, los ataques de pánico.

Romanos 8:6 (NTV)

El enfoque de esto se cambia ayunando y orando. No te puedes estar preocupando cuando estás enfocado en Dios.

Daniel 9:3 (NTV)

Daniel oró por 21 días y Ciro lo dejó ir.

Esdras 8:23 (NTV)

El hombre es quien debe dirigir la oración en casa. El ayuno y el enfoque en Dios hace que Él oiga la oración.

2. Oren por todo

Ora por las cosas pequeñas, medianas y grandes

Filipenses 4:6 (NTV)

1 Pedro 5:7 (NTV)

Esta iglesia en estos 21 días va a ser libre de la preocupación

3. Dele gracias a Dios por todo

Filipenses 4:6 (NTV)

Tú tienes que ser agradecido, los virus no son tan malos como las quejas. Usted se vive quejando de todo, si hay lluvia o sol, si es alto o bajo, si es blanco o negro, ya no se queje, dé gracias a Dios en medio de la prueba, no por la prueba.

3.1 Dale gracias a Dios porque en medio de cualquier situación, Él se va a glorificar en tu vida. La voluntad de Dios es que seas agradecido.

Agradezcan a Dios en todo, es la voluntad de Dios, dice la Palabra. Agradece por tu casa de vida, por tu empleo, por tu vida, por tu hijo, por la lluvia, por la alabanza en la iglesia, por la ciudad. Escribe una lista de agradecimientos.

Salmos 118:1 (NTV)

3.2 Dale una ofrenda de acción de gracias

Todo para nosotros es una sospecha, pero no seamos así, dé gracias a Dios por todo. En la Biblia hay una fiesta de las cosechas.

Deuteronomio 16:10 (NTV)

Dios tenía esa fecha preparada para Él y daban ofrendas en proporción a su bendición, así expresas tu gratitud al Señor.

4. Manténgase enfocados en las cosas verdaderas

Filipenses 4:7- 8 (NTV)

Deje la malicia, la intriga, la sospecha y piense en algo lindo, bello, puro, admirable, quítese la malicia, la envidia, la cucaracha y la suciedad. Cree en lo mejor de la gente, usa la cabeza no como basurero sino como algo sagrado.

Cuando piensas cosas buenas va a venir una paz.

Job 11:13 – 19 (NTV)

Concéntrese en lo puro, en lo justo, trate de pensar cosas sagradas y dignas, piense en lo mejor y Dios lo va a bendecir como nunca antes.

1 Crónicas 14:8-11 (NTV)

“David conquista a los filisteos

8 Cuando los filisteos se enteraron de que David había sido ungido rey de todo Israel, movilizaron todas sus fuerzas para capturarlo; pero le avisaron a David que venían, así que salió a su encuentro. 9 Los filisteos llegaron y realizaron una incursión en el valle de Refaim. 10 Entonces David le preguntó a Dios:

—¿Debo salir a pelear contra los filisteos? ¿Los entregarás en mis manos?

El Señor le contestó:

—Sí, adelante. Te los entregaré.

11 Entonces David y sus tropas subieron a Baal-perazim y allí derrotó a los filisteos. «¡Dios lo hizo! —exclamó David—. ¡Me utilizó para irrumpir en medio de mis enemigos como una violenta inundación!». Así que llamó a ese lugar Baal-perazim (que significa «el Señor que irrumpe»)”

La adversidad a veces es una excusa para buscar a Dios, el dolor nos hace buscar más a Dios.

Proverbios 20:30 (NVI)

“Los golpes y las heridas curan la maldad; los azotes purgan lo más íntimo del ser”.

Lo que quiere decir, es que los golpes nos re-enfocan, no cambiamos por sabiduría sino por el dolor y el fuego. A veces sientes que no puedes con todo lo que te trae la vida, estás abrumado. Algunos ven que no mejoran, el matrimonio no va bien, no progresan, pero si quieres un cambio tienes que procurarlo. Tiene que haber una decisión de cambio, por eso estamos en estos 21 días de oración, para que las cosas cambien, pero si tu no tomas la decisión las cosas no van a cambiar.

Salmo 77:2 (NVI)

“Cuando estoy angustiado, recurro al Señor; sin cesar elevo mis manos por las noches, pero me niego a recibir consuelo”.

En estos 21 días estamos orando y ayunando, con esto le decimos a Dios “hemos tomado la decisión en serio de cambiar”. El ayuno es un compromiso que adquirimos, también estamos cambiando nuestra manera de actuar, porque si controlas el alimento que no te prohíbe Dios, es más fácil aguantarte con lo que Dios te prohíbe.

HABLEMOS DE 2 REYES:

1. El primer rey es David, unió todas las tribus, aunque le sucedían grandes cosas, también habían grandes inconvenientes. Cuando fue elegido como rey, se desató el infierno.

1 Crónicas 14: 8-11 (NTV)

“Cuando los filisteos se enteraron de que David había sido ungido rey de todo Israel, movilizaron todas sus fuerzas para capturarlo; pero le avisaron a David que venían, así que salió a su encuentro. 9 Los filisteos llegaron y realizaron una incursión en el valle de Refaim. 10 Entonces David le preguntó a Dios:

—¿Debo salir a pelear contra los filisteos? ¿Los entregarás en mis manos?

El Señor le contestó:

—Sí, adelante. Te los entregaré.

11 Entonces David y sus tropas subieron a Baal-perazim y allí derrotó a los filisteos. «¡Dios lo hizo! —exclamó David—. ¡Me utilizó para irrumpir en medio de mis enemigos como una violenta inundación!». Así que llamó a ese lugar Baal-perazim (que significa «el Señor que irrumpe»)”.

Cada vez que viene una bendición hay un contra ataque, pero David tenía un fortín, así que cuando vinieron a atacarlo no estaba solo.

No puedes estar solo, así como David tenía su fortín, el tuyo es la Iglesia.

David buscó a Dios en oración: Entonces pidió la dirección de Dios, así que tu no actúes en medio de tus batallas sin pedir PRIMERO la dirección de Él. Hay cosas que no debes pelear, que debes dejar que Dios pelee por ti.

2. El segundo Rey es Josafat.

2 Crónicas 20: 1-4 (PTD)

“Después, los moabitas, los amonitas y los meunitas le declararon la guerra a Josafat. 2 Esto se le informó a Josafat: «Viene un gran ejército contra ti desde Edom, desde el otro lado del mar Muerto y ya está en Jazezón Tamar, es decir en Engadi». 3 Josafat se llenó de temor y buscó la ayuda del SEÑOR, así que proclamó ayuno en todo Judá. 4 Los de Judá se reunieron para pedir ayuda al SEÑOR. También de todas las ciudades de Judá llegaron para pedir ayuda al SEÑOR”.

Josafat sintió temor, pero buscó la ayuda de Dios. Busca la ayuda de Dios, ven a orar, no te quedes asustado, busca más la presencia de Dios, enfócate en Él. Rompe ése hábito de la preocupación, no estés hablando con todos ni publicando tu estado en las redes.

Josafat hizo 4 cosas, que debes hacer tú:

Busca la ayuda de Dios
No te preocupes por NADA.
Resuelve, toma una decisión.
Ayuna.

¿Cómo hacer lo que estos 2 reyes hicieron?

Filipenses 4:6-7 (NTV)

“No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. 7 Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús”.

La vacuna contra la preocupación es la oración, si te preocupas es porque no estás vacunado.

La paz que sobrepasa todo entendimiento, significa que no tiene lógica, que estás en un gran problema pero tienes paz. Ora y duerme tranquilo, que Dios te va a ayudar. Si te echaron, te demandaron, no tienes dinero… ¡ora a Dios y la preocupación se irá!

1. NO TE PREOCUPES POR NADA: es el mandamiento más violado por los cristianos, si ves a alguien preocupado, recuérdale éste verso, dile “Filipenses 4:6”.

Preocuparse es un desgaste emocional, te dañas y no vives en el presente. La preocupación es inútil y es hacer sin hacer nada, mientras te preocupas por el futuro y piensas en el pasado, te estás olvidando del presente.

La preocupación es enfocarme en mis miedos, en vez de en Dios, es el ateísmo práctico manifiesto en un cristiano, por eso los libros de auto-ayuda no sirven, el mejor libro de auto-ayuda es la Biblia.

Romanos 8:6 (NTV)

“Por lo tanto, permitir que la naturaleza pecaminosa les controle la mente lleva a la muerte. Pero permitir que el Espíritu les controle la mente lleva a la vida y a la paz”.

¿Cómo puedo cambiar mi enfoque?: ayunando y orando.

Daniel 9:3 (NTV)

“Así que dirigí mis ruegos al Señor Dios, en oración y ayuno. También me puse ropa de tela áspera y arrojé cenizas sobre mi cabeza”.

Cuando Daniel oraba, el rey Siro dejó a varios judíos irse a casa. Esdras guió al pueblo Judío

Esdras 8:23 (NTV)

“Así que ayunamos y oramos intensamente para que nuestro Dios nos cuidara, y él oyó nuestra oración”.

Joel 1:14 (NTV)

“Proclamen un tiempo de ayuno; convoquen al pueblo a una reunión solemne. Reúnan a los líderes y a toda la gente del país en el templo del Señor su Dios y allí clamen a él”.

2. OREN POR TODO

1 Pedro 5:7 (NTV)

“Pongan todas sus preocupaciones y ansiedades en las manos de Dios, porque él cuida de ustedes”.

Salmos 88:9 (NTV)

“Los ojos se me cegaron de tantas lágrimas. Cada día suplico tu ayuda, oh Señor; levanto a ti mis manos para pedir misericordia”.

3. DENLE GRACIAS A DIOS POR TODO.

1 Tesalonicenses 5:18 (NTV)

“Sean agradecidos en toda circunstancia, pues esta es la voluntad de Dios para ustedes, los que pertenecen a Cristo Jesús”.

La gratitud es muestra de doblegar nuestro orgullo, debemos serlo en toda circunstancia.

3.1 Haz una carta de agradecimiento, una lista con 100 cosas por las que estás agradecido.

3.2 Dale una ofrenda especial a Dios: acción de gracia. En agradecimiento por todo lo que te da.

Deuteronomio 16:10 (NTV)

“Luego celebra el Festival de la Cosecha en honor al Señor tu Dios. Llévale una ofrenda voluntaria en proporción a las bendiciones que hayas recibido de él”.

4. MANTENTE ENFOCADO EN LAS COSAS VERDADERAS

Filipenses 4:8 (NTV)

“Y ahora, amados hermanos, una cosa más para terminar. Concéntrense en todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo bello y todo lo admirable. Piensen en cosas excelentes y dignas de alabanza”.

Deje la malicia y piense en todo lo bueno, muchos sospechan de todo, viven en una intriga total. Mejor deja de preocuparte y pon las expectativas en las cosas. Recuerda que la persona que más te miente eres tú mismo y te lo crees, te dices a ti mismo que las cosas son buenas, cuando no lo son. De igual manera, algunas personas se creen menos importantes porque son “menos bonitas” y es mentira, también es una mentira que tienes que ser el más inteligente, es mejor ser obediente.

No importa lo que los demás digan de ti, el que te dio tu valor fue Dios, así que vive para agradarlo a Él. Contrarresta las mentiras, Jesús dijo que al conocer la verdad serías libre ¡Sé libre!

Filipenses 4:7 (NTV)

“Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús”.

Job 11:13-19 (NTV)

“¡Si tan solo prepararas tu corazón y levantaras tus manos a él en oración! 14 Abandona tus pecados y deja atrás toda iniquidad.15 Entonces tu rostro se iluminará con inocencia; serás fuerte y estarás libre de temor. 16 Olvidarás tu sufrimiento; será como agua que corre.17 Tu vida será más radiante que el mediodía; y aun la oscuridad brillará como la mañana.18 Tener esperanza te dará valentía. Estarás protegido y descansarás seguro.19 Te acostarás sin temor; muchos buscarán tu ayuda”.

Nuestra verticalidad con Dios, va a permitir que nos relacionemos de manera horizontal con los demás.

Efesios 4:17 (NTV)

“Con la autoridad del Señor digo lo siguiente: ya no vivan como los que no conocen a Dios,porque ellos están irremediablemente confundidos. 18 Tienen la mente llena de oscuridad; vagan lejos de la vida que Dios ofrece, porque cerraron la mente y endurecieron el corazón hacia él. 19 Han perdido la vergüenza. Viven para los placeres sensuales y practican con gusto toda clase de impureza”.

Desháganse de su hombre viejo, de su naturaleza pecaminosa.

Efesios 4:23-25 (NTV)
“ En cambio, dejen que el Espíritu les renueve los pensamientos y las actitudes. 24 Pónganse la nueva naturaleza, creada para ser a la semejanza de Dios, quien es verdaderamente justo y santo.
25 Así que dejen de decir mentiras. Digamos siempre la verdad a todos porque nosotros somos miembros de un mismo cuerpo”.

Digamos la verdad, dejemos las peleas, dejemos la contienda. Lo que separa a la gente es la amargura, el perdón, el engaño y la falta de Dios. El enojo da lugar al diablo, donde hay celos y contienda está el diablo.

Efesios 4:28-30 (NTV)

“Si eres ladrón, deja de robar. En cambio, usa tus manos en un buen trabajo digno y luego comparte generosamente con los que tienen necesidad. 29 No empleen un lenguaje grosero ni ofensivo. Que todo lo que digan sea bueno y útil, a fin de que sus palabras resulten de estímulo para quienes las oigan.

30 No entristezcan al Espíritu Santo de Dios con la forma en que viven. Recuerden que él los identificó como suyos,y así les ha garantizado que serán salvos el día de la redención.

31 Líbrense de toda amargura, furia, enojo, palabras ásperas, calumnias y toda clase de mala conducta”.

Alabemos y pidamos perdón a Dios, Pidámosle a Jesús que rompa la inmundicia, la carnalidad, recordemos que somos uno con Dios, que nos unimos a él. Pidámosle a Dios que nos transforme, que cambie nuestro carácter, rindamos nuestra corona en honor a la persona más importante que es Él.

Pidámosle a Dios que nos ayude a ser amables, afables, que reflejemos el carácter de Cristo, que ponga un carbón encendido en nuestros labios, que hablemos bien y lo busquemos con acción de gracia y súplica a toda hora y momento. Que con nuestras acciones le mostremos que es la persona más importante para nosotros.

Daniel 9:1-2 (NTV)

“Era el primer año del reinado de Darío, el medo, hijo de Asuero, quien llegó a ser rey de los babilonios. 2 Durante el primer año de su reinado, yo, Daniel, al estudiar la palabra del Señor, según fue revelada al profeta Jeremías, aprendí que Jerusalén debía quedar en desolación durante setenta años”.

En la Biblia hay 6 pasos en los que oró Daniel para que Dios le contestara en medio de una crisis:

  1. Primero su Palabra y después la mía

Yo dejo primero que Dios me guíe en su Palabra, antes de que yo hable con Él. Para poder orar tengo que saber qué es lo que está escrito. El manual de la oración es la Palabra de Dios. Dios siempre se mueve primero a nosotros; Jesús dio el primer paso. Él nunca te pide algo que Él no haya hecho primero.

No te dice “¡Ámame!” sin haberte amado, no te dice “¡Sírveme!” sin haberte servido.

Por eso oramos diciendo “Señor, tú dijiste”. Sin embargo, la oración se comienza no hablando sino escuchando la Palabra de Dios. Necesitas dejar que Dios hable contigo para saber cómo, dónde, cuándo y por qué orar.

Daniel cuando escribió este verso tenía 85 años, estaba como prisionero de guerra desde los 15 años. A Daniel le hacía falta su casa, seguía siendo promovido por la autoridad y con mayor poder, pero él quería irse a casa antes de morir. Daniel antes de orar abrió la Biblia y se encontró con Jeremías.

Daniel sabía que se le estaba acabando el tiempo, pero seguían cautivos en Babilonia. 70 años después seguían estando mal como antes y durante esos 70 años estando en pleno cautiverio el pueblo de Israel nunca buscó a Dios. El temor de Daniel era pensar que iba a morir de viejo en Babilonia. 

Daniel 9:1-2 (NTV)

“Era el primer año del reinado de Darío, el medo, hijo de Asuero, quien llegó a ser rey de los babilonios. 2 Durante el primer año de su reinado, yo, Daniel, al estudiar la palabra del Señor, según fue revelada al profeta Jeremías, aprendí que Jerusalén debía quedar en desolación durante setenta años”.

¿De dónde aprendió Daniel? De la Palabra, de la Biblia, de las Escrituras. Si ignoras la Biblia no vas a tener idea de lo que es la oración contestada, vas a meterte más en crisis. Si tú no conoces la Palabra, no sabrás orar.

Juan 15:7 (NTV)

“Si ustedes permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pueden pedir lo que quieran, ¡y les será concedido!”

¿Quién no quiere esta promesa de Dios para su vida? ¡Es un cheque a tu favor! El condicionante es la Palabra, ¿qué tanta Palabra de Dios hay en ti? Uno tiene que ser como el tubo de crema dental, que cuando la vida te presione, salga la Palabra de Dios de ti: Mi Dios no me dejará, Jehová es mi Pastor y nada me faltará.

Algunos vienen sin Biblia a la Iglesia. Un día un Pastor fue invitado por una familia de su Iglesia a cenar. En un momento la esposa descubrió que el Pastor tomó una de las cucharas del postre y la metió en el bolsillo.

La esposa no dijo nada por respeto al Pastor, pero cuando este se fue ella le contó a su esposo. Pasó un año y volvieron a invitar al Pastor, y la señora le comentó lo que vio. El Pastor le dijo que él nunca se robó la cuchara, sino que la dejó metida en Su Biblia.

Esta señora duró un año juzgando y no leyendo la Biblia. Es de mala educación llenarse la boca de versículos bíblicos y estar vaciado de la Presencia de Dios. Si la Palabra de Dios permanece en ti, en tu corazón, entonces la practicas, la hablas, la oras y puedes pedir todo lo que quieras.

Jeremías 29:10-12 (NTV)

»Esto dice el Señor: “Ustedes permanecerán en Babilonia durante setenta años; pero luego vendré y cumpliré todas las cosas buenas que les prometí, y los llevaré de regreso a casa. 11 Pues yo sé los planes que tengo para ustedes —dice el Señor—. Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza. 12 En esos días, cuando oren, los escucharé”.

La gente nunca lee el verso 12 de esta parte de la Palabra, pero reparte el 11. El día que ores, Dios te escuchará. Hay ciertas cosas que Dios te ha profetizado que nunca van a pasar a menos que las ores. Toda promesa tiene que ser orada y declarada. El tiempo  de Dios es perfecto, tú tienes que orar de acuerdo a Su voluntad.

Cuando hay una palabra para ti que tiene un tiempo, tú tienes que prepararte. Por ejemplo, si recibes la promesa de que en un año tendrás un hijo debes comprar la cuna, si vas a tener un novio y te vas a casar, te debes preparar.

  1. Busca a Dios de corazón

Daniel 9:3 (RVR)

“Y volví mi rostro a Dios el Señor, buscándole en oración y ruego, en ayuno, cilicio y ceniza”.

Vuélvete a Dios, búscale en oración y ruego. Muchas veces tenemos distracciones, volver a Dios tu rostro es poner toda tu atención en Él.

Cuando le das atención a alguien es amor, respeto y honra. ¿Por qué cerramos los ojos cuando oramos y besamos? Porque las cosas más hermosas de la vida no son vistas sino sentidas. Cuando cierras los ojos y oras a Dios, pones tu mirada hacia arriba, tú lo buscas hasta que lo encuentras.

Jeremías 29:13 (RVR)

“y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón”.

Hebreos 11:6 (NTV)

“De hecho, sin fe es imposible agradar a Dios. Todo el que desee acercarse a Dios debe creer que él existe y que él recompensa a los que lo buscan con sinceridad”.

Lucas 12:31 (NTV)

Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás, y él les dará todo lo que necesiten”.

El domingo no es un día para trabajar, no es el día para lavar los platos ni arreglar la casa. El domingo no es día para ir a playa, es el día del Señor. Si usted le trabajó seis días al faraón, el domingo es el día para el Señor.

Dios deja que te vaya mal porque estás buscando todo menos a Él, pero si le buscas a Él, te dará lo que necesitas. Los problemas son el resultado de que no buscaste a Dios, que tomaste una decisión sin consultarle porque Él nunca va donde no es invitado.

La mayoría de los líos emocionales, espirituales, psiquiátricos y financieros suceden porque no se busca a Dios. Él regresa al cielo y te espera allí, y mira cómo tus decisiones tontas te dan unas cosechas bien malas.

Oseas 5:15 (NTV)

“Entonces regresaré a mi lugar, hasta que reconozcan su culpa y se vuelvan a mí. Pues tan pronto lleguen las dificultades, me buscarán de todo corazón»”.

Regresemos al Señor para que Él pueda sanarnos. Deja de no pedirle consejo y su guianza a Dios. Cuando te vuelves a Dios de todo corazón, Él arregla el meollo en el cual tú mismo te metiste. ¿Cómo te imaginas tus bendiciones en éste año? Debes orar por eso permanentemente.

  1. Orar con pasión y fuego

No hay nada peor que una oración con emociones cortas y secas donde todo el mundo se duerma. Cuando ores debes estar activo, encenderte; si eres introvertido, ¿por qué te emocionas entonces con un partido de fútbol?

La oración eficaz del justo, la oración encendida es la que escucha Dios. Si no hay corazón, no hay oración. Tú puedes decir las Palabras correctas con la emoción equivocada.

Dios te dio las emociones; Jesús lloró, clamó, expresó sus emociones. Los salmos más que cantos son emociones de David. Dios te dio las emociones, así que dáselas a Él. Él también las tiene, Él se pone alegre y triste. Morir en la cruz fue algo emocional para Jesús, esa horrenda muerte fue angustiosa.

Cuando le dices a tu cónyuge “amor, te amo” le tienes que demostrar por qué lo amas. El amor es un verbo que tiene que estar compuesto: “De tal manera amó Dios al mundo que dio a su hijo”. Si vas a amar, ama con pasión; si vas a dar, hazlo con emoción.

Daniel 9:3 (NTV)

Así que dirigí mis ruegos al Señor Dios, en oración y ayuno. También me puse ropa de tela áspera y arrojé cenizas sobre mi cabeza”. 

Dios no escucha quejas, escucha clamor. Mejor haz bacash, ¡clama a Dios sin descanso! Se vale llorar en medio de la alabanza, se vale llorar a Dios. Hemos estado muy distraídos y ocupados haciendo muchas cosas, pero necesitamos volver al Señor, al ver las noticias horribles que recibimos día a día. Deberías mejor postrarte y orar al Señor.

  1. Demuestra en tu vida de oración tu seriedad a Dios

Hay 3 maneras en las cuales Daniel demuestra su seriedad, una de ellas es la disciplina espiritual del ayuno. Cuando tú dejas de comer le dices a Dios que estás tan en serio hasta tal punto que dejas de comer para que se haga Su voluntad; volver a la oración y al ayuno hasta que Dios haga temblar ésta tierra. No olvides que Jesús dijo que hay algunos milagros que no ocurren a menos que se ore y se ayune.

  1. Agradece a Dios por sus promesas y su amor

Se agradecido, aquí en la Iglesia Dios te lava, te libera, te unge, te damos Palabra. Se agradecido con lo que el Señor hace en tu vida a través de Su Iglesia. 

Daniel 9:4,9 (NVI)

“Esta fue la oración y confesión que le hice: »“Señor, Dios grande y terrible, que cumples tu pacto de fidelidad con los que te aman y obedecen tus mandamientos: (…). 9Pero, aun cuando nos hemos rebelado contra ti, tú, Señor nuestro, eres un Dios compasivo y perdonador”.

  1. Humildemente confieso mis pecados a Dios

Cuando tú reconoces tus pecados, cuando le decimos a Dios que saque el pecado de nuestras vida y nuestro corazón, que mate la indiferencia, los vicios cíclicos, ¿tú crees que Él va a responder con juicio? ¡No! Él responde con amor cuando ve humildad en nosotros y nos ayuda. Cuando tú admites tus pecados y culpas, y reconoces tu pecado, Dios te ayuda.

Daniel 9:5-8,10 (NVI)

“Hemos pecado y hecho lo malo; hemos sido malvados y rebeldes; nos hemos apartado de tus mandamientos y de tus leyes. No hemos prestado atención a tus siervos los profetas, que en tu nombre hablaron a nuestros reyes y príncipes, a nuestros antepasados y a todos los habitantes de la tierra. 7»”Tú, Señor, eres justo. Nosotros, en cambio, somos motivo de vergüenza en este día; nosotros, pueblo de Judá, habitantes de Jerusalén y de todo Israel, tanto los que vivimos cerca como los que se hallan lejos, en todos los países por los que nos has dispersado por haberte sido infieles. 8»”Señor, tanto nosotros como nuestros reyes y príncipes, y nuestros antepasados, somos motivo de vergüenza por haber pecado contra ti. 10 »”Señor y Dios nuestro, no hemos obedecido ni seguido tus leyes, las cuales nos diste por medio de tus siervos los profetas”.

Cuando tú oras y confiesas la Palabra, vas a tener visitación de ángeles guerreros.

Daniel 9: 20 – 23 (PDT)

“Yo estaba orando y confesando mis pecados y los del pueblo de Israel. Estaba pidiendo al SEÑOR mi Dios que ayudara a su monte santo. 21Mientras yo oraba, se acercó a mí el mismo Gabriel que se me apareció una vez en sueños. Vino volando en el momento de la ofrenda de la tarde. 22Gabriel me ayudó a entender lo que no comprendía y me dijo: «Daniel, he venido acá para enseñarte y ayudarte a entender. 23Cuando comenzaste tu oración, Dios te contestó. He venido a decirte que Dios te ama y que vas a entender tu visión porque eres un hombre inteligente”.

La finalidad de ésta enseñanza es que se cumpla éste verso, donde no se habla del mundo sino de los cristianos, que dejemos nuestra mala conducta, que oremos y Dios sanará nuestra tierra.

Nos toca desnudar nuestro corazón delante de Dios o volver a Dios como éramos antes, sino la sal perderá su sabor.

Dios va a respondernos con tremendas cosas. Tu matrimonio necesita sanidad, tus miedos, tu familia, tus finanzas, tu cuerpo, tu negocio, tu mente y corazón necesitan sanidad. No esperes más para volver tu rostro en oración a Dios.

Daniel 9:1 – 23 (NTV)

 1. Primero su Palabra y después la mía.

Yo dejo primero que Dios me guíe en su Palabra, antes de que yo hable con Él. Para poder orar tengo que saber qué es lo que está escrito. El manual de la oración es la Palabra de Dios.

Dios siempre se mueve primero a nosotros. Jesús dio el primer paso, Él nunca te pide algo que Él no haya hecho primero.

 No te dice ámame sin haberte amado, no te dice sírveme sin haberte servido. En la Biblia hay miles y miles de promesas para ti y lo que hacemos en oración es reclamar primeramente lo que Dios dice en su Palabra.

 Por eso oramos Señor tu dijiste. Sin embargo comienza no uno hablando sino escuchando la Palabra de Dios.

 Necesitas dejar que Dios hable contigo para saber cómo orar, dónde orar, cuándo orar y porqué orar.

 Daniel cuando escribió ese verso tenía 85 años, seguía de prisionero de guerra, desde los 15 años. A Daniel le hacía falta la casa, sigue siendo promovido por la autoridad, sigue con mayor poder.

 Él quería irse a casa antes de morir, Daniel antes de orar abrió la Biblia y se encontró con Jeremías.

 Daniel sabe que se le acabó el tiempo, pero seguían cautivos en Babilonia. 70 años después siguen estando mal como antes, durante 70 años en pleno cautiverio el pueblo de Israel nunca buscó a Dios.

 El temor de Daniel era pensar que iba a morir de viejo en Babilonia.

Daniel 9:2 (NTV)

¿De dónde aprendió Daniel?, de la Palabra, de la Biblia, de las Escrituras. Si ignoras la Biblia no vas a tener idea de oración contestada, vas a meterte más en crisis

 Juan 15:7 (NTV)

¿Quién no quiere esa promesa de Dios para su vida?, es un cheque a tu favor. El condicionante es la Palabra, ¿qué tanta Palabra de Dios hay en ti?, uno tiene que ser como el tubo de crema dental, que cuando la vida te presione salga la Palabra de Dios: mi Dios no me dejará, Jehová es mi Pastor y nada me faltará.

Algunos vienen sin Biblia a la iglesia, un día un Pastor fue invitado por una familia de su iglesia a cenar, en un momento la esposa descubrió que el Pastor tomó una de las cucharas del postre y la metió en el bolsillo. 

La esposa no dijo nada por respeto al Pastor, cuando se fue ella le contó a su esposo. Pasó un año y volvieron a invitar al Pastor, la señora le comentó lo que pasó y el Pastor le dijo que él nunca se robó la cuchara, que la dejó metida en la Biblia de ella. 

La señora duró un año juzgando, pero no leyendo la Biblia. Es de mala educación llenarse la boca de versículos bíblicos y estar vaciado de la Presencia de Dios.

Si la Palabra de Dios permanece en ti, en tu corazón, la practicas, la hablas, la oras, puedes pedir todo lo que quieras.

Vive el día buscando qué orar. Usted está tan cerca al trono de Dios cómo su Pastor, lo que tiene que aprender es a orar antes de acostarse, en vez de ver noticiero que te pone a tener pesadilla.

Cuando tú haces cosas que no están de acuerdo a la Palabra hay una ruptura entre la conexión de Dios y lo que Él dice.

Tienes que desarrollar el hábito de irte a la cámara pensando en la Palabra, meditando en la Palabra. Las familias estarían más fortalecidas si estuviesen en la Palabra.

Jeremías 29:12 (NTV)

La gente nunca lee el verso 12 pero reparte el 11, el día que ores Dios te escuchará. Hay ciertas cosas que Dios te ha profetizado que nunca van a pasar a menos que las ores.

Después categorizan a todo el mundo de falso profeta. Un predicador le había dicho a una mujer que iba a vivir y no a morir, el profeta le había dicho en realidad que dejara de hablar muerte porque no iba a morir sino a vivir, la señora nunca cambió su confesión, decía que se moriría en enero y así fue, el poder de la vida y de la muerte están en tu boca.

 Toda promesa tiene que ser orada y declarada, el tiempo  de Dios es perfecto, tú tienes que orar de acuerdo a la voluntad de Dios.

 Cuando hay una palabra que tiene un tiempo tú tienes que prepararte, si recibes la promesa de que en un año tendrás un hijo debes comprar la cuna, si vas a tener un novio y te vas a casar, te debes maquillar. Si vas a tener un carro debes comprar la panola. 

Santiago 4:2 (NTV)

En vez de estar criticando a otros debes estar es orando, clamando y declarando de acuerdo a la Palabra de Dios. Si no tienes lo que deseas es porque no se lo pides a Dios. 

Tú puedes tener lo que quieras, en vez de envidiarlo pídelo a Dios, cuando Dios bendiga a alguien más celébralo, alégrate y ten la fe que Dios puede hacerlo también contigo.

Si Dios no te ha dado algo ora más para que algo mejor venga. Hay dos cosas que suceden, a veces Dios se demora pero hay veces en que tú estás orando muy poquito y tu oración limita la respuesta de Dios, si Dios no responde es porque algo mejor de lo que has orado tiene preparado. 

2. Busca a Dios de corazón.

Daniel 9:3 (RVR)

Vuélvete a Dios, búscale con oración y ruego, muchas veces tenemos muchas distracciones, volver a Dios tu rostro es poner toda tu atención en Él. 

Cuando le das atención a alguien es amor, es respeto, es honra. ¿Porqué cerramos los ojos cuando oramos y besamos?, porque las cosas más hermosas de la vida no son vistas, son sentidas.

Cuando cierras los ojos y oras a Dios, pones tu mirada hacia arriba, tú lo buscas hasta que lo encuentras.

Amos 5:4 (RVR)

Proverbios 8:17 (RVR)

Jeremías 29:13 (RVR)

Hebreos 11:6 (NTV)

Lucas 12:31 (NTV)

El domingo no es día para trabajar, no es el día para lavar los platos ni arreglar la casa, el domingo no es día para ir a playa, el domingo es el día del Señor, si usted le trabajó seis días al faraón el domingo es el día del Señor. 

Dios deja que te vaya mal porque estás buscando todo menos a Él, pero si le buscas a Él, te dará lo que necesitas.

Los problemas son el resultado de que no buscaste a Dios, que tomaste una decisión sin consultarle, Dios nunca va donde no es invitado. 

La mayoría de los líos emocionales, espirituales, psiquiátricos y financieros es porque no buscaste a Dios.

Dios regresa al cielo y te espera allí y mira cómo tus decisiones tontas te dan unas cosechas bien malas.

Oseas 5:15 (NTV)

Oseas 6:1 (NTV)

Cuando te vuelves a Dios de todo corazón Él arregla el meollo en el cual tú mismo te metiste.

¿Cómo te imaginas tus bendiciones en éste año?, debes orar por eso permanentemente.

 3. Orar con pasión y fuego

No hay nada peor que una oración con emociones cortas y secas donde todo el mundo se duerma, cuando ores debes estar activo, encenderte, si eres introvertido ¿porqué te emocionas con un partido de fútbol? 

La oración eficaz del justo, la oración encendida es la que escucha Dios, si no hay corazón no hay oración. Tú puedes decir las Palabras correctas con la emoción equivocada. 

Dios te dio las emociones, Jesús lloró, clamó, puso sus emociones, los salmos más que cantos son emociones de David.

Dios te dio las emociones, pues dáselas a Él. Dios tiene emociones, Él se pone alegre y triste. Morir en la cruz fue algo emocional para Jesús, esa horrenda muerte fue angustiosa. 

Cuando le dices amor te amo le tienes que demostrar porqué lo amas. El amor es un verbo que tiene que estar compuesto, de tal manera amó Dios al mundo y dio a su hijo.

Si vas a amar ama con pasión, si vas a dar hazlo con emoción.

Daniel 9:3 (NTV)

Dios no escucha quejas, escucha clamor.

 Jeremías 50:4 – 5 (NTV)

 Se vale llorar en medio de la alabanza, se vale llorar a Dios.

 Hemos estado muy distraídos y ocupados haciendo cosas, pero necesitamos volver al Señor, al ver las noticias horribles deberías postrarte a orar al Señor.

 ¿Dónde está la moral?, ¿dónde está Dios en ellos?. Hay una ley en Colombia donde quieren que a los condenados por delitos sexuales se les permita trabajar con niños, no nos podemos callar.

 4. Demuestra en tu vida de oración tu seriedad a Dios

Hay 3 maneras en las cuales Daniel demuestra su seriedad, una de ellas es la disciplina espiritual del ayuno.

Daniel 9:3 (NTV)

Cuando tú dejas de comer le dices a Dios que estás en serio hasta tal punto que dejas de comer para que se haga su voluntad. 

Volver a la oración y al ayuno hasta que Dios haga temblar ésta tierra. 

Jesús dijo que hay algunos milagros que no ocurren a menos que se ore y se ayune.

5. Agradece a Dios por sus promesas y su amor

Sea agradecido, aquí en la iglesia te lavamos, te sacamos el demonio, aquí te ungimos, te damos palabra y se van y ni dan la cara al irse, sino la espalda.

Daniel 9:4 (NVI) 

Daniel 9:9 (NVI)

6. Humildemente confieso mis pecados a Dios

Cuando tú reconoces tus pecados, cuando le decimos saca la porquería de mi vida y de mi corazón, que mate la indiferencia, los vicios cíclicos, ¿tú crees que va a responder con juicio?, el responde con amor cuando ve humildad en nosotros y nos ayuda. 

Cuando tú admites tus pecados y culpas y reconoces tu pecado, cada uno tiene su inclinación, Dios te ayuda. 

Daniel 9:5 (NVI)

Daniel 9:7-19 (NVI)

Daniel 9: 20 – 23 (PDT)

Cuando tú confiesas y oras y confiesas vas a tener visitación de ángeles guerreros.

2 Crónicas 7:14 (NVI) 

La finalidad de ésta enseñanza es que se cumpla éste verso, aquí no habla del mundo sino de los Cristianos, que dejen su mala conducta, que oren y Dios sanará nuestra tierra.

Nos toca desnudar nuestro corazón delante de Dios, o volvemos a Dios como éramos antes o la sal perderá su sabor.

Dios va a respondernos con tremendas cosas, tu matrimonio necesita sanidad, tus miedos, tu familia, tus finanzas, tu cuerpo, tu negocio, tu mente y corazón necesitan sanidad, ¿qué esperas?.

Comparte esta prédica

¿Deseas ver más prédicas?

Suscríbete al canal de nuestro Pastor Miguel Arrázola en Youtube:

Miguel Arrázola

Galería.

  • Cómo Orar En Una Crisis Parte 1
  • Cómo Orar En Una Crisis Parte 1
  • Cómo Orar En Una Crisis Parte 1
  • Cómo Orar En Una Crisis Parte 1
  • Cómo Orar En Una Crisis Parte 1
  • Cómo Orar En Una Crisis Parte 1
  • Cómo Orar En Una Crisis Parte 1
  • Cómo Orar En Una Crisis Parte 1
  • Cómo Orar En Una Crisis Parte 1
  • Cómo Orar En Una Crisis Parte 1
  • Cómo Orar En Una Crisis Parte 1
  • Cómo Orar En Una Crisis Parte 1
  • Cómo Orar En Una Crisis Parte 1
  • Cómo Orar En Una Crisis Parte 1
  • Cómo Orar En Una Crisis Parte 1
  • Cómo Orar En Una Crisis Parte 1
  • Cómo Orar En Una Crisis Parte 1
  • Cómo Orar En Una Crisis Parte 1
  • Cómo Orar En Una Crisis Parte 1
  • Cómo Orar En Una Crisis Parte 1

Iglesia Cristiana Ríos de Vida.
Villa Grande de Indias, Transversal del Caribe
90B Mz 33-17 Turbaco - Colombia.

© 2021 Ministerio Ríos de Vida.
Todos los derechos reservados.