Cambiando Mi Naturaleza

Cambiando Mi Naturaleza

P. David Eghelshi. noviembre 28, 2019

Es fácil llegar a la cima, pero lo más difícil es mantenerse en ella.

Enseñanza.

Fui muy herido, despreciado por mi papá, maltratado por mis mismos tíos. Mi hermano y yo nos íbamos a dormir a los andenes, porque sentíamos el rechazo de parte de nuestros tíos y de mi abuela.

Cuando vengo a Jesús entendí que la pobreza no era parte de mi vida. Dios nos cambia la vida y el poder de la sangre cambia nuestra naturaleza. Yo sé lo que es no tener nada ni para comer, pero la Palabra nos transforma.

La Palabra no está escrita por estarlo; las espinas de la corona de Jesús significan ruina y pobreza. Y la sangre derramada por el rostro de Jesús al caer en tierra, anuló la maldición de la tierra sobre nosotros.

La Palabra de Dios nos da derechos, ¡son tuyos! El problema es que mucha gente duda de que el Señor quiera prosperarlos. Yo aborrecí la pobreza y entendí que soy cabeza y no cola, y así salí de la pobreza.

Tienes que aplicar lo que dice la Palabra de Dios, no se trata solo de decir amén a ella sino de aplicar lo que nos dice. Tú eres prosperado porque has aprendido los principios del Reino que tus Pastores te han enseñado y los has aplicado.

Yo quería ser profesional, pero a los 11 años mi mamá me dijo que no podía seguir estudiando porque tenía que trabajar. Pero entendí que en las áreas donde más fuimos dañados es dónde Dios más va a traer sanidad a tu vida. Dios es un Dios que nunca olvida lo que hacemos por Él.

Yo trabajé jalando pilones de café, peinando cafetales, ¡no fue fácil para mí! Para poder hacer cuarto, quinto y sexto grado, yo peinaba café en las mañanas y luego me iba a la escuela, llegaba a la 1 de la mañana y a las 4 de la mañana del día siguiente ya estaba en pie nuevamente. No va a ser fácil cumplir tus sueños, ¡pero sí es posible!

Cuando Jesús llegó a mi vida entendí que Él había cortado toda maldición en mi pasado y que con Él podía marcar la diferencia en mis generaciones. Y empecé a creer; me dieron la oportunidad de vender cubre camas y ¡me fue muy bien! Lo que los otros vendedores se ganaban en un mes yo me lo ganaba en 4 horas.

Luego tuve mi propio negocio de vender colchas, le puse “Comercial Eghelshi”.

Nunca me enseñaron en casa a pensar con la mentalidad de Dios “Hijo yo oro y te bendigo para que te prepares y seas el dueño de tu propio negocio”.

La gente bendice a sus hijos para que trabajen en un lugar, pero nuestra mentalidad que es la mentalidad judía, la de Dios, debe ser “hijo, yo te veo siendo el dueño de ese negocio”.

Yo empecé a vender colchas y me empezó a ir bien; es aquí cuando Dios me da la revelación del dar. Hay veces que Dios nos pide y tenemos que ser sensibles a Su voz. El diezmo trae protección para ti, el enemigo no puede tocar tus finanzas ni tus propiedades.

El diezmo es de Dios, lo que desata tu bendición es lo que propones en tu corazón darle a Él a través de tus ofrendas, de tus primicias, de los pactos. Te hablo de algo que he vivido, que es real para mí. Da a Dios lo que Él propone en tu corazón y cuando Él te hable dar algo, ¡hazlo, obedécele! Dios quiere darte todo lo que Él tiene para ti pero si no haces los principios, tú violentas lo que Él dicta en Su Palabra.

La honra me da acceso a lo que yo deposito en mi cuenta. Te espera un año cargado de bendiciones, tu final del 2019 no va a ser como los otros años porque el Señor te va a sorprender.

Yo he hecho de todo para salir adelante, lo menos que tú puedes hacer es estancarte. Si el negocio que empezaste no te funcionó, ¡continúa! No te detengas, empuja hacia delante hasta lograr tu objetivo. Prosperidad es entender que las riquezas están en Él, es hacer que el dinero de los bancos trabaje para mí no yo trabajar para ellos. Invierte en cosas que se multipliquen, ya llegarán los años de los lujos. Enfócate en ver el Templo terminado; el Señor me dice “Cuando
el Templo esté terminado e inaugurado, mi gloria va a descender”. Terminen la obra porque grandes cosas vienen para ustedes.

Dios dice que te prepares, porque nunca más vas a ser solamente el empleado, vas a ser el dueño de tu propia empresa, de tu propio negocio porque el Señor cumplirá Su propósito en ti.

Comparte esta prédica

¿Deseas ver más prédicas?

Suscríbete al canal de nuestro Pastor Miguel Arrázola en Youtube:

Miguel Arrázola

Galería.

  • Cambiando Mi Naturaleza
  • Cambiando Mi Naturaleza
  • Cambiando Mi Naturaleza
  • Cambiando Mi Naturaleza
  • Cambiando Mi Naturaleza
  • Cambiando Mi Naturaleza
  • Cambiando Mi Naturaleza
  • Cambiando Mi Naturaleza
  • Cambiando Mi Naturaleza
  • Cambiando Mi Naturaleza
  • Cambiando Mi Naturaleza
  • Cambiando Mi Naturaleza
  • Cambiando Mi Naturaleza
  • Cambiando Mi Naturaleza
  • Cambiando Mi Naturaleza
  • Cambiando Mi Naturaleza
  • Cambiando Mi Naturaleza
  • Cambiando Mi Naturaleza
  • Cambiando Mi Naturaleza
  • Cambiando Mi Naturaleza
  • Cambiando Mi Naturaleza

Iglesia Cristiana Ríos de Vida.
Villa Grande de Indias, Transversal del Caribe
90B Mz 33-17 Turbaco - Colombia.

© 2021 Ministerio Ríos de Vida.
Todos los derechos reservados.

live casino malaysia minyak dagu mega888 pussy888 xe88 apk joker123 super 8 ways ultimate casino malaysia live22 mega888 免费电影 online casino malaysia 918kiss