¿Cómo Puedo Decirle Game Over A Mis Problemas?

¿Cómo Puedo Decirle Game Over A Mis Problemas?

Pastor Miguel Esteban Arrázola. Noviembre 6, 2018

Hay veces en la vida que nos sentimos como en un juego, uno siente que todo lo oprime, y aunque sabemos que somos más que vencedores, quisiéramos que eso fuera siempre, para no tener que luchar con nada.

Enseñanza.

Lucas 22:31-32 (RV60)

31  Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; 32  pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos.

Las pruebas son el gimnasio de nuestra fe, y a medida que estas aumenten nuestra fe aumentará.

En ocasiones estamos esperando que la persona que más nos apoya, esté todo el tiempo en nuestra adversidad, y nos sentimos mal al creer que esa persona no sabe lo que estamos pasando, porque queremos un acompañamiento en medio de nuestros problemas. Pero es importante que sepas, que sino cuentas con alguien en ese momento, tu fe no debe menguar, porque la fe, es mi dependencia en Dios, y es inevitable depender de Él y no ver milagros a nuestro favor.

Como hijos de Dios vivimos por fe, para hacer nuestras actividades diarias es necesario utilizar la fe, porque debemos depender de Dios todo tiempo. Por eso el pecado es pecado, porque este no proviene de Dios, para cometerlo no dependes de Él, dependes de tu carne.

Cuando pases por momentos de tribulación alégrate, porque vas a poder bendecir a otros, y lo que Dios hará contigo será tan grande que hará una fuente de milagros en ti. Nadie puede vivir de la fe de otro, tu no puedes depender de Dios escudándote detrás de la fe de alguien más. La fe es propia, tu puedes inspirarte en la fe de otros, pero esta no va a obrar milagros en ti, porque no existe una fe compartida, puede haber una fe unida,
pero el detonante va a ser tu propia fe.

Entonces, ¿Cómo puedo dar game over a mis problemas?

1. Depende de Dios

Tu problema no está diseñado para destruirte, sino para bendecirte, así que en vez de quejarte, alégrate, porque la prueba te hará más fuerte. Cuando el ego es golpeado, lo único que queda es humillarnos delante del Señor. Así que deja de depender de tus fuerzas, economía, habilidades, deja de depender de todo, y solo depende de Dios, porque el día que ese todo no esté nada te va a quedar, pero si dependemos totalmente de Dios, se puede acabar todo, pero te vas a seguir moviendo, porque dependes de Él y de nada más.

2. Resistir

Santiago 4:7-10 (NTV)

7 Así que humíllense delante de Dios. Resistan al diablo, y él huirá de ustedes. 8 Acérquense a Dios, y Dios se acercará a ustedes. Lávense las manos, pecadores; purifiquen su corazón, porque su lealtad está dividida entre Dios y el mundo.  9  Derramen lágrimas por lo que han hecho. Que haya lamento y profundo dolor. Que haya llanto en lugar de risa y tristeza en lugar de alegría.  10  Humíllense delante del Señor, y él los levantará con honor.

El diablo siempre está buscando quebrarte cuando estás a punto de ir a un nuevo nivel, cuando sientes que las cosas ya van a salir, algo pasa, y es porque Satanás no tiene al Espíritu Santo, es decir él no tiene discernimiento, el solo puede atacar lo que escucha, cada vez que el escucha que hay una promesa a tu favor, ataca. Las promesas de Dios en ti son una amenaza para el infierno, por eso cada vez que sientas ataques, alégrate, porque Dios tiene una para ti.

Resistir no se trata de quedarse quieto sino de avanzar, si el diablo me ataca voy en contra de él, porque nada ni nadie puede hacerle frente a mi propósito en Dios. Tu vida no depende de lo que viene en contra, sino de lo que está en ti y sale a través de ti, y lo que sale de ti es vida, así que sigue avanzando.

Cada vez que tu avanzas, le estás dando señales a Satanás que no te vas a detener. El diablo no te puede parar, los ataques deben ser un motivo para golpear más fuerte, el día que tú te quedes quieto, ese día mueres. Tú tienes que seguir adelante. En el momento de más ataque es el mejor para hacer proezas para el Señor, lanzarte en fe, y conquistar tus sueños. Los ataques son señales de que tienes que correr más duro porque estás llegando a la meta, estas llegando a tu tierra prometida.

3. Saber quién soy

El diablo siempre va a querer atacar tu identidad. Cuando Jesús fue tentado, todo lo que el diablo iniciaba diciéndole era, si eres el hijo de Dios haz tal cosa, y Jesús no tuvo que hacer nada de lo que le decía para demostrar algo, porque Él es el Hijo de Dios. Si tu no sabes quién eres, nunca sabrás lo que mereces, el día que
entiendas que eres hijo de Dios, dejarás de mendigar.

No programes a tus hijos para la escasez, en tu fuerza económica, bendícelos, pero no empiece a atarlos diciendo que no a todo lo que piden, porque Dios no te dice no cuando le pides algo, pues los no de Dios solo dicen que no es el momento, mas no es un no definitivo.

4. Adórale solo a Él

Mateo 4:8-11 (NTV)

8  Luego el diablo lo llevó a la cima de una montaña muy alta y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria que hay en ellos. 9  —Te daré todo esto —dijo— si te arrodillas y me adoras. 10  —Vete de aquí, Satanás —le dijo Jesús—, porque las Escrituras dicen: “Adora al Señor tu Dios y sírvele únicamente a él” [a] . 11  Entonces el diablo se fue, y llegaron ángeles a cuidar a Jesús.

Cuando tu decides adorar a Dios y solo servirle a él, los ángeles vienen a servirte a ti. Tu no estás solo, hoy decide adorarle solo a Él. Adorarlo no significa solo levantar las manos, significa vivir para Él. Muchas veces tu adoración es algo que te está deteniendo; tu trabajo, una relación, un pecado, pero Dios no puede ser compartido con nadie más, tienes que adorarle solo a él.

Hoy es un buen día para humillarte delante de su presencia, muchos están doblegados, a sus problemas, pecado, a la tentación, a las circunstancias de la vida, sienten que no pueden salir de ahí. Pero hoy aprovecha que las circunstancias te doblegaron, para adorarle sólo a Él. Así que en tu mayor crisis, solo adora a Dios.

No busques a Dios por necesidad, que tu única necesidad sea buscarle a Él, no dejes de servirle, no abandones la visión, hoy humíllate a Dios, que cuando lo haces, le estás dando el control de todo en tu vida.

Comparte esta prédica

¿Deseas ver más prédicas?

Suscríbete al canal de nuestro Pastor Miguel Arrázola en Youtube:

Miguel Arrázola

Galería.

  • ¿Cómo Puedo Decirle Game Over A Mis Problemas?
  • ¿Cómo Puedo Decirle Game Over A Mis Problemas?
  • ¿Cómo Puedo Decirle Game Over A Mis Problemas?
  • ¿Cómo Puedo Decirle Game Over A Mis Problemas?
  • ¿Cómo Puedo Decirle Game Over A Mis Problemas?
  • ¿Cómo Puedo Decirle Game Over A Mis Problemas?
  • ¿Cómo Puedo Decirle Game Over A Mis Problemas?
  • ¿Cómo Puedo Decirle Game Over A Mis Problemas?
  • ¿Cómo Puedo Decirle Game Over A Mis Problemas?
  • ¿Cómo Puedo Decirle Game Over A Mis Problemas?
  • ¿Cómo Puedo Decirle Game Over A Mis Problemas?
  • ¿Cómo Puedo Decirle Game Over A Mis Problemas?
  • ¿Cómo Puedo Decirle Game Over A Mis Problemas?
  • ¿Cómo Puedo Decirle Game Over A Mis Problemas?
  • ¿Cómo Puedo Decirle Game Over A Mis Problemas?
  • ¿Cómo Puedo Decirle Game Over A Mis Problemas?
  • ¿Cómo Puedo Decirle Game Over A Mis Problemas?
  • ¿Cómo Puedo Decirle Game Over A Mis Problemas?
  • ¿Cómo Puedo Decirle Game Over A Mis Problemas?
  • ¿Cómo Puedo Decirle Game Over A Mis Problemas?

Iglesia Cristiana Ríos de Vida.
Pie de la Popa Calle 30 No. 19A-11 Cartagena Colombia.
Teléfonos (57) 316 465 7628.

© 2018 Ministerio Ríos de Vida.
Todos los derechos reservados.