El Milagro Está En Ti

El Milagro Está En Ti

Pastor Miguel Esteban Arrázola. Noviembre 16, 2018

Las batallas producen cansancio, es normal, el pelear produce fatiga y el cansancio es el enemigo de tus más grandes victorias.

Enseñanza.

Josué 10:12 – 14 (NTV)
“12 El día que el Señor les dio a los israelitas la victoria sobre los amorreos, Josué oró al Señor delante de todo el pueblo de Israel y dijo: «Que el sol se detenga sobre Gabaón, y la luna, sobre el valle de Ajalón». 13 Entonces el sol se detuvo y la luna se quedó en su sitio hasta que la nación de Israel terminó de derrotar a sus enemigos. ¿Acaso no está registrado ese suceso en El libro de
Jaser[a]? El sol se detuvo en medio del cielo y no se ocultó como en un día normal.[b] 14 Jamás, ni antes ni después, hubo un día como ese, cuando el Señor contestó semejante oración. ¡Sin duda, ese día el Señor peleó por Israel!”.

Vs. 25 (NTV)
“Jamás tengan miedo ni se desanimen —les dijo Josué a sus hombres—. Sean fuertes y valientes, porque el Señor hará lo mismo con todos sus enemigos”.

Josué había tenido una serie de batallas, había estado peleando y peleando, en esos versos tenia 5 reyes, los cuales se fueron a esconder de él en una cueva, Josué manda que le pongan piedra y guerreros que los vigilaran. Uno como líder siempre va a querer ir al frente, quiere mostrar tibieza, no nos gusta mostrar debilidad, pero somos seres humanos y de vez en cuando va a venir
cansancio pero no debe ser impedimento para ver victorias.

Josué le dijo a los guerreros que les pusieran un pie encima a los enemigos, que fuesen fuertes y valientes. Puede haber cansancio en tu vida, has tenido que batallar con muchas cosas, fracaso, con enfermedad, te echaron del trabajo, no temas ni te desanimes.
Josué quiso decir que estaba cansado pero iba a terminar lo que comenzó, si Dios lo hizo con los Pastores, lo va a hacer por ustedes, por eso hoy te vengo a decir que no tengas miedo, puedes tener la pobreza, la enfermedad, saca la espada, lo mismo que Dios ha hecho por nosotros lo va a hacer por ustedes.

Josué escuchó esto de Moisés, cuando el pueblo de Israel queda en medio de mar hubo confusión, empezaron a hablar, pero Moisés les dijo que no hablaran, que miraran a Dios actuar. Deja un legado de valentía a tus generaciones, que tus hijos y nietos nunca digan que tu papá fue fracasado.

Tus hijos no tendrán que pasar por la misma miseria que tu estás pasando, déjale un legado de valentía a tus hijos, dile a la maldita pobreza que hasta aquí llegó, que tus futuras generaciones se levanten en una casa propia, en una casa digna. Si miles de generaciones han vivido en la misma casita no importa, van a salir de ese lugar, sí vas a poder, sí vas a salir, comienza a soñar, el día que te canses de estar en el mismo lugar ese día vas a salir de allí, la comodidad te estanca, si hoy no te sientes incomodo no avanzas, la incomodidad produce avance en tu vida.

Humildad no significa vivir en escasez, no dignifica mendigar, es tener cabeza de rey pero corazón de siervo. Saber que yo merezco el trono pero aun así tengo un corazón de siervo. Tú estás llamado con un propósito, Dios a ti te ha marcado, te señaló, tu eres tan importante que Dios antes de crear el mundo y universo pensó primero en ti, no puede haber milagros sin orden.
Dios antes de traer al hombre a la tierra tuvo que ordenar todo.

Tu desorden no es tu lugar de pertenencia, sal de ese lugar, comienza a ordenar tu casa, ordena tu vida, alinéate con la voluntad de Dios y prepara tu futuro, para ver los milagros más grandes que jamás has visto en tu vida. El fracasado siempre se va a excusar detrás de las excusas, mientras sigas esperando el interés social no vas a vivir del Reino de los cielos, o dependes de un hombre o dependes del Rey de reyes o Señor de señores.

Tenemos un amor por lo pequeño y hablamos siempre en diminutivo, en Dios no hay diminutivo, en Dios hay grandeza, hay riqueza, tu forma de hablar da a conocer a qué Dios le sirves, puedo estar en la inmunda pero confío en alguien más grande, no debes hablar bien cuando salgas del lugar donde estas sino hablar bien para salir de allí.

Humildad es saber regocijarme en lo poco o mucho pero saber que Dios me quiere en posiciones más altas, no en el lugar de escasez. David se pudo haber escudado detrás de sus excusas. Él estaba en el patio cuidando las ovejas de su padre, ve que carros vienen, el profeta Samuel entra, David no era invitado en una celebración, cuando el profeta le pregunta por sus hijos ni su papá lo tiene en cuenta, los hombres ven lo exterior pero el Señor conoce el corazón.

Así tal vez te puede pasar, no te tienen en cuenta en tu casa, ni en la iglesia, pero cuando no te tienen en cuenta ni en la tierra Dios ya te ha marcado ya te ha ungido, ya te ha señalado, Él sabe que es rey, pero no se va directo al palacio sino a cuidar ovejas. La palabra solo te impulsa a seguir pasando tu proceso, para que la exaltación venga en público primero tiene que haber un proceso en privado. El proceso de David estaba en su casa, donde no lo tenían en cuenta, donde no lo marcaban, no sabían que existía, decían que era hijo de la empleada con su papá.

La primera vez que David va al palacio no va para ser rey, va como sirviente, para ayudar a quitarle el tormento al rey Saúl, ya sabía que merecía el trono pero va como sirviente. Dios tiene reyes siendo sirvientes, la mejor manera de esperar el reinado no es quejándose, es sirviendo. Si tú has servido en esta iglesia prepárate porque el reinado te espera, pero no te desesperes, vive tu proceso. La oportunidad perfecta para demostrar quién eres cuando un gigante se te atraviesa es mandarte de mensajero, a David ni lo tenían en cuenta para pelear, probablemente eres la última opción de tu casa, de tu colegio, universidad o trabajo pero el momento en que venga Goliat vas a dar gracias por esos momentos en los que te dejaron, en los que no te tuvieron en cuenta, porque en esos momentos de soledad Dios los uso para prepararte, si hoy enfrentas gigantes estás listo para derrotarlos y avanzar a tu reinado. Él no se desanimó, siguió avanzando con la cabeza abajo.

Tus excusas te impiden ver tu propósito, te ciegan de lo que Dios tiene preparado, si David se hubiese basado en sus excusas no hubiese sido llamado, que tu orgullo no te haga perder el llamado de Dios. Un rey siempre va a elegir honrar antes de ser honrado, si tu líder te desagrada o te la tiene montada, no importa, hasta que él no sea quitado sigue siendo tu líder, en esa autoridad está tu bendición.

No dejes que las adversidades decidan lo que va a ser contigo. El desánimo viene a detenerte, todo desanimo es producto de la desesperación por falta de resultados, la desesperación te lleva al fracaso y es el enemigo número 1 de tu propósito.

Cuando te desesperas comienzas a hacer el papel de Dios, deja que Él te guíe, simplemente tu sé un personaje en su historia. Cuando tu adversidad la ves como una trampa, Dios la ve como una rampa, si sus hermanos no hubieran vendido a José, nunca lo hubiésemos visto como el gobernador, sin la traición de judas jamás hubiéramos podido encontrar la salvación. Cada vez que se venga algo en tu contra sigue avanzando, vas por buen camino, no te detengas, porque tu tierra prometida siempre está detrás de tu gigante, a los que amamos a Dios siempre todo obra para nuestro bien.

Éxodo 14:4

Dile no a un no, es fácil servir a Dios en momentos de alegría, pero viene un faraón con un corazón endurecido, puede ser tu jefe, tus papás, lo que no te sale, pero cuando un no venga a tu vida, dile no me vas a detener, no me vas a achacar, no me voy a quedar achacado o humillado delante de un dictamen.

Cuando tu avanzas das señales al infierno que nada te puede detener, cuando el faraón se endurece Dios se engrandece, cada vez que las cosas no salen como tu pretendes no te desanimes, sigue avanzando, los no en la tierra son la oportunidad perfecta para ver la grandeza de Dios, para ver nuestro Dios en acción.

¿Qué pasaría si David, José o Moisés se hubieran desanimado?, no hubiéramos podido ser animados por sus proezas, ¿qué pasaría si nuestros pastores no hubiesen resistido a los ataques?, el desánimo impide que puedas disfrutar del hoy.

¿Cuántas bendiciones te has perdido por estar desanimado?, que el desánimo no te impida disfrutar del hoy.

Juan 11: 4 (NTV)

Tu necesidad y tu adversidad no te van a llevar a la derrota, es la oportunidad para que los que no han creído en ti puedan ver que tu Dios es real. Tus adversidades no solo te impulsan a ti sino que hacen a otros llegar a los pies de Jesús.

Juan 11: 6 – 7 (NTV)

Su amigo estaba muy enfermo y Jesús dijo que no iba allá, que se quedaba, muchas veces cuando un familiar está en problemas uno le dice que crea, pero cuando uno está en problema quiere la respuesta de Dios enseguida.

Juan 11: 11 – 15 (NTV)

Lázaro se muere y Jesús dice que se alegra no haber estado allí porque ahora creerían de verdad, la muerte no es el final, es el comienzo de tu milagro, porque cuando ya no tienes salida solo puedes esperar la intervención de Dios.

Juan 11: 20 – 22 (NTV)

Es fácil echarle la culpa a alguien más cuando no sabes en quien confías, deja de culpar a Dios cuando tienes al Espíritu Santo de tu lado. Que jamás tu boca se llene de culpa para el Señor.

Juan 11: 23 – 26 (NTV)

Si tu sientes que estás muerto, todo el que cree en el Señor vivirá, hoy es el día de tu resurrección.

Juan 11: 33 – 37 (NTV)

Qué fácil es criticar cuando eres un fracasado, los críticos son las personas más conformistas, siempre están en el lugar donde siempre han estado y por eso nunca se van a mover, es fácil criticar cuando la gente te ve fracasar porque nunca han intentado salir de donde están.

Juan 1:39 – 44 (NTV)

Jesús dijo Padre gracias por haberme oído, ¿en qué momento habló?

Lázaro no había muerto, estaba enfermo, pero el mando la palabra al futuro de Lázaro, la palabra de Jesús no llegó a Betania, fue directamente a la tumba para que cuando la muerte llegara se opusiera porque sólo podía haber vida.

Donde pusiste tu sueño, tu economía, tu trabajo?, el día que murió comenzó la resurrección porque Jesús dijo el que cree en mi aunque esté muerto vivirá. Cuando la muerte llegó a tocar tu casa no llegó primero, la palabra ya estaba allí. Antes de que te
quebrantaran, antes de que dijeran que eres un fracaso, ya la palabra de Jesús estaba en ti, el mismo poder que levantó a Cristo de entre los muertos vive en ti.

Tu resurrección comenzó, vuelve a poner en pie tu sueño, vuelve a poner en pie a tu familia, después de tu muerte Jesús llegó, los sueños destrozados de tus familiares muertos tú los vas a lograr, tú los vas a ver con tus propios ojos. Dios te está sacando de la misma muerte, avanzarás, conquistarás, lo lograrás, el desánimo nunca va a poder ante la palabra de Dios. En el momento de tu aflicción a punto de tirar la toalla, su palabra te levantará, levántate, no desmayes porque Dios está contigo, su palabra llegó primero, lo que habías dejado sin terminar levántate y termínalo.

Ni la muerte te va a detener de ver la mano de Dios, las lágrimas se volverán gozo, se volverán risa, las lágrimas no son señal de que todo acabó, la muerte es señal de que todo acaba de empezar.

Comparte esta prédica

¿Deseas ver más prédicas?

Suscríbete al canal de nuestro Pastor Miguel Arrázola en Youtube:

Miguel Arrázola

Galería.

  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti
  • El Milagro Está En Ti

Iglesia Cristiana Ríos de Vida.
Pie de la Popa Calle 30 No. 19A-11 Cartagena Colombia.
Teléfonos (57) 316 465 7628.

© 2018 Ministerio Ríos de Vida.
Todos los derechos reservados.