El Pan De Vida

El Pan De Vida

Pastor Miguel Arrázola. Mayo 24, 2020

Hoy estamos celebrando una de las ordenanzas más importantes, la Santa Cena no es un rito, la cena es una impartición de sanidad divina y liberación, si la tomas como debe ser vas a obtener muchos beneficios.

Enseñanza.

“Padre gracias por Tu presencia, por tan grande redención para nuestras vidas, queremos sanidad y redención en Latinoamérica. Espíritu Santo Acompáñanos a ésta cena de impartición, de privilegio, de milagros, que todo el que necesite sanidad y liberación la reciba porque es el derecho que tenemos como hijos a todo lo que por gracia fue otorgado en la cruz, y revélanos que Tú eres el pan de vida, que Tu cuerpo fue molido por nuestros pecados y por tu herida fuimos sanados. En el nombre de Jesús, amén.”

Mi oración hoy es que puedas entender lo que significa la Santa Cena. Ojalá tengas los elementos, pero lo más importante es que escuches lo que la Biblia dice que esos elementos simbolizan.

1 Corintios 11:23-30 (RV60)

“23 Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; 24 y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí. 25 Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí. 26 Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga. Tomando la Cena indignamente 27 De manera que cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor. 28 Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa. 29 Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí. 30 Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos duermen.”

Jesús celebró la cena en la pascua judía, por eso Pablo dice que en la noche que fue entregado participó de la cena en la misma pascua judía, la pascua se celebraba cada año y en ella se conmemoraba el Éxodo de Israel de Egipto. pero cuando Jesús se reunió con sus discípulos, aunque el mundo exterior celebrara la pascua judía (la palabra “pascua” viene de pass over, que se dio cuando el ángel de la muerte veía la sangre en la puerta de los israelitas y pasaba sobre y ningún de sus hijos moría)

Jesús ahora le da un nuevo sentido a la pascua del Señor, les dijo que antes el pan representaba el pan sin levadura que Dios y Moisés les ordenó que tomaran y la sangre, la derramada por el cordero, Él les dice que ahora la sangre representa un nuevo pacto, no basado en machos cabríos sino basado en la sangre de Jesús y que el pan representa Su cuerpo que “por vosotros he entregado”.

En ese momento, Jesús cambiaba la escena de todo, Él les decía que el pan que comían por siglos ya no representaba el cordero pascual sino a Él y que la bebida ya no representaba la sangre de un animal sino la de Él. Tras este contexto, vamos a ver que significan cada uno de los elementos.

Después de ser librados del infierno, la sanidad es de las bendiciones más grandes que tenemos, por encima de la prosperidad o cualquier otra cosa, porque de qué le sirve a un hombre moribundo la riqueza, sino no puede disfrutarla. Partiendo de ahí entiendo que la prosperidad está por debajo de la sanidad y que sin sanidad no puedes disfrutar de nada.

La Cena del Señor es una cena de privilegios, de celebración, de impartición, de hecho, es una cruzada de milagros. La gente no piensa que por medio de la Santa Cena alguien se sana, porque no han entendido ni discernido el cuerpo del Señor.

La razón por la que Jesús sanaba más que cualquier otro milagro es porque esa es Su naturaleza misma.

Hechos 10:38 (RV60)

“38 cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él”

Este verso nos deja claro que el diablo te oprime con enfermedad, no Dios, si usted piensa que Dios lo enfermó es una herejía porque Dios no enferma, el diablo oprime con enfermedad, pero Jesús unge para sanidad.

En ese verso dice que Jesús sanó a todos, ahora bien, Jesús caminó solo una vez sobre las aguas, reprendió a la tempestad una vez, pero la Biblia dice que no sanó una vez, sino que pasaba sanado todo el tiempo, porque “Jesús no tiene sanidad, Él es la sanidad”.

Su naturaleza es sanidad, esto no viene del nuevo testamento, desde el antiguo y lo vemos en los salmos.

Salmos 105:37 (RVR1960)

“37 Los sacó con plata y oro; y no hubo en sus tribus enfermo”.

Miren como sacó Dios a su pueblo, con plata y oro y sin enfermos y así nos sacará Dios de esta pandemia, repitan conmigo “Dios nos sacará con plata, y oro y sin enfermos”

La naturaleza de Dios es sanidad y sé que te preguntarás “¿por qué hay tantos cristianos enfermos, débiles y que duermen? La Biblia nos responde: El mundo se enferma por pecado y desobediencia, pero que creyentes que tengamos unas promesas se enfermen no es la voluntad de Dios, ahora no estoy categorizando a los enfermos, pero Pablo nos dice por qué ciertas personas creyentes se enferman a pesar de tener promesas y la Biblia nos da una razón en Corintios.

1 Corintios 11:29 (RV60)

“29 Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí”.

La Biblia misma dice que es por comer indignamente y algunos piensan que es estar en pecado, si es una conducta indigna, pero éste verso está diciendo que la única manera en que se come indignamente es por no discernir el cuerpo del Señor. No es comer en pecado, dice que es por no entender, no discernir y no apropiarse del cuerpo de Cristo.

Tomar esto como un rito o cuando lo haces en ignorancia es indigno, porque no te hace bien si no sabes los beneficios, cuando no te apropias o disciernes el cuerpo del Señor.

Hay dos maneras en que el cuerpo de Cristo puede ser explicado:

Primero cuando no disciernes el cuerpo del Señor que fue entregado por nosotros, no dice sin discernir la sangre, porque los evangélicos sabemos para qué sirve la sangre, la hemos discernido, pero no hemos discernidos el cuerpo y segundo cuando no entiendes para qué sirve Su cuerpo, para qué fue entregado, vas a tomar la cena indignamente y no tendrá beneficios sobre tu vida.

1 Corintios 11:30 (RV60)

“30 Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos duermen”.

¿Cuál es esa razón?

Por no discernir el cuerpo, hacían un rito de la Santa Cena, pero no entendían para qué servía el cuerpo de Jesús. Esto significa que no tenían idea para qué sirve el pan, no discernir el cuerpo es no saber para qué sirve eso que simboliza el pan y es por eso que tenían enfermedades, dolencias y morían prematuramente.

La mayoría no estudia este tema a profundidad y por eso no se apropia, pero quiero llevarte a la Iglesia primitiva, que creían tanto en la cena del Señor, que la hacían todos los días.

Hechos 2: 42 (RV60)

“42 Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones”.

La Iglesia cristiana tiene doctrina, comunión unos con otros, oraciones, pero no participa del pan como debe ser. Parece ser que el partimiento del pan, no de la sangre ni de la copa, sino el partimiento del pan no se está tomando como debe ser.

El partimiento del pan ha tenido una posición universal. Así como a través de la historia la doctrina y justificación por la Fe que trajo Lutero tuvo una posición fuerte y fue atacada, así la Cena del Señor ha sido atacada por dos elementos:

La falsa doctrina y la transubstanciación que dice que los elementos se vuelven el cuerpo y la sangre de Jesús, que no hay sustento bíblico para esto.
El cuerpo y la sangre de Jesús debe tomarse con ansías de santidad, que solo unos pocos pueden hacerlo, porque no han entendido que es “indignamente”.
Recuerdo una vez que iba a tomar la Santa Cena y un predicador dijo que si alguno estaba en pecado que no se atreviera porque moriría.

Entonces, están los dos extremos de la Santa Cena; la transubstanciación y el legalismo pero hay una verdad central, los elementos no se van a volver el cuerpo y la sangre de Jesús porque La Biblia es muy clara en

1 Corintios 11:28 (RV60)

“28 Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa”.

En vez de desanimar a la gente a que no tome la Santa Cena, porque hay causas de pecado en su vida, la Biblia dice lo contrario, es probar si sabes lo que representan el cuerpo, que es sanidad y la copa, que es perdón. Nos anima a que comamos y bebamos porque hay un poder tremendo, pero nos han asustado, nos metieron terrorismo y no debe ser así. Creo que El Señor quiere restaurar la Santa Cena en Latinoamérica.

Es así que, los elementos de la cena no se vuelven el cuerpo y la sangre que simboliza la sangre de Cristo solo son recordatorios. Cuando yo viajaba solo a predicar a las naciones al inicio de mi ministerio, guardaba una foto de mi familia, estando lejos cuando escuchaba el himno y veía la bandera me daba nostalgia y cuando veía la foto se conmovía mi corazón, eso representan los elementos, nos recuerdan que Jesús vienen pronto, que lo vamos a ver pronto, nos recuerdan el amor a la familia, los elementos son poderosos recordatorios y remembranzas. Si tomas la Cena discerniendo el cuerpo y la sangre de Cristo, que esto sana, la Cena añadirá vida a tus años y años a tu vida.

La Cena del Señor es un canal de bendiciones y cuando el pueblo de Cristo discierne su cuerpo, será restaurado, será vigoroso, por eso creo que cuando comas este pan te vas a sanar, cuando bebas de la copa te vas a liberar, no solo es recordatorio para que no nos pase nada, sino para que nos pase algo.

Pablo menciona dos elementos que representan dos cosas: la copa, que es la sangre y representa el perdón de pecados y el pan que simboliza el cuerpo que fue entregado por nuestra sanidad, los cristianos sabemos lo que hace la sangre, pero no sabemos lo que representa el cuerpo y que nos sana.

Colosenses 1:14 (RVR1960)

“14 en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados”.

Efesios 1:7 (RVR1960)

“7 en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia”.

No tenemos problemas con la sangre, sabemos que significa el perdón pero no sabemos lo que significa el pan, que simboliza sanidad. Por eso en la Biblia se le llama “El pan de los hijos” a la sanidad.

Marcos 7:26-27 (RVR1960)

“26 La mujer era griega, y sirofenicia de nación; y le rogaba que echase fuera de su hija al demonio. 27 Pero Jesús le dijo: Deja primero que se sacien los hijos, porque no está bien tomar el pan de los hijos y echarlo a los perrillos”.

Jesús le llamó “El pan de los hijos” a la sanidad, en este verso y en el antiguo testamento también se le llamó así. Jesús le estaba diciendo que la sanidad era solo para los que estaban bajo el pacto con Dios y ella no era judía, así que no tenía derecho a ningún pacto con Dios, pero ella se adelantó en los tiempos, recibió sanidad sin ser judía y sin haber muerto Jesús en la cruz. Cuando Jesús murió en la cruz hizo disponible la sanidad para todos, pero ella la recibió antes. Gracias a Su sacrificio en la cruz, todos somos hijos de Abraham, herederos de la promesa por los méritos de la cruz en el calvario y podemos recibirla.

Ésta mujer puso su Fe en la migaja del pan, en que esa migaja iba a sanar a su hija, Ahora si ella creía que una migaja tenia tal poder, ¿cuánto más nosotros con el pan completo?, con el cuerpo completo de Cristo quien se sacrificó y resucitó por nosotros.

A eso se refiere el apóstol Pablo con “sin discernir el cuerpo del Señor” el poder del cuerpo. Cuando tú no valoras esto por lo que es, es indigno, no este elemento, sino lo que representa. Si no quitas la mirada de lo que hizo Jesús en la cruz, vas a ser sano.

Mateo 26:26 (RV60)

“26 Y mientras comían, tomó Jesús el pan, y bendijo, y lo partió, y dio a sus discípulos, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo”.

Los discípulos no necesitaban más explicación o convencimiento porque ellos vieron que la sanidad estaba tan impregnada en Jesús que hasta en Su ropa había sanidad. A ellos no les costó entender lo que a ti y a mí sí, que Su cuerpo es sanidad.

Una particularidad del pan que se tomaba sin levadura, que representaba el pecado, era que lo agujereaban, todavía los rabís no saben el por qué, yo creo que es un acto profético que representa lo que el Señor pasó por nosotros en la cruz, como sus manos fueron traspasadas, los rabís no creen en Jesús, pero tú y yo sabemos que fue así, Su cuerpo fue quebrado para que tu cuerpo fuese sanado y restaurado. Si discernimos lo que este cuerpo representa nos va a hacer restaurar nuestro cuerpo, pero a muchos se les olvida lo que significa.

La Biblia dice que cuando participes de la cena, debes saber que Su cuerpo fue roto para que el de nosotros no lo fuera, por eso Él partió el pan delante de los discípulos.

Isaías 53:4 (RV60)

“4 Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido”.

Jesús llevó nuestras enfermedades y dolores, para que tú no las lleves, sufrió nuestros dolores para que tu no los lleves. Si miras la película de Jesús ves a los soldados romanos castigando a Jesús, pero Isaías no vio a los romanos, él vio al propio padre, poniendo toda Su ira sobre Su hijo.

Es tan valioso Su cuerpo, lo que costó sanarte y liberarte, que el mismo Dios Padre tuvo que castigar a Su hijo para sanarte, para que tú ahora vengas y te lo comas con indiferencia, eso es indignamente, tienes que entender hoy que esto representa tu sanidad, tu victoria y ojalá se te sea revelado en el nombre de Jesús.

La Biblia nos dice en Corintios que, si hacemos esto, si levantamos la copa, la muerte anunciamos hasta que Él venga. Nadie entendería si yo levanto una copa que yo anuncio una muerte, si traigo la cruz lo entienden. Entonces, ¿Cómo es posible? Pero La copa no es un mensaje para nosotros sino para los demonios, le estamos recordando al mundo espiritual lo que Jesús hizo en la cruz y huyen.

Oración:

Toda Latinoamérica dispongamos nuestro corazón para ser ministrados en la cena del Señor y Participemos de ella en el nombre de Jesús y mientras comes el pan y bebes la copa recibe tu sanidad: “Padre en el nombre de Jesús imparte sanidad a los enfermos, liberación a los cautivos, en el nombre de Jesús trae vista a los ciegos, levanta a los paralíticos, sana a los oprimidos Padre que haya un movimiento de sanidad en toda Latinoamérica , en toda Colombia, en toda Cartagena por la revelación del cuerpo de Cristo, lo que Él representa y representó para nosotros, que no lo tomemos con ligereza como si nada hubiera pasado que tomemos la cena con revelación con conocimiento de causa. Padre ven ahora y visítanos en el nombre de Jesús, amén”.

Comparte esta prédica

¿Deseas ver más prédicas?

Suscríbete al canal de nuestro Pastor Miguel Arrázola en Youtube:

Miguel Arrázola

Galería.

  • El Pan De Vida
  • El Pan De Vida
  • El Pan De Vida
  • El Pan De Vida
  • El Pan De Vida
  • El Pan De Vida
  • El Pan De Vida
  • El Pan De Vida
  • El Pan De Vida
  • El Pan De Vida
  • El Pan De Vida
  • El Pan De Vida
  • El Pan De Vida
  • El Pan De Vida
  • El Pan De Vida
  • El Pan De Vida
  • El Pan De Vida
  • El Pan De Vida
  • El Pan De Vida

Iglesia Cristiana Ríos de Vida.
Pie de la Popa Calle 30 No. 19A-11 Cartagena Colombia.

© 2019 Ministerio Ríos de Vida.
Todos los derechos reservados.