El Poder De La Humillación

El Poder De La Humillación

Pastor Miguel Arrázola. Mayo 5, 2019

Cuando el pecado abunda a tu alrededor te endureces, Dios nos está llamando a buscarle de corazón.

Enseñanza.

2 Crónicas 7:11 – 14 (RVR)

Salomón terminó de hacer el Templo de Dios que ahora se ve en Jerusalén, fue prosperado en todo, tanto en su casa como en la casa del Señor.

¿Cuántos quieren estrenar nuevo Templo pero también prosperar en sus hogares?, es decir ser bendecidos en el ministerio y en la iglesia.

Hay 4 elementos claves para que Dios pueda escucharnos y responder nuestras oraciones:

1. Humillación
2. Orar
3. Buscar su rostro
4. Convertirse de los malos caminos.

Somos expertos en orar, pero no hemos entendido el poder de las otras 3, la humillación, el buscar su rostro, generalmente buscamos sus manos, sus beneficios, pero cuando le ves su rostro no te queda de otra que agachar la mirada, porque solo su mirada te redarguye.

En el rostro de Dios están sus oídos y Él nos oye, también puede confrontarnos, porque mira la realidad de lo que tú eres. Nosotros tenemos que constantemente mirar nuestras pisadas, hay muchas cosas que las dejamos pasar, pecados que se nos acomodan, que nos parecen normales porque todo el mundo los está haciendo.

Ya no se sonrojan ante el pecado, no les da vergüenza, tenemos que llegar al arrepentimiento genuino.

Isaías 60:1-2 (RVR)

Leemos ese capítulo hermoso pero no sabemos los requisitos que empiezan en Isaías 57, 58 y 59.

Isaías 59:1 (RVR)

En otras palabras la gente dijo a Dios que metiera su mano y Dios les responde en el verso 2.

Vs. 2

Las iniquidades son las tendencias e inclinaciones heredadas, porque nadie nace santo, son cosas que hacen división entre Dios y nosotros.

Como no buscamos el rostro nos vamos con los pecados con los cuales entramos en oración, sales igualito, porque oraste pero no buscaste su rostro. Para que tengas cielos abiertos, para que prospere tu ministerio y tu hogar, tienes que hacer los 4 pasos.

La oración no son palabrerías, es actitud, es corazón, la oración no solo es para pedir, es para sanar el alma, para ser transparente, para que Dios nos confronte. Nadie puede confesar un pecado que no sabe que lo tiene.

Vs. 3 (RVR)

La gente tenía la lengua y los dedos sucios, así aunque usted se sepa la Biblia Dios no lo oye, lo que responde la oración no es una proclamación de fe de la palabra sino un corazón puro, contristo y humillado. Tenemos a Dios como cajero automático, pero El no funciona así, no es bombero, Él es tu Dios, Él manda.

En Isaías 58 estaban ayunando mal, ayunaban y peleaban.

Isaías 58:1 – 2 (RVR)

El ayuno no es para que Dios haga algo, sino para quebrantar su alma delante del Señor. ¿De qué te sirve al ayuno si peleas con medio mundo?.

Vs. 4 – 6 (RVR)

Hay unos requisitos para ayunar, debes aprovecharlo para que se te quite el pecado de la lengua, porque eres chismoso, para que no prestes tus oídos a cosas vanas.

El ayuno es para romper los yugos de iniquidad y pecado, además para caminar en amor con otros. Cuando ayunas el desayuno se lo debes dar a un mendigo.

Vs. 8 – 9 (RVR)

La Biblia prohíbe hablar mal de otro hermano, del liderazgo, de los Pastores. Usted condena a otros, pero el ayuno te debe convertir en una persona más calmada, menos temperamental, tu no debes decir todo lo que piensas, trágatelo.

Ayuna mentira, ayuna condenación, ayuna peleas, ayuna actitudes, trágate tu mala actitud, trágate siempre tener la razón, trágate tu orgullo, trágate la lengua. Ayuna el hablar vanidad, ayuna las redes sociales y comienza a hablar bondad, ayuna criticar al Presidente y a los políticos.

Ayuna la quejadera, hay gente que se queja todo el tiempo. Todos tenemos luchas internas, hay 4 cosas que las debilidades hacen:

1. Las debilidades son buenas porque nos hacen depender de Dios, si no oramos nos equivocamos, si no buscamos a Dios el pecado se enseñorea sobre nosotros.

2. Evita caer en orgullo: si uno no tuviera debilidades uno se sintiera el sobrado, pero cuando uno tiene grandes logros le da la gloria a Dios, Dios hace las cosas por lo que somos sino a pesar de lo que somos.

3. Depender de otras personas.

1 Juan 1:7 (RVR)

Cuando usted va a un grupo, a un discipulado, la sangre de Jesús lo limpia. Todos tratamos con situaciones que necesitan ser sanadas, nuestros hermanos son quienes nos ayudan.

4. Nos hace mejores ministros, expande nuestra capacidad para ministrar. Cuando eres honesto con tus debilidades la gente te percibe más real. Eso es precisamente lo que hace que la gente te vea más creíble.

Isaías 38:1 – 4 (RVR)

Si él está diciendo que vivió integro al final lloró, porque Dios lo estaba confrontando, se equivocó, tomó malas decisiones, esa cuenta de cobro se la pasó Dios.

Mientras él estaba narrando, se acordó que estaba bien y de que se había equivocado, lloró, Dios es amoroso, sabe que aunque la hayas embarrado, Él te va a ayudar. Las lágrimas tuvieron un efecto tremendo, la oración no son palabras, es del corazón.

Vs. 5

Tenemos un gran Dios.

Nehemías 1:4-11 (RVR)

Cuando el pecado abunda a tu alrededor te endureces, Dios nos está llamando a buscarle de corazón. Usted tiene que pedir perdón por los pecados de sus papás. Pídele a Dios que te perdone por tus tendencias y los pecados de tus padres, tu no quieres avergonzar a la iglesia, a tu familia.

Uno tiene que orar hasta por los pecados de la ciudad, tenemos que hacer duelo.

Daniel 9:3 – 6 (RVR)

Hagan estas oraciones de Nehemías y de Daniel para que el cielo se les abra, eso es parte de hacer duelo y llorar. Solo un hombre y mujer de Dios puede hacer semejante oración, si conoce la bondad de Dios.

Comparte esta prédica

¿Deseas ver más prédicas?

Suscríbete al canal de nuestro Pastor Miguel Arrázola en Youtube:

Miguel Arrázola

Galería.

  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación
  • El Poder De La Humillación

Iglesia Cristiana Ríos de Vida.
Pie de la Popa Calle 30 No. 19A-11 Cartagena Colombia.
Teléfonos (57) 316 465 7628.

© 2019 Ministerio Ríos de Vida.
Todos los derechos reservados.