El Valor De Las Primicias

El Valor De Las Primicias

Pastor Edgardo López. Enero 4, 2019

Todo lo primero en nuestra vida es del Señor. Todos tenemos un apego a lo primero, así sucede con los hijos, o las cosas que tenemos, ya sea una bicicleta o un carro.

Enseñanza.

Dios quería buscar un momento donde los hijos de Adan y Eva pudieran ver los sacrificios de las primicias, pudieran dar lo mejor al Señor. Abel, de las primeras ovejas le dio la mejor al Señor, a diferencia del hermano, que llevó cualquier cosa.

Éxodo 23:19 (RV60)

19 Las primicias de los primeros frutos de tu tierra traerás a la casa de Jehová tu Dios. No guisarás el cabrito en la leche de su madre.

Debemos tener claro que lo que tenemos no nos pertenece, es de Dios. Entonces “traer” es diferente a “dar”, porque ninguno de nosotros nació con dinero, es Dios quien nos da todo. Cuando das algo, es porque es tuyo, pero cuando lo traes, es porque no lo es. El diezmo y las primicias no se dan, se traen. Lo que hizo Abel fue llevarle las ovejas al Señor, porque quien lo hizo pastor y le dio las ovejas fue el Señor; Abel tenía tan claro lo que Dios había hecho en su vida, que sabía que no podía dar cualquier cosa.

Nadie le puede dar al Señor lo que Dios sabe que es de Él, el problema es que el hombre no ha podido reconocer que lo que tiene no es de él, sino de Dios. A muchos les cuesta entregar su vida a Dios porque están convencidos de que es suya. Cada ofrenda que damos al Señor, es una entrega de lo que ya Él nos ha dado. El servicio que damos, lo hacemos porque Él nos llamó y nos escogió para hacerlo. Dios es quien nos ha dado todo, todo lo que tenemos es de Él.

Aquel que no cree en la prosperidad no ha entendido el sacrifico de Jesús.

Proverbios 3:9-10 (RV60)

9 Honra a Jehová con tus bienes, Y con las primicias de todos tus frutos; 10 Y serán llenos tus graneros con abundancia,
Y tus lagares rebosarán de mosto.

Los frutos se refieren a todo aquello que adquirimos y recibimos. Nosotros no solo debemos entregar dinero a Dios, sino nuestra vida, nuestra familia, hijos y todo lo que somos. La fe no calcula, la fe obedece. 2019 es un año de obedecer. Cuando tienes un problema, la respuesta la encuentras de rodillas ante Él, Dios tiene que ser el primero en todo. La Biblia dice pedid y se os dará, buscarle a Él primero en medio de las circunstancias.

Dios quiere ser el primero siempre, porque en ocasiones ponemos más afecto en las bendiciones que en aquel que nos ha bendecido. No dejes de adorar, exaltar y buscar a aquel que te da las bendiciones y ser agradecido en todo tiempo, un agradecimiento que no solo salga de la boca, sino también del corazón.

Dios no quiere ser el segundo de nadie, o es el primero o no es nada. Este es un año de puertas abiertas, pero el hecho de que se abran las puertas de las oportunidades, no quiere decir que no tengamos que ir al Señor en busca de instrucción. Se van a abrir muchas puertas, por eso debemos preguntar a Él cuál es la que Él está abriendo.

Génesis 22:11 (RV60)

11 Entonces el ángel de Jehová le dio voces desde el cielo, y dijo: Abraham, Abraham. Y él respondió: Heme aquí. Dios no quería que Abraham terminara con la vida de su hijo Isaac, Dios lo que quería era que matara a su hijo en el corazón. Hay cosas en nuestra vida que tenemos que matar, debemos morir a muchos deseos y pasiones que nos mantienen contentos pero que no le agradan a Dios. Dios quería que Abraham matara en su corazón a Isaac para que no se convirtiera en lo primero.

Cuando ofreces a Dios lo que más te cuesta, Él siempre te provee de algo y te lo muestra. Abraham iba a entregar a su único hijo, pero Dios le mostró al becerro y luego se lo dio.

Génesis 22:16-17 (RV60)

16 y dijo: Por mí mismo he jurado, dice Jehová, que por cuanto has hecho esto, y no me has rehusado tu hijo, tu único hijo;
17 de cierto te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigo.

Este es un juramento de parte de Dios. Si Dios juró a Abraham bendecirle, lo hará también contigo, pero debes ponerle en primer lugar, entrega tu Isaac, que puede representar muchas que necesitas soltar.

Génesis 4:3 (RV60)

3 Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová. ¿Por qué Dios aceptó la ofrenda de Abel y no la de Caín?, Abel dio las primicias y Caín solo dio una ofrenda.

La ofrenda de primicia no es una ofrenda cualquiera, es una ofrenda que va a marcar el resto de tu año. Caín y Abel sabían que tenían que dar lo primogénito, porque cuando le damos al Señor lo que le pertenece, Él se agrada de nosotros, pero cuando no lo hacemos se molesta.

En ocasiones cuando damos lo que le agrada a Dios a otros les molesta, eso es lo que le pasó a Caín y por esa razón mató a su hermano. El espíritu de Caín ronda mucho en la tierra. El comunismo dice “todo lo mio es tuyo”, el capitalismo dice “todo lo tuyo es mio”, pero el cristianismo dice “todo lo mio es de Dios”.

Cuando colocamos a Dios primero, Él nos coloca de primeros también.

Levítico 27:30 (RV60)

30 Y el diezmo de la tierra, así de la simiente de la tierra como del fruto de los árboles, de Jehová es; es cosa dedicada a Jehová.

Cuando damos primicias, eso nos ayuda a no entrar en maldición. Tienes que tomar la decisión de obedecer a Dios si en verdad quieres que Él sea el primero en tu vida. Si colocamos de primero a Dios en nuestras finanzas, lo será en todo. Cuando damos primicias, nos enganchamos en una bendición sobrenatural con Dios.

Malaquías 3:10 (RV60)

10 Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde.

Las ventanas de los cielos son oportunidades. Las oportunidades primero se abren en los cielos y luego bajan para que los veamos. Tu trabajo es solo uno de los medios que Dios usa para bendecirnos, Él tiene mucha formas de hacerlo.

Éxodo 13:14 (RV60)

14 Y cuando mañana te pregunte tu hijo, diciendo: ¿Qué es esto?, le dirás: Jehová nos sacó con mano fuerte de Egipto, de casa de servidumbre.

El 2019 es un año de nuevas temporadas, de nuevas oportunidades. Este es un año de grandes conquistas, todo aquello que no conquistaste en el 2018, lo conquistarás en 2019. Vendrán batallas, pero tendremos la victoria, será mayor y más contundente. Este es un año sin precedentes, verás cosas que no habías visto antes.

Este es un año de la preparación y el crecimiento espiritual, Dios lo tiene listo. Nuestra fe es tan grande como nuestro conocimiento de la palabra lo sea, por eso debemos crecer espiritualmente. Vendrán cambios espirituales, es un año de fruto, te prepararás mejor para servir al Señor y predicar su palabra.

Mateo 6:33 (RV60)

33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Este es el año de lo primero. Muchos este año solo van a buscar el Reino de Dios y su justicia. Pensemos primero en Él y en buscarle, y todo lo demás se añadirá.

Comparte esta prédica

¿Deseas ver más prédicas?

Suscríbete al canal de nuestro Pastor Miguel Arrázola en Youtube:

Miguel Arrázola

Galería.

  • El Valor De Las Primicias
  • El Valor De Las Primicias
  • El Valor De Las Primicias
  • El Valor De Las Primicias
  • El Valor De Las Primicias
  • El Valor De Las Primicias
  • El Valor De Las Primicias
  • El Valor De Las Primicias
  • El Valor De Las Primicias
  • El Valor De Las Primicias
  • El Valor De Las Primicias
  • El Valor De Las Primicias
  • El Valor De Las Primicias
  • El Valor De Las Primicias
  • El Valor De Las Primicias
  • El Valor De Las Primicias
  • El Valor De Las Primicias
  • El Valor De Las Primicias
  • El Valor De Las Primicias
  • El Valor De Las Primicias

Iglesia Cristiana Ríos de Vida.
Pie de la Popa Calle 30 No. 19A-11 Cartagena Colombia.
Teléfonos (57) 316 465 7628.

© 2018 Ministerio Ríos de Vida.
Todos los derechos reservados.