Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración

Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración

Pastor Edgardo López. Enero 13, 2019

En ocasiones las personas son renuentes a poner su confianza en Dios; ponen confianza en muchas cosas, no en Dios.

Enseñanza.

Santiago 5:16 (NVI)

16  Por eso, confiésense unos a otros sus pecados, y oren unos por otros, para que sean sanados. La oración del justo es poderosa y eficaz.

1. La falta de fe:

Hebreos 11:6 (NVI)

6  En realidad, sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer que él existe y que recompensa a quienes lo buscan.

Sin fe la oración carece de poder.

Marcos 6:1-6 (NVI)

Salió Jesús de allí y fue a su tierra, en compañía de sus discípulos.  2  Cuando llegó el sábado, comenzó a enseñar en la sinagoga. —¿De dónde sacó este tales cosas? —decían maravillados muchos de los que le oían—. ¿Qué sabiduría es esta que se le ha dado? ¿Cómo se explican estos milagros que vienen de sus manos?  3  ¿No es acaso el carpintero, el hijo de María y hermano de Jacobo, de José, de Judas y de Simón? ¿No están sus hermanas aquí con nosotros? Y se escandalizaban a causa de él. Por tanto, Jesús les dijo: 4  —En todas partes se honra a un profeta, menos en su tierra, entre sus familiares yen su propia casa. 5  En efecto, no pudo hacer allí ningún milagro, excepto sanar a unos pocos enfermos al imponerles las manos.  6  Y él se quedó asombrado por la incredulidad de ellos. Por falta de fe, Jesús no pudo hacer milagros. La fe es un asunto de confianza en Dios.

Marcos 11:24 (NVI)

24  Por eso les digo: Crean que ya han recibido todo lo que estén pidiendo en oración, y lo obtendrán.

Confiamos en personas y cosas que no conocemos, y no la tenemos en Dios; muchos confían en su familia, amigos, vecinos, en el dinero, pero no en Dios. Ahora, sin duda, cualquier cosa, menos Dios, nos defraudará, y aun la mínima cantidad de fe mueve montañas.

2. La desobediencia

Juan 14:23 (NVI)

23  Le contestó Jesús: —El que me ama, obedecerá mi palabra, y mi Padre lo amará, y haremos nuestra morada en él.

Para desarrollar una buena relación con Dios y ser fuertes en la oración, debemos obedecer. La Biblia dice que Dios dijo y hará, es decir, Él obedece su palabra; así mismo debemos hacer nosotros para no tener impedimento en la oración.

Si nuestros labios confiesan que creemos, pero nuestras acciones demuestran lo contrario, se hace evidente la debilidad de nuestra creencia, que no lo hacemos con el corazón. La obediencia debe ser el resultado natural de nuestra fe en Dios. Solo
nuestra obediencia es la que restaura nuestra relación con Dios y añade poder a nuestra oración.

3. Falta de sinceridad

La sinceridad hace posible que otros puedan orar por ti de manera específica y puedas resistir la tentación. Son las oraciones las que ayudan a resistir periodos de dificultad y permanecer firme.

Santiago 5:16 (NVI)

16  Por eso, confiésense unos a otros sus pecados, y oren unos por otros, para que sean sanados. La oración del justo es poderosa y eficaz.

Cuando confesamos nuestros pecados unos a otros, refiriéndose a las autoridades espirituales, se requiere de absoluta transparencia de cada uno, porque eso lleva a que Dios nos pueda sanar y limpiar para experimentar restauración. Lo más difícil de ser sincero es la confesión, porque la gente peca a color y quiere contarlo a blanco y negro. Al ser sinceros la restauración es más rápida.

Cuando somos sinceros con Dios al orar, Él nos coloca en su agenda.

4. Falta de perdón

Mateo 18:21-22 (NVI)

21  Pedro se acercó a Jesús y le preguntó: —Señor, ¿cuántas veces tengo que perdonar a mi hermano que peca contra mí?
¿Hasta siete veces? 22  —No te digo que hasta siete veces, sino hasta setenta y siete veces [a]  —le contestó Jesús—.

Mateo 5:23-24 (NVI)

23  »Por lo tanto, si estás presentando tu ofrenda en el altar y allí recuerdas que tu hermano tiene algo contra ti,  24  deja tu ofrenda allí delante del altar. Ve primero y reconcíliate con tu hermano; luego vuelve y presenta tu ofrenda.

A Dios no le interesa nuestro dinero, Él quiere que perdonemos. Cuando alguien se niega a perdonar a otro, se daña a sí mismo y produce amargura. El perdón no solo le permite a su corazón hacer lo bueno, sino ser luz. La Biblia que somos luz y sal, pero una persona con falta de perdón no puede iluminar nada.

5. Falta de unidad

Salmos 33:13 (NVI)

El Señor observa desde el cielo  y ve a toda la humanidad.

La perspectiva de Dios es inmensa, Él nos ve como uno solo, como hermanos; desea que nos interesemos en otros como Él lo hace con cada uno de nosotros. Dios quiere que haya unidad entre los creyentes, entre los hermanos, entre los esposos, entre los que no son creyentes.

Juan 13:34 (NVI)

34  »Este mandamiento nuevo les doy: que se amen los unos a los otros. Así como yo los he amado, también ustedes deben amarse los unos a los otros.

1 Pedro 3:7 (NVI)

7  De igual manera, ustedes esposos, sean comprensivos en su vida conyugal, tratando cada uno a su esposa con respeto, ya que como mujer es más delicada, [a]  y ambos son herederos del grato don de la vida. Así nada estorbará las oraciones de
ustedes.

Este es el año de las puertas abiertas, pero si no caminamos como debemos esas puertas no se abren.

1 Pedro 2:13 (NVI)

13  Sométanse por causa del Señor a toda autoridad humana, ya sea al rey como suprema autoridad.

Tenemos autoridades y debemos someternos a ellas, sin importar que se equivoquen porque fue Dios quien los puso en ese lugar.

La oración genera compasión, no competencia.

6. Pecados ocultos

Salmos 66:18 (NVI)

Si en mi corazón hubiera yo abrigado maldad, el Señor no me habría escuchado.

El pecado oculto es quizás el más común impedimento de la oración. Dios es perfecto pero no puede tolerar el pecado en nosotros. El pecado resta poder a nuestras oraciones.

Jeremías 31:34 (NVI)

34  Ya no tendrá nadie que enseñar a su prójimo, ni dirá nadie a su hermano: “¡Conoce al Señor!”, porque todos, desde el más pequeño hasta el más grande, me conocerán —afirma el Señor—. Yo les perdonaré su iniquidad, y nunca más me acordaré de sus pecados».

Cuando confesamos nuestros pecados a Dios, Él nos perdona y nunca más se acuerda de ellos. Nuestras acciones pasadas tienen consecuencias, pero si confesamos el pecado, recibimos el perdón. Si te sientes acusado, no es Dios quien lo hace, porque su perdón es completo.

1 Juan 1:9 (NVI)

9  Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad.

Cuando no confesamos nuestro pecado nos separamos de Dios y de la congregación, genera un aislamiento con otros creyentes. El pecado huye de la luz. La oración evita que pequemos y el pecado evita que oremos.

Comparte esta prédica

¿Deseas ver más prédicas?

Suscríbete al canal de nuestro Pastor Miguel Arrázola en Youtube:

Miguel Arrázola

Galería.

  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración
  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración
  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración
  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración
  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración
  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración
  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración
  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración
  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración
  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración
  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración
  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración
  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración
  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración
  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración
  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración
  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración
  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración
  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración
  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración
  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración
  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración
  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración
  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración
  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración
  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración
  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración
  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración
  • Elementos Que Bloquean El Poder De La Oración

Iglesia Cristiana Ríos de Vida.
Pie de la Popa Calle 30 No. 19A-11 Cartagena Colombia.
Teléfonos (57) 316 465 7628.

© 2018 Ministerio Ríos de Vida.
Todos los derechos reservados.