¿Los Cristianos Oran El Padre Nuestro? Parte 2

¿Los Cristianos Oran El Padre Nuestro? Parte 2

Pastor Miguel Arrázola. Febrero 23, 2020

Cada nombre de Dios representa su carácter, su grandeza y su amor hacia nosotros.

Enseñanza.

Lucas 11:1 (RV60)

Aconteció que estaba Jesús orando en un lugar, y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: Señor, enséñanos a orar, como también Juan enseñó a sus discípulos.

“Santificado sea tu Nombre”

  1. Jehová Ra’ah – Mi pastor

Adoramos a Dios por lo que es en nuestra vida. En la Biblia Dios se nos revela como nuestro pastor, y si es nuestro Pastor no nos faltará nada. Debemos alabarle porque nos guía a lugares de delicados pastor, nos da descanso, nos hace descansar, nos enseña y nos protege.

  1. Jehová Tsidkenu – Nuestra justicia

Cuando es nuestra justicia, podemos acercarnos confiadamente al trono de gracia para encontrar ayuda para el oportuno socorro. Como vivimos en un mundo carnal, nos cuesta orar porque nos sentimos culpados, avergonzados y condenados, lo cual nos hace no acercarnos a Dios y pedir a otros que oren por nosotros. No entramos a la presencia de Dios por nuestros méritos, sino por la obra de la cruz.

Te puedas acercar confiadamente al trono de la gracia, aunque hayas pecado, pero esto no significa que no vas a dejar de pecar.

  1. Jehová Sama – Dios está aquí

Ezequiel 48:35 (RV60)

Su presencia está aquí en el templo. Puedes ir a cualquier lugar, pero cuando sabes que eres templo del Espíritu Santo, a donde tú vas, va a el Espíritu Santo.

La presencia de Dios se manifiesta al interior de cada uno, sobre nosotros y en torno a nosotros en la congregación.

“Venga tu Reino”

Nuestro Señor Jesús trajo el Reino de los cielos a la tierra. Jesús hizo una invasión espiritual al reino de satanás que era la tierra, y para que se estableciera el reino, Jesús tuvo que ir a la cruz.

El Reino trajo a nuestra vida:

  1. Perdón de pecados
  2. Limpieza de los pecados
  3. Reconciliación con Dios
  4. La obra del Espíritu Santo

Venga tu Reino es hacer que todo esto que Jesús obró por nosotros se manifieste en este mundo. Jesús hizo que las bendiciones de Abraham estén disponibles para nosotros, por medio de la predicación de la palabra, ejercemos el derecho de que se manifiesten esas bendiciones.

Toda nación tiene un gobierno y un ejército. La iglesia es el gobierno de Dios y debe exhibir el poder de Dios para que a través del Espíritu Santo la gente sea bendecida. Jesús nos enseñó a pedir la presencia del Espíritu Santo para que todas las bendiciones que obtuvo para nosotros en la cruz y las maravillas del Reino sean manifiestas en el cuerpo de Cristo.

El poder del Espíritu Santo hará que las fuerzas militares divinas derroten a las fuerzas militares del infierno, esto es guerra espiritual. Venga tu Reino es pedir con intensidad que la obra avance.

“Hágase tu voluntad”

Los que ponen obstáculo para que la voluntad de Dios no se haga son satanás y los que son incrédulos. Hay que orar porque hay interferencias para que la voluntad de Dios se haga en la tierra, que sea aceptada por todos los habitantes hasta que llegue su gloria. Debemos orar que cada persona sea salva, por muy dura que sea, para que el Reino de Dios sea extendido.

Como embajadores de Cristo, debemos buscar establecer la voluntad de nuestro reino en el lugar donde estamos.

“El pan nuestro de cada día dánoslo hoy”

Diariamente necesitamos alimento para el cuerpo, esto nos ayuda a tener fuerza para conseguir lo demás. La voluntad de Dios es que tengamos alimento físico, no solo espiritual. Aquí le pedimos al Señor que nos dé la palabra, el maná, que nos haga avanzar en la vida, que nos de fuerza, alimente nuestro espíritu, que estemos sanos y nos ayude a proveer a los demás

“Perdónanos nuestras deudas como también perdonamos a nuestros deudores”

Dios nos pone a pedir primero por el pan y luego por el perdón de pecados, porque Él es más papá que juez. Por eso debemos perdonar a los demás también, luego de haberlo hecho, le podemos pedir a Dios que nos perdone a nosotros.

“No nos metas en tentación”

La tentación es engañosa, debemos revisar nuestro corazón diariamente. Todos los creyentes estamos expuestos a las tentaciones, de la misma manera que los están los incrédulos, pero la palabra dice que debemos resistir al diablo. La oración misma hace que no caigamos en tentación, esto no significa que no seremos tentados, pero sí que no caeremos en ella.

Hoy los creyentes se contaminan con muchas cosas y son presa fácil de la tentación. La Biblia dice que la tentación viene de nosotros (Santiago 1:14-15). Para Dios todos los pensamientos que consentimos, son pecado.

“Líbranos del mal”

En el calvario satanás fue desarmado, pero sigue acusándonos y causándonos tropiezo. Debemos orar cada día para que Dios nos libre de accidentes, de gente mala, para que nos cuide.

Es importante cubrirse con la sangre y con la armadura de la fe, esto debemos hacerlo todos los días porque el diablo no descansa.

Comparte esta prédica

¿Deseas ver más prédicas?

Suscríbete al canal de nuestro Pastor Miguel Arrázola en Youtube:

Miguel Arrázola

Galería.

  • ¿Los Cristianos Oran El Padre Nuestro? Parte 2
  • ¿Los Cristianos Oran El Padre Nuestro? Parte 2
  • ¿Los Cristianos Oran El Padre Nuestro? Parte 2
  • ¿Los Cristianos Oran El Padre Nuestro? Parte 2
  • ¿Los Cristianos Oran El Padre Nuestro? Parte 2
  • ¿Los Cristianos Oran El Padre Nuestro? Parte 2
  • ¿Los Cristianos Oran El Padre Nuestro? Parte 2
  • ¿Los Cristianos Oran El Padre Nuestro? Parte 2
  • ¿Los Cristianos Oran El Padre Nuestro? Parte 2

Iglesia Cristiana Ríos de Vida.
Pie de la Popa Calle 30 No. 19A-11 Cartagena Colombia.

© 2019 Ministerio Ríos de Vida.
Todos los derechos reservados.