Mi Obediencia Hará Cumplir El Propósito De Dios En Mi Vida

Mi Obediencia Hará Cumplir El Propósito De Dios En Mi Vida

P. Hernando De León. Mayo 17, 2019

Traigo un mensaje que contribuye a nuestra sanidad interna y crecimiento espiritual.

Enseñanza.

“La prueba más grande de tu Fe en Dios es la obediencia”.

Cuando hablamos de Fe hablamos de cosas que no tenemos o esperamos, pero la prueba más grande de tu Fe es la obediencia. Al orar se vienen a nuestra mente anhelos y deseos, cada cosa que deseamos empieza por un sentir, en el momento en que llega a nuestro corazón el deseo, ese deseo viene acompañado de Fe.

Todos tomamos decisiones creyendo que se van a transformar en bendición. Tú no vas a crear una empresa para que vaya a quebrar, si vas a la universidad vas para adquirir el conocimiento que Dios va a utilizar por medio de ti para que seas un instrumento transformador a otros.

Si tú vas a tomar la decisión de casarte, no lo haces pensando en fracasar, si tú y yo vamos a tomar la segunda decisión más importante en nuestra vida es creyendo que vamos a tener paz, amor, prosperidad, jamás pensarás que algo que te motive a dar un paso no va a ser para bendición.

Siempre escuchamos que la obediencia trae bendición, y pensamos en la bendición pero para obtenerla, debemos ser obedientes.

Deuteronomio 28:3-14 (NVI)

3 »Bendito serás en la ciudad, y bendito en el campo. 4 »Benditos serán el fruto de tu vientre, tus cosechas, las crías de tu ganado, los terneritos de tus manadas y los corderitos de tus rebaños. 5  »Benditas serán tu canasta y tu mesa de amasar. 6 »Bendito serás en el hogar, y bendito en el camino. [a] 7  »El SEÑOR te concederá la victoria sobre tus enemigos. Avanzarán contra ti en perfecta formación, pero huirán en desbandada.

8  »El SEÑOR bendecirá tus graneros, y todo el trabajo de tus manos. »El SEÑOR tu Dios te bendecirá en la tierra que te ha dado. 9  »El SEÑOR te establecerá como su pueblo santo, conforme a su juramento, si cumples sus mandamientos y andas en sus caminos.  10  Todas las naciones de la tierra te respetarán al reconocerte como el pueblo del SEÑOR.

11  »El SEÑOR te concederá abundancia de bienes: multiplicará tus hijos, tu ganado y tus cosechas en la tierra que a tus antepasados juró que te daría. 12  »El SEÑOR abrirá los cielos, su generoso tesoro, para derramar a su debido tiempo la lluvia sobre la tierra, y para bendecir todo el trabajo de tus manos. Tú les prestarás a muchas naciones, pero no tomarás prestado de nadie.  13  El SEÑOR te pondrá a la cabeza, nunca en la cola. Siempre estarás en la cima, nunca en el fondo, con tal de que prestes atención a los mandamientos del SEÑOR tu Dios que hoy te mando, y los obedezcas con cuidado.  14  Jamás te apartes de ninguna de las palabras que hoy te ordeno, para seguir y servir a otros dioses”.

Deuteronomio 28:1 (NVI)

”Si realmente escuchas al SEÑOR tu Dios, y cumples fielmente todos estos mandamientos que hoy te ordeno, el SEÑOR tu Dios te pondrá por encima de todas las naciones de la tierra.  2  Si obedeces al SEÑOR tu Dios, todas estas bendiciones vendrán sobre ti y te acompañarán siempre”.

Hay una condición, si tu obedeces, todas las bendiciones vendrán y no por unos días, sino por siempre, pero anticipadamente hay una condición.

Josué 1:7-9  1960 (RVR1960)

”Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. 8  Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.

9  Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas”.

Tu y yo debemos meditar la palabra de Dios en todo tiempo, leerla, guardarla y hacerla, debemos guardarla en nuestro corazón para que hablemos la palabra, recordemos que “De la abundancia de nuestro corazón habla la boca”.

Mateo 12:34  (RVR1960)

”!!Generación de víboras! ¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo malos? Porque de la abundancia del corazón habla la boca”.

La obediencia trae bendición pero también trae prosperidad, en estos pasajes anteriores, vemos que todo lo que emprendas o hagas en obediencia va a ser prosperado. Así como la obediencia es la clave del éxito, la desobediencia es la
clave del fracaso. Hoy vemos empresas, hijos y ministerios abortados por la falta de obediencia.

Nosotros como padres somos los instrumentos de Dios para que nuestros hijos sean bendecidos y sean de bendición para otros, para eso debes ser obediente porque ellos aprenden de nosotros.

“Enseña a tus hijos a obedecer, porque si lo hacen contigo que eres humano e imperfecto, a quien ellos ven en el día a día no les costará mucho obedecer a un Dios amoroso y perfecto aunque ellos no lo vean”.

Si ellos ven que tú eres obediente ten por seguro que les será más fácil obedecer a Dios.

DIOS ESPERA 3 COSAS DE MI

1. QUE TU ESCUCHES
2. QUE CONFIES
3. QUE OBEDEZCAS

Escucha la palabra de Dios, confía que esa palabra va a transformar tu vida para ser bendición para otros y pon en práctica su palabra. La obediencia muchas veces no es fácil al principio, “lo bueno no siempre es agradable pero lo agradable no siempre es bueno”.

Si tienes un uñero en el dedo y vas al médico, lo primero que va a mandarte el médico es antibiótico por la infección y además inyectado para más efectividad y una inyección te va a doler pero es necesario, porque no todo lo bueno es agradable. Disciplinar a tu hijo con una chancleta no es agradable pero cuántos saben que es bueno, porque el buen padre disciplina a su hijo con amor.

En la medida en que los lazos de amor con Cristo permanezcan sólidos, vas a recibir los mandatos de Dios con agrado. Entre menos lazos de amor hayan con Cristo, quizá tú y tus hijos sean más desobedientes.

En la Biblia hay muchos personajes obedientes como Moisés, Caleb, David, pero te voy a hablar de la obediencia de José. El padre natural de Jesús y esposo de María, quien fue un hombre excepcional.

Mateo 1:18-25 (NVI)

Nacimiento de Jesucristo

1 ”El nacimiento de Jesús, el Cristo, fue así: Su madre, María, estaba comprometida para casarse con José, pero, antes de unirse a él, resultó que estaba encinta por obra del Espíritu Santo.  19  Como José, su esposo, era un hombre justo y no quería exponerla a vergüenza pública, resolvió divorciarse de ella en secreto.

20  Pero, cuando él estaba considerando hacerlo, se le apareció en sueños un ángel del Señor y le dijo: «José, hijo de David, no temas recibir a María por esposa, porque ella ha concebido por obra del Espíritu Santo.  21  Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, [a]  porque él salvará a su pueblo de sus pecados».

22  Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había dicho por medio del profeta:  23  «La virgen concebirá y dará a luz un hijo, y lo llamarán Emanuel» [b] (que significa «Dios con nosotros»). 24  Cuando José se despertó, hizo lo que el ángel del Señor le había mandado y recibió a María por esposa.  25  Pero no tuvo relaciones conyugales con ella hasta que dio a luz un hijo, [c]  a quien le puso por nombre Jesús”.

José era un hombre justo y no quería exponer a María a vergüenza, es decir que también era honorable. Él fue obediente porque hizo lo que el ángel de Dios le había mandado, él no pensó, solo obedeció, es decir que era un hombre de Dios y Fe, de no ser así no le hubiera creído a María.

El no dudó el solo creyó y obedeció, tu y yo no tenemos que cuestionar, solo escuchar y obedecer. Si tú y yo escuchamos la palabra y creemos en ella debemos obedecer y el resultado será en bendición.

José educó a Jesús para que aprendiera las escrituras, el hombre que Dios escogió para ser el padre natural de nuestro Señor. ¿Qué hubiese de Jesús sin María pero también sin José?

Todo por un acto de obediencia, porque la obediencia, aplasta la duda. El solo obedeció.

Nosotros no hemos magnificado la importancia y efecto sobrenatural de la obediencia en nuestra vida como cristianos. Si tuviéramos la convicción real de la obediencia, tendríamos menos riesgos de equivocarnos.

Por obediencia estamos hablando de agradar más al Padre y el riesgo de equivocarse es nulo. Hay un enemigo muy cercano a un cristiano, como la duda es el enemigo número 1 de la Fe acompañado del temor, hay algo que nos hace
quedar mal y son las excusas.

“LO PRIMERO QUE TU USAS PARA NO OBEDECER SON LAS EXCUSAS Y JUSTIFICACIONES”.

Lucas 14:15-24. (RVR1960)

Parábola de la gran cena

”Oyendo esto uno de los que estaban sentados con él a la mesa, le dijo: Bienaventurado el que coma pan en el reino de Dios.

16  Entonces Jesús le dijo: Un hombre hizo una gran cena, y convidó a muchos. 17  Y a la hora de la cena envió a su siervo a decir a los convidados: Venid, que ya todo está preparado. 18  Y todos a una comenzaron a excusarse. El primero dijo: He comprado una hacienda, y necesito ir a verla; te ruego que me excuses.

19  Otro dijo: He comprado cinco yuntas de bueyes, y voy a probarlos; te ruego que me excuses. 20  Y otro dijo: Acabo de casarme, y por tanto no puedo ir. 21  Vuelto el siervo, hizo saber estas cosas a su señor. Entonces enojado el padre
de familia, dijo a su siervo: Vé pronto por las plazas y las calles de la ciudad, y trae acá a los pobres, los mancos, los cojos y los ciegos.

22  Y dijo el siervo: Señor, se ha hecho como mandaste, y aún hay lugar. 23  Dijo el señor al siervo: Vé por los caminos y por los vallados, y fuérzalos a entrar, para que se llene mi casa. 24  Porque os digo que ninguno de aquellos hombres que fueron convidados, gustará mi cena”.

El enemigo número 1 de la obediencia es la excusa, el siervo salió y obedeció la voz de su amo y trató de traer a los que pudo encontrar. Hay personas que usan su condición familiar para excusarse, cuando tienen un compromiso social, porque hemos aprendido que nuestras prioridades son Dios y familia, entonces tomamos la familia como excusa.

Un banquete tiene 3 componentes:

1. Debes ser invitado.
2. Debes aceptar la invitación.
3. Debes ir al lugar.

En la anterior escritura vemos la palabra “Bienaventurado” que significa afortunado, privilegiado, digno y en Hebreos significa tres veces feliz. Tu eres bienaventurado no por los lujos o posibilidades que tienes de irte a donde quieras sino porque eres el hijo de Dios y permitiste que Cristo llegara a tu vida y de ahí en adelante puedes decir que eres 3 veces más feliz que antes.

¿Por qué le decimos que no a Dios a través de la invitación que nos hace cada semana? , ¿por qué cuestionamos cuando debemos venir a un discipulado o cuando debemos hacer algo extra?, si hace parte del banquete que Dios nos ha preparado para seguir en continuo crecimiento y trasformación. No tenemos por qué salir con excusas.

Tu y yo debemos sentirnos bienaventurados por ser hijos de Cristo y por ser hijo de esta casa. Nos acostumbramos al banquete, a la mejor comida. El 2 junio estará una general del Reino de Dios y lo vemos tan normal que ya tenemos agendados otros planes. No debes acostumbrarte a menospreciar lo que Dios trae a través de nuestros apóstoles para ser bendecidos.

Cuantos anhelan tener un 10% de lo que pasa por este altar y cuántas veces lo menospreciamos. Tu y yo lo que tenemos que ser es obedientes y recibir lo que Dios nos trae. Qué bueno sería que tu yo fuéramos como un control de televisor, que solo debe tener pilas para funcionar y una mano para que a través de un táctil le dé la orden para que actúe y lo que sucede es que sale una imagen.

Eso es lo que Dios espera que hagamos, que nos pongamos en manos del maestro para que cuando nos digan qué hacer, nosotros actuemos, pero la pila del control se acaba y ¿sabes que es lo único que la va a recargar?: la obediencia a la
palabra de Dios y la llenura del Espíritu Santo.

Haz de la obediencia un estilo de vida así como has hecho a Jesús un estilo de vida y no solo abrirás las puertas de los cielos, sino que serás de bendición para muchos, porque cuando Dios bendice a la cabeza necesariamente esa bendición
baja al cuerpo y no hay un acto de obediencia que no traiga consigo una bendición.

Comparte esta prédica

¿Deseas ver más prédicas?

Suscríbete al canal de nuestro Pastor Miguel Arrázola en Youtube:

Miguel Arrázola

Galería.

  • Mi Obediencia Hará Cumplir El Propósito De Dios En Mi Vida
  • Mi Obediencia Hará Cumplir El Propósito De Dios En Mi Vida
  • Mi Obediencia Hará Cumplir El Propósito De Dios En Mi Vida
  • Mi Obediencia Hará Cumplir El Propósito De Dios En Mi Vida
  • Mi Obediencia Hará Cumplir El Propósito De Dios En Mi Vida
  • Mi Obediencia Hará Cumplir El Propósito De Dios En Mi Vida
  • Mi Obediencia Hará Cumplir El Propósito De Dios En Mi Vida
  • Mi Obediencia Hará Cumplir El Propósito De Dios En Mi Vida
  • Mi Obediencia Hará Cumplir El Propósito De Dios En Mi Vida
  • Mi Obediencia Hará Cumplir El Propósito De Dios En Mi Vida
  • Mi Obediencia Hará Cumplir El Propósito De Dios En Mi Vida
  • Mi Obediencia Hará Cumplir El Propósito De Dios En Mi Vida
  • Mi Obediencia Hará Cumplir El Propósito De Dios En Mi Vida
  • Mi Obediencia Hará Cumplir El Propósito De Dios En Mi Vida
  • Mi Obediencia Hará Cumplir El Propósito De Dios En Mi Vida
  • Mi Obediencia Hará Cumplir El Propósito De Dios En Mi Vida
  • Mi Obediencia Hará Cumplir El Propósito De Dios En Mi Vida
  • Mi Obediencia Hará Cumplir El Propósito De Dios En Mi Vida
  • Mi Obediencia Hará Cumplir El Propósito De Dios En Mi Vida
  • Mi Obediencia Hará Cumplir El Propósito De Dios En Mi Vida
  • Mi Obediencia Hará Cumplir El Propósito De Dios En Mi Vida

Iglesia Cristiana Ríos de Vida.
Pie de la Popa Calle 30 No. 19A-11 Cartagena Colombia.

© 2019 Ministerio Ríos de Vida.
Todos los derechos reservados.