Decisiones Que Transforman

Decisiones Que Transforman

Pastor Juan Díaz Cañas. Octubre 14, 2018

Lo que la fe te dé para llenar es lo que Dios va a transformar.

Enseñanza.

Juan 2: 1 – 11 (NVI)
“2 Al tercer día se celebró una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús se encontraba allí. 2 También habían sido invitados a la boda Jesús y sus discípulos. 3 Cuando el vino se acabó, la madre de Jesús le dijo: —Ya no tienen vino. 4 —Mujer, ¿eso qué tiene que ver conmigo? —respondió Jesús—. Todavía no ha llegado mi hora. 5 Su madre dijo a los sirvientes: — Hagan lo que él les ordene. 6 Había allí seis tinajas de piedra, de las que usan los judíos en sus ceremonias de purificación. En cada una cabían unos cien litros. 7 Jesús dijo a los sirvientes: —Llenen de agua las tinajas. Y los sirvientes las llenaron hasta el borde. 8 —Ahora saquen un poco y llévenlo al encargado del banquete —les dijo Jesús. Así lo hicieron. 9 El encargado del banquete probó el agua convertida en vino sin saber de dónde había salido, aunque sí lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua. Entonces llamó aparte al novio 10 y le dijo: —Todos sirven primero el mejor vino y, cuando los invitados ya han bebido mucho, entonces sirven el más barato; pero tú has guardado el mejor vino hasta ahora. 11 Esta, la primera de sus señales, la hizo Jesús en Caná
de Galilea. Así reveló su gloria, y sus discípulos creyeron en él”.

Hay vino nuevo y hay gloria nueva Asia está muy permeada por la cultura China, donde hay una costumbre en las bodas, cuando se te invita a una boda allá debes llevar un sobre rojo, dentro del cual deben poner entre 100 y 150
dólares, depende del hotel en el que se haga la recepción de la boda.

Es costoso pero la gente igual lo hace, van y disfrutan, las bodas en China son de 800 a 1.000 invitados. Las bodas son momentos de alegría y felicidad, me emociona saber que el primer milagro que Jesús hizo no lo hizo en la Sinagoga, no lo hizo en el Templo ni en las calles sino en una boda, en un matrimonio. Ese es el anuncio de que Jesús está a punto de entrar a sus familias y hogares, los milagros más grandes ocurrirán no en el Templo sino en las casas, en tu familia. Jesús llegó a esa boda invitado con sus discípulos.

Vs. 11 (NVI) “Esta, la primera de sus señales, la hizo Jesús en Caná de Galilea. Así reveló su gloria, y sus discípulos creyeron en él”. Para entender el milagro del vino, hay que entender el propósito del milagro, no era suplir una necesidad, sino hacer una señal que revelara quién era Jesús, su primera señal reveló quién era Él.

Dios va a hacer cosas que te van a impresionar, de ese vino nuevo hay 3 revelaciones de Jesús:

1. Jesús se manifestó como el hijo que siempre obedece al Padre.

Vs.3 – 4 (NVI) “3 Cuando el vino se acabó, la madre de Jesús le dijo: —Ya no tienen vino. 4 —Mujer, ¿eso qué tiene que ver conmigo? —respondió Jesús—. Todavía no ha llegado mi hora”.

Cualquiera podría pensar que Jesús fue grosero con su mamá, no fue así, pero fue firme. Jesús quería dejar muy en claro que Él es el hijo que siempre obedece al Padre Celestial, que Él no iba a hacer nada bajo su propia voluntad o la de sus familiares sino bajo la voluntad del Padre.

Después de que Jesús le contesta eso hace el milagro, hizo lo que María quería, pero Él quería dejar en claro que cuando se trata de la fe no eres mamá sino mujer como cualquier otra. En el Reino de los Cielos no priman los vínculos familiares humanos, prima la fe individual de cada persona.

Jesús dejó muy en claro que en el Reino de los Cielos Dios no te hace favores por un vínculo familiar de la tierra.

Juan 8:28 (RVR) “Les dijo, pues, Jesús: Cuando hayáis levantado al Hijo del Hombre, entonces conoceréis que yo
soy, y que nada hago por mí mismo, sino que según me enseñó el Padre, así hablo”.

Juan 5:19 (RVR) “Respondió entonces Jesús, y les dijo: De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente”.

Marcos 3:32 (RVR) “Y la gente que estaba sentada alrededor de él le dijo: Tu madre y tus hermanos están afuera, y te
buscan”.

En el Reino de Dios el que entra a ser un hijo de Dios es aquel que hace la voluntad de Dios. Quizá en tu vida o familia estás a punto de tomar decisiones, no tomes decisiones basado en emociones, sino basado en la voluntad del Padre, porque si haces la voluntad del Padre por mal que te vaya te va a ir bien.

María no se ofendió, se voltea y busca a los siervos y les dice que hicieran todo lo que Él dijera. Siempre que Dios va a hacer algo en la tierra necesita hijos obedientes.

Lucas 1:38 (RVR) “Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el
ángel se fue de su presencia”.

María sabía que para que Dios haga algo necesitas siervos obedientes. Dios no hará nada sin revelarlo primero a sus siervos los profetas. La única motivación que te impulsa es oír y ser obediente a la voz de Dios y entonces llegarás muy lejos, pero necesitas ser obediente. Dios quiere hacer cosas grandes contigo y tu familia, pero Él está esperando tu obediencia, entre más te demores en obedecer más dilatarás la promesa, entre más rápido obedezcas más rápido
alcanzarás la promesa.

Si lo haces verás los miLagros más grandes de aquí a diciembre.

2. Jesús siempre transforma lo imposible: el milagro no fue de aparición, fue de transformación, Dios transformará lo que tu fe te dé para llenar, si tu fe te da para llenar hasta el borde Dios transformará hasta el borde.

Para llenar las tinajas tenían que sacar agua del pozo de la ciudad, a esos siervos les tocó salir de la casa, ir al pozo de la ciudad con cántaros y llenar tinajas de 120 litros, 720 litros en total de agua, eso no se hacía en un viaje, era ir y volver, ustedes están como siervos yendo y volviendo, síganlo haciendo y verán los milagros.

2 Corintios 5:17 (RVR) “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas”.

De aquí a diciembre Dios habrá transformado el problema y la situación de una manera extraordinaria que lo único que podrás hacer es arrodillarte a agradecerle a Dios. Él va a usar lo poco que tienes y lo va a transformar. El milagro siempre está en lo que tienes, no en lo que perdiste, en lo que te quedó y no en lo que el diablo te robó, en lo que tienes a la mano, eso es lo que Dios va a transformar. El Evangelio es un mensaje donde Dios nos toma tal y como somos y nos transforma a su imagen y semejanza. Lo más asombroso no fue que el agua se volviera vino, sino que el vino nunca volvió a ser agua, en otras palabras las transformaciones de Dios son irreversibles, nadie las puede deshacer, nadie las puede borrar.

El cambio que Dios va a hacer no va a ser temporal, lo que Dios va a hacer será tan profundo que es imposible volver atrás, cuando Dios te toca nada ni nadie te puede echar para atrás. Después entenderás porqué vino la crisis, porqué pasaste por lo que pasaste, era necesario para que nunca volvieras a ser el mismo. Dios usa todo eso para transformar, el que inició hace 1 año no se comparará con el que iniciará el nuevo año, será un cambio irreversible que nadie podrá deshacer.

3. Jesús se manifestó como el esposo que siempre da lo mejor. Cuando Jesús convirtió el agua en vino le dijo a los sirvientes que lo llevaran al maestro de ceremonia, probó el vino sin saber quién lo había hecho, la gente afuera se preguntará cuándo pasó, pero nosotros vamos a saber de dónde salió el vino, sabremos qué fue lo que Dios hizo, la gente solo va a recibir el vino, nosotros somos parte del proceso de transformación.

El maestro de ceremonia llamó al esposo porque era el encargado de proveer el vino, no le había alcanzado y allí entró Jesús, cuando el esposo humano falla, el esposo de la iglesia entra. Jesús no necesita reconocimiento para hacer un milagro, aunque nadie creyera en Él seguiría haciendo milagro, porque es su naturaleza, nosotros dependemos de un aplauso, Él no.

El esposo no se acercó a Jesús, fue María, una mujer, ¿no será que tu hombre tienes orgullo y por eso no has podido pedir ayuda?, ¿qué te hace falta?, lo que el ser humano no te pudo dar, el esposo de la iglesia te lo puede dar y te lo va a dar mejor que cualquier otro.

Comparte esta prédica

¿Deseas ver más prédicas?

Suscríbete al canal de nuestro Pastor Miguel Arrázola en Youtube:

Miguel Arrázola

Galería.

  • Decisiones Que Transforman
  • Decisiones Que Transforman
  • Decisiones Que Transforman
  • Decisiones Que Transforman
  • Decisiones Que Transforman
  • Decisiones Que Transforman
  • Decisiones Que Transforman
  • Decisiones Que Transforman
  • Decisiones Que Transforman
  • Decisiones Que Transforman
  • Decisiones Que Transforman

Iglesia Cristiana Ríos de Vida.
Pie de la Popa Calle 30 No. 19A-11 Cartagena Colombia.
Teléfonos (57) 316 465 7628.

© 2019 Ministerio Ríos de Vida.
Todos los derechos reservados.