No Pierdas La Pasión

No Pierdas La Pasión

Pastor Miguel Arrázola. Octubre 21, 2018

La gente de edad avanzada nos lleva ventaja, porque ellos ya fueron jóvenes y uno no puede garantizar que los jóvenes llegarán hasta la vejez a menos que sirva al Señor.

Enseñanza.

Salmos 37:25 (RVR)

Nuestra pasión por Dios no debe menguar sino evolucionar, entre más pasa el tiempo más servicio debemos ofrecer a Dios, Él siempre ha prometido estar con nosotros, su gracia nos levanta cuando hemos pecado. Si Él no se cansa de estar con nosotros, de perdonarnos, no veo porque hay razón para cansarnos cuando le servimos. Jesús ha salvado tu vida, tu familia, tu economía, así que tu pasión por servirle debe ser renovada cada día, sin importar los años que llevas sirviendo a Dios nunca debes dejar de hacerlo.

Nuestra existencia debe estar dedicada a llevar más almas a los pies de Cristo, queremos un templo más grande para llevar más almas. Entre más usted viva va a ver de todo, lo bueno, lo malo y lo feo, pero una cosa nunca va a ver, un justo desamparado ni su descendencia que mendigue pan.

No te sientas desamparado porque el Señor es tu amparo siempre, si te quejas porque estás solo, porque no tienes a nadie cerca, reflexiona porque quizá te sientes así no por Dios sino porque tú te alejaste de Dios.

Por eso dice la Biblia que el justo nunca estará desamparado, siempre estarás con el Señor, su compañía provoca que nos sintamos amados, si caminas con justicia y rectitud vas a ver que Dios jamás te abandona. El Señor promete que la simiente del justo no mendigará pan, el hecho de usted servir a Dios significa que su descendencia no será pobre. La palabra simiente viene de la palabra semilla, tus generaciones futuras recogerán lo que tú has sembrado.

Había unos amigos que tenían otros amigos muy millonarios, cuando les preguntaron qué hacían los papás dijeron que eran un veterinario y una ama de casa, se preguntaron cómo fue posible que tuviesen una mansión tan grande, respondieron que durante muchos años sus padres sembraban en misiones y en la iglesia y ahora los hijos son comerciantes de diamantes y cada uno tiene una mina de oro. La palabra simiente significa cosechadores de semillas, tu estás haciendo que tus hijos sean multimillonarios y bendecidos.

El impacto lo verán tus generaciones futuras, dedícate a ser justo para que tus hijos reciban incluso más bendición que tú.

Salmos 71:17 – 18 (RVR)

Dios quiere enseñarnos desde nuestra juventud, permitírselo hará que veamos su gloria y maravillas. Tenemos que permitirle que nos de fuerzas para anunciar su evangelio, necesitamos poder en la vejez para seguir predicando, para seguir haciendo cosas para el Señor. Dios te da años, fuerza, amparo y unción para predicar el evangelio, para servirle, tendremos iglesia en toda la costa y en el extranjero, no vamos a parar de predicar el evangelio.

El aprendizaje y servicio se inicia cuando somos jóvenes, se debe extender durante toda la vida. Jóvenes no dejen de servirle a Dios, hay una moda de que le sirven a Dios con toda la intensidad, pero cuando se casan desaparecen, uno se debe casar para servir mejor a Dios, no le dediques un tiempo al Señor, dedícale una vida.

Las bendiciones que le pides a Dios siempre deben ayudarte a servirle a mejor cada día, la mayoría de ustedes no tienen cáncer ni lupus, tienen una casa donde vivir, ustedes que son bendecidos deben ser los más comprometidos con el servicio a Dios. La espiritualidad del creyente se proyecta en acciones, no en oraciones ni en meditación, Jesús
escogió a sus doce no para que meditaran únicamente, Jesús los escogió para trabajar a su lado, aun para que trabajaran después que Él se fuera al cielo.

El servicio en su obra te santifica, te tienes que cuidar para servir mejor a la gente, tienes una actitud correcta. La experiencia nos da más valor y más sabor. Entre más pasen los años la pasión por Dios debe ser mayor, entre más añejo con mejor sabor debes servirle a Él, debemos hacer su voluntad hasta que haya vida en cada uno de nosotros.

La necesidad Dios la va a suplir, pero tu servicio a Dios ¿si será seguro como su promesa de cuidarte?, tenemos que predicar, mandar a gente a encuentro, discipular, orar, seguir extendiendo la iglesia. Cuando le pidamos amparo al Señor, que nos guarde, proteja, cuide, que nos regale su unción, es para anunciar su obra, servir a otros, para que te conviertas en alguien que manifiesta la vida de Dios en otras persona y en sí mismo.

2 Corintios 4:16

Su cuerpo envejece y envejece, se desgasta, por su puesto cuando tenemos a Dios envejecemos menos, pues nuestro interior se renueva día a día. Cuando actúas con la actitud correcta Dios compensa tu desgaste y te renueva para seguir. ¿Será que ese desgaste tuyo no puede ser compensado con la pasión de servirle a Dios y que lo de adentro comience a transformar lo de afuera?, los mejores años no han empezado todavía, Él te ha entrenado, los mayores no deben estar sentados, sino activos.

Sin importar lo que decidas hacer con tu vida, tu cuerpo se va a desgastar tarde o temprano, ¿no crees que lo mejor es que se desgaste sirviendo al Señor?, si nos agotamos que sea por liberar en los encuentros, por sanar a las personas, por discipular a la gente.

Jesús dijo que quien pone la mano en el arado y vuelve hacia atrás no es digno de ser discípulo, Él exige la vida y merece que se la demos, Él no se bajó de la cruz, murió allí y no hay más glorioso que vivir y morir por nuestro Señor. No hay ninguna excusa válida para dejar de servir al Señor, a Dios jamás lo puedes convencer con una excusa, si quieres volver a servir a Dios no sientas vergüenza, Dios siempre te recibe con los brazos abiertos. Usted le prometió a Dios y a la gente que iba a servirles, póngase a cuentas con Dios y cumpla.

Dios a todos nos ha llamado, lo que pasa es que algunos responden mejor a ese llamado, vamos a dejar el pasado atrás y nos vamos a extender hacia delante con pasión y compromiso, los mejores años de nuestra vida vienen. Tu siembra hoy afectará a tus generaciones, que no se diga de ti que serviste pero dejaste de hacerlo. Jamás veremos que un justo sea desamparado ni su descendencia jamás mendigara pan.

Comparte esta prédica

¿Deseas ver más prédicas?

Suscríbete al canal de nuestro Pastor Miguel Arrázola en Youtube:

Miguel Arrázola

Galería.

  • No Pierdas La Pasión
  • No Pierdas La Pasión
  • No Pierdas La Pasión
  • No Pierdas La Pasión
  • No Pierdas La Pasión
  • No Pierdas La Pasión
  • No Pierdas La Pasión
  • No Pierdas La Pasión
  • No Pierdas La Pasión
  • No Pierdas La Pasión
  • No Pierdas La Pasión
  • No Pierdas La Pasión

Iglesia Cristiana Ríos de Vida.
Pie de la Popa Calle 30 No. 19A-11 Cartagena Colombia.
Teléfonos (57) 316 465 7628.

© 2018 Ministerio Ríos de Vida.
Todos los derechos reservados.