Los Remedios Para Vencer La Depresión

Los Remedios Para Vencer La Depresión

Pastor Miguel Arrázola. Noviembre 4, 2018

Muchas personas viven una realidad emocional que no existe, porque tienen un sin número de temores internos que son más reales que la realidad que estás viviendo.

Enseñanza.

Es decir estas creyendo mentiras, exagerando y simplemente creyendo algo que no existe, que no es y que no es verdadero.

1 Reyes 19: 1-4

Acab dio a Jezabel la nueva de todo lo que Elías había hecho, y de cómo había matado a espada a todos los profetas. 2  Entonces envió Jezabel a Elías un mensajero, diciendo: Así me hagan los dioses, y aun me añadan, si mañana a estas horas yo no he puesto tu persona como la de uno de ellos. 3  Viendo, pues, el peligro, se levantó y se fue para salvar su vida, y vino a Beerseba, que está en Judá, y dejó allí a su criado. 4  Y él se fue por el desierto un día de camino, y vino y se sentó debajo de un enebro; y deseando morirse, dijo: Basta ya, oh Jehová, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres.

Elías era un gran hombre de Dios, pero jugó 4 juegos mentales:

1. Se concentró en sus emociones y no en los hechos: le estaba huyendo a nadie, porque Jezabel le envió un mensajero amenazándolo de muerte, él se creyó esto y se inventó una película en su mente, huyendo, sin que nadie lo persiguiera.

2. Se comparó: hoy vivimos una realidad que lo que nos muestra la televisión, las revistas, es lo que tomamos como modelo para compararnos. Hoy todo el mundo quiere hacer ejercicio, sufriendo de vigorexia, que es aparentar verse bien, para mostrarlo en las redes sociales, y como no consiguen resultados rápidos empiezan a operarse. Entonces ves grandes hombres de Dios y mujeres, suicidándose, porque no supieron manejar la
comparación.

3. Se culpó falsamente: Elías dijo que todo lo que había hecho era en vano y se estaba responsabilizando del fracaso de Israel, pero resulta que no te puedes culpar a ti mismo de lo que otro haga. No te puedes culpar por los errores de los demás.

4. Exageró lo negativo: la exageración lleva a la depresión.

¿Cuál es el remedio para vencer la depresión?

1. Cuide su estado físico.

1 Reyes 19:5-6

5  Y echándose debajo del enebro, se quedó dormido; y he aquí luego un ángel le tocó, y le dijo: Levántate, come. 6  Entonces él miró, y he aquí a su cabecera una torta cocida sobre las ascuas, y una vasija de agua; y comió y bebió, y volvió a dormirse

El deporte te genera endorfinas, muchos viven intoxicando su cuerpo de azúcar, harinas, eso ataca las emociones y la razón por la cual tienes ataques de depresión es porque eres desordenado en tus comidas, no haces ejercicio físico. El remedio inicial de Dios para la depresión de Elías, fue descanso, alimento y relajación. Quizás estás lleno de estrés, te vas con las preocupaciones a la cama. Y en ocasiones un buen reposo hace maravillas en la actitud de uno. Cuando estás exhausto física y mentalmente vas directo a la depresión.

Toma cuidado de tu salud, la azúcar deprime, tal vez lo necesario es atender tu dieta, saber dormir y descansar, e iniciar un régimen de ejercicio. La salud física ejerce una influencia sobre tu ánimo.

2. Entregarle a Dios sus frustraciones

1 Reyes 19:8-10

8  Se levantó, pues, y comió y bebió; y fortalecido con aquella comida caminó cuarenta días y cuarenta noches hasta Horeb, el monte de Dios. 9  Y allí se metió en una cueva, donde pasó la noche. Y vino a él palabra de Jehová, el cual le dijo: ¿Qué haces aquí, Elías? 10  El respondió: He sentido un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos; porque los hijos de Israel han dejado tu pacto, han derribado tus altares, y han matado a espada a tus profetas; y sólo yo he quedado, y me buscan para quitarme la vida.

Exteriorice sus emociones, diga lo que le está pasando. Elías exteriorizó sus sentimientos, y Dios no se consternó por la queja de Elías, así que habla con Dios tu frustración, porque si no te la vas a desquitar con tu esposa, amigos, tus hijos.

Dios permitió que Elías exteriorizara sus emociones y no lo criticó ni lo condenó. A veces es provechoso contarle a un buen amigo cristiano los sentimientos, es una liberación, porque todo lo que reprimes causa depresión. Elías interiorizó tantas emociones que terminó en depresión, tuvo temor, resentimiento, baja autoestima, culpabilidad, soledad, preocupación, ira. Todo esto es el caldo de cultivo más grande para la depresión. La gente no habla sus emociones por el orgullo, por el qué dirán. Cuando estés deprimido cuéntale a Dios que te pasa.

Nunca condenes a un deprimido, el peor error de la Iglesia cristiana es que dice que tiene un demonio, cuando le dices esto a una persona depresiva, lo matas.

3. Estar nuevamente consciente de la presencia de Dios

1 Reyes 19:11-13

11  El le dijo: Sal fuera, y ponte en el monte delante de Jehová. Y he aquí Jehová que pasaba, y un grande y poderoso viento que rompía los montes, y quebraba las peñas delante de Jehová; pero Jehová no estaba en el viento. Y tras el viento un terremoto; pero Jehová no estaba en el terremoto. 12  Y tras el terremoto un fuego; pero Jehová no estaba en el fuego. Y tras el fuego un silbo apacible y delicado. 13  Y cuando lo oyó Elías, cubrió su rostro con su manto, y salió, y se puso a la puerta de la cueva. Y he aquí vino a él una voz, diciendo: ¿Qué haces aquí, Elías?

Dios le hizo una gran demostración a Elías, le habló en una apacible voz por un murmullo. Esto significa que en la actualidad Dios nos habla en el silencio y en un murmullo, Dios habla en la quietud y en el reposo. Si te sientes deprimido, toma una Biblia, y vete a un lugar solo, tranquilo, que no haya mucho ruido, siéntate y habla con Dios. Apártate de todo y ve y habla con Dios, porque lo que más necesitas no es el fuego y el poder, sino estar a solas con Dios.

Permite que él te hable, satisfaga tus necesidades, y vuelve a sentir la presencia de Dios en privado. No hay mejor antídoto que estar a solas en la compañía de Dios.

4. Permitirle a Dios que le de un nuevo rumbo a su vida

El camino no fue el problema de la depresión, fue la actitud que tuvo en el camino. No abandones la visión, no te salgas, si ya tienes el remedio, no cometas los mismos errores. Si dices que te vas a un lugar huyendo de tu realidad, allá mismo te va a acompañar la depresión. La manera más rápida de superar la depresión consiste en sentarse en medio de la preocupación y salir, deja de encimarte en ti mismo, y empieza a ver las necesidades de las demás personas, que eso hace que se te olviden hasta tus propias preocupaciones.

Si estás mirando tus propias necesidades, te vas a frustrar. Pierde tu vida en Cristo, y la vas hallar. La visión te hace enfocar en las necesidades de otro, y te olvidas de la pesadez interna que tienes. Nunca podrás decepcionar a Dios, porque la decepción solo suceda cuando alguien espera que tu hagas algo diferente a lo que realmente haces, y Dios sabe todo de ti, cómo vas actuar en el futuro, él sabe que tu eres humano, él te creo, así que deja que Dios te de una nueva meta, un nuevo camino.

Si tu le permites a Dios, te va a levantar y te va llevar a un nuevo nivel, un error o cien de ellos no te hace ser un fracasado en la vida, enfócate en Dios, y en vez de estar buscando que alguien te ayude, busca tu ayudar a otros. Cuando tu piensas en otro tu preocupación por ti se va.

Jesús te puede sanar de la depresión, pero no tienes que pasar la vida a merced de esa enfermedad que te está matando, tus pensamientos rigen tus emociones, Dios te dio la mente para que la gobiernes y la renueves por medio de su palabra. Deja de hacerte películas dañinas como que si alguien te critica, entonces es porque no sirves para nada, tu si sirves, tu tienes potencial, no caigas en esas mentiras. Mientras más conozcas a Jesús
mas libre serás.

Comparte esta prédica

¿Deseas ver más prédicas?

Suscríbete al canal de nuestro Pastor Miguel Arrázola en Youtube:

Miguel Arrázola

Galería.

  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión
  • Los Remedios Para Vencer La Depresión

Iglesia Cristiana Ríos de Vida.
Pie de la Popa Calle 30 No. 19A-11 Cartagena Colombia.
Teléfonos (57) 316 465 7628.

© 2018 Ministerio Ríos de Vida.
Todos los derechos reservados.