Restitución Parte 2

Restitución Parte 2

Pastor Miguel Arrázola. Octubre 7, 2018

Dios restituirá los años de tu vida, parece ser que la palabra de moda en la iglesia últimamente es restitución.

Enseñanza.

Joel 2:21 (RVR)

“Tierra, no temas; alégrate y gózate, porque Jehová hará grandes cosas”.

Vs. 24 – 25

“24 Las eras se llenarán de trigo, y los lagares rebosarán de vino y aceite. 25 Y os restituiré los años que comió la oruga, el saltón, el revoltón y la langosta, mi gran ejército que envié contra vosotros”.

1 Reyes 6:7 (RVR)

“Y cuando se edificó la casa, la fabricaron de piedras que traían ya acabadas, de tal manera que cuando la edificaban, ni martillos ni hachas se oyeron en la casa, ni ningún otro instrumento de hierro”.

Dos cosas para que la promesa y palabra profética de Dios se haga tangible en tu vida. La primera es no temas, el temor nos roba las más grandes bendiciones nos roba las promociones, los ascensos.

Lánzate a creer a Dios, lánzate a un discipulado, las mayores bendiciones están más allá del temor, si Bartimeo no grita por miedo ¿qué hubiera pasado?, ¿qué le hubiera pasado a José si no grita por pena?, ¿qué le hubiera pasado a David si le tiene miedo a Goliat?, ¿qué te ha pasado a ti que el miedo te ha impedido ganar las más grandes batallas?.

No temas, créele a Dios, lánzate a creerle a Dios, haz todo lo que Dios te dice sin temor, la segunda actitud que debes tener es alegre y gozosa, el no temor y la alegría halan la promesa. La mayoría no son bendecidos por sus temperamentos, por amargura, tristeza, la amargura es el cáncer del alma, además ¿qué hace un daño físico y psicológico?, te aleja de la promesa de Dios.
Cambia tu actitud y personalidad, el cielo es un sitio de alegría, de gozo, en su Presencia hay plenitud de gozo, si no tienes gozo estás lejos de Dios.

Alégrese y gócese, salga lleno de la Presencia, cambiado, deje la cara de limón y congoja. El problema es la actitud como de novelas, las novelas son lo peor, vaya a leer la Biblia, a orar, a ayunar, a cantarle a Dios, había que quitarle a usted ese trono de idolatría, las novelas embrutecen a Latinoamérica.

Las novelas no han cambiado, se han vuelto peor, en Europa y Estados Unidos no hay novelas, porque el gringo no ve esa porquería, son productivos, con las novelas nos quieren robar la productividad, te modelan la conducta, hay gente que todo es depresión, mientras uno habla de promesa y palabra profética.

Hay un montón de líderes así, son dramáticos, por cualquier cosa dejan de servir. Gócese, alégrese, este es el día que ha hecho el Señor, me alegraré y me gozaré en Él, el día lo pone Dios, la alegría la debemos poner nosotros.

Tanto proceso natural de la tierra girar, los cambios atmosféricos, etc. ¿y usted se levanta quejándose?. El corazón alegre hermosea el rostro, usted no necesita baba de caracol ni embrión de pato, ni una faja que no le deja sentarse, usted necesita un corazón alegre.

No hay nada más lindo en una persona que la alegría. ¿Qué cosas ha solucionado la tristeza y el llanto?, ninguna, la tristeza roba las fuerzas, cuando Gedeón se le apareció a Dios con esa actitud Dios le dijo que fuese con esa fuerza, con la que usaba para quejarse.

El ánimo soporta la enfermedad, mas el espíritu angustiado lo abate, el gozo del Señor es nuestra fuerza, alégrate de que Dios te va a bendecir, porque Dios hará grandes cosas. Tu actitud atrae la promesa, tu actitud determina tu altitud, cuando Dios te da una Palabra mantente alegre, porque esa esperanza de que algo grande viene te da la vida.

Joel 2:24 (RVR)

“Las eras se llenarán de trigo, y los lagares rebosarán de vino y aceite”.

Viene bendición, vienen mejores propuestas de trabajo, vienen mejores sueldos, tu sueldo se va a multiplicar, quintuplicar, viene sobreabundancia, vas a tener para todo. Vas a vivir en casa propia, el Templo viene con carro, casa, trabajo, sueldo, esos barcos no traen metal, traen bendiciones. Vino representa prosperidad, el primer milagro de Jesús fue convertir el agua en vino, esa
prosperidad viene para la Iglesia.

Vs. 25

“Y os restituiré los años que comió la oruga, el saltón, el revoltón y la langosta, mi gran ejército que envié contra vosotros”.

Él restituirá los años, no solo los años en que las embarraste cuando eras Cristiano, sino cuando no lo eras. Los robos que te hicieron, el pecado que te hizo perder, Dios hace milagros, al que cree todo le es posible.

Cuando a Jacob lo entrampó el tío Labán, se enamora de Raquel que era bella, pero tenía una hermana fea, se casó y el tío le metió en la tienda de campaña a Lea la fea, no le vio la cara y al día siguiente se dio cuenta que era la fea, le reclamó al tío, quien le dijo que debía trabajar otros 7 años para que tenga la bonita.

Labán le dijo que las ovejas pintadas serian de Jacob, Dios le dijo que tomara una vara de almendro y le hiciera mondaduras y que se las pusiera, efectivamente salían manchadas y pintadas. Usted tiene una vara mejor que Jacob, es la Palabra de Dios, vaya al apartamento que le gusta, al carro que le gusta, al trabajo que quiere y saque la vara.

Para Dios no hay nada imposible, así que alégrate. Una ofrenda salvó al pueblo israelita en Egipto, una ofrenda hizo dos cosas, liberación y transferencia, en un día las mujeres tomaron plata y oro, la prosperidad tiene manos de mujer, despojaron a todas las egipcias y salieron con todas las riquezas de Egipto, fue una restitución, ese dinero le pertenecía al pueblo de Dios, Dios nunca te
va a dejar salir sin nada.

Créele a Dios, no temas, alégrate y gózate porque viene 7 veces restitución. Alégrate, Dios te va a devolver y restituir los años.

Comparte esta prédica

¿Deseas ver más prédicas?

Suscríbete al canal de nuestro Pastor Miguel Arrázola en Youtube:

Miguel Arrázola

Galería.

  • Restitución Parte 2
  • Restitución Parte 2
  • Restitución Parte 2
  • Restitución Parte 2
  • Restitución Parte 2
  • Restitución Parte 2
  • Restitución Parte 2
  • Restitución Parte 2
  • Restitución Parte 2
  • Restitución Parte 2

Iglesia Cristiana Ríos de Vida.
Pie de la Popa Calle 30 No. 19A-11 Cartagena Colombia.
Teléfonos (57) 316 465 7628.

© 2019 Ministerio Ríos de Vida.
Todos los derechos reservados.