Título De La Prédica

Título De La Prédica

. Agosto 3, 2018

Cuando andamos en valles oscuros, no sabemos cuánto va a demorar, pero al entregar nuestra vida a Dios, sabemos que todo estará bien, porque nuestra vida está en sus manos, ahí estamos seguros…

Enseñanza.

Salmo 23:1-6 (RV60)
“Jehová es mi pastor; nada me faltará. 2  En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará. 3  Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. 4  Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento. 5  Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. 6  Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días.”

El salmo comienza diciendo “Jehová es mi pastor”, habla de lugares delicados, aguas de reposo, descanso, cosas que todo el mundo anhela y espera. Sin embargo, parece que la confortación, el cuidado y la delicadeza se acaban en el vs 3, porque los siguientes hablan de valles de sombra y enemigos. Debemos saber que el pastor de los tres primeros versos,
es el mismo que te ayuda a caminar cuando andes en valle de sombra y de muerte, Él dice que estará contigo.
Todos tenemos que pasar por lugares o situaciones que no entendemos, y ese es el peor momento para cuestionar a Dios, en ese tiempo debemos recordar toda promesa, palabra y predicación que hemos hecho. En nuestra vida suceden cosas inesperadas, la vida es así, todos pasamos por valles oscuros y tenebrosos, donde no sabemos hacia donde nos
dirigimos, momentos donde es fácil renunciar a todo, pero si Dios estuvo contigo en las aguas delicadas, estará también cuando andes en valles de sombra y de muerte, cuando tus angustiadores estén angustiándote, su vara y su callado te infundirán aliento, Él pondrá una mesa delante en ti en presencia de ellos.

Cuando andamos en valles oscuros, no sabemos cuánto va a demorar, pero al entregar nuestra vida a Dios, sabemos que todo estará bien, porque nuestra vida está en sus manos, ahí estamos seguros. En ocasiones es bueno estar en oscuridad.

Juan 12:24 (RV60)

“ 24  De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto.” En ocasiones Dios nos planta en la oscuridad. En la antigüedad habían rollos fotográficos que se relevaban en un cuarto oscuro, cuando una semilla quiere dar mucho fruto, se cubre de tierra y se aísla de la luz. Dios tiene momentos donde nos planta en la oscuridad, nos esconde y permite ciertas circunstancias donde quiere que estemos solos con Él. La semilla muere en la oscuridad, y aunque parezca ser sepultada, solo está siendo sembrada, así
sucede con nosotros.

En los valles donde nadie nos ve, muchos dicen que se sienten solos en el desierto, pero los desiertos son para estar solos. Si estás en ese tiempo, debes entender que Dios lo permite para reforzar tu carácter, para que hables con Él. Las mejores guerras se ganan en la oscuridad, las mejores personas no son formadas cuando todo va bien, sino cuando todo va
mal.

¿Cuántos han visto a un héroe de la Biblia que no tuvo problemas?, todos pasaron por problemas. David fue uno de ellos, la gente solo habla de cuando venció a Goliat, y no de cuando venció al oso y al león, que estaba solo. Muchos piensan que el éxito de David fue solo con Goliat de la noche a la mañana, pero él pasó años cuidando ovejas, siendo formado, Dios tiene a reyes cuidando ovejas. Aunque nadie reconozca tu valor, Dios sí lo ve todo, y hay un profeta Samuel que te va a ungir.

Nadie notaba a David, nadie lo tenía en cuenta, pero es ahí donde Dios más le formó. Es increíble matar un gigante, pero más aún es matar a un oso o un león. Es en la oscuridad y en el valle de sombra, donde tu carácter es formado. Las alabanzas más puras se dan en los momentos de crisis. La alabanza más sincera no es la que se canta el domingo, sino la que se canta en medio de la prueba, en el día malo. Las raíces más profundas se echan en la oscuridad, no en la luz. Si quieres crecer en Dios, tienes que pasar por tiempos oscuros, donde nadie te reconoce y valora lo que haces.

Muchos se dan a conocer por sí mismos, no te des a conocer muy pronto, deja que Dios sea quien lo haga. David no gritaba: “maté a un oso y un león, ¡mírenme!”. Una cosa es cuando tú te promueve y otra es cuando Él te promueve, deja que Dios te promueva y abrirá puertas que nadie puede cerrar. Cuando nadie te quiere o te estima, no te preocupes, Dios tiene maneras de sacarte a la luz.

Cuando Jesús vino a la tierra, lo primero que hizo fue ser tentado en el desierto. Los seres humanos nos formamos en la lucha, en el quebranto, en el sacrificio, ahí es donde se forma el carácter.

José estuvo preso por trece años injustamente, él esperaba que su papá le fuera a rescatar, pero como sus hermanos le mintieron diciendo que había muerto, nunca fue. No dejes que el proceso te amargue, no puedes evitar lo que llega a tu vida, pero sí la actitud con que lo enfrentas. Deja que Dios te transforme en el camino, deja que te lleve en el proceso.

Muchos de nosotros hubiésemos pensado en la manera de vengarnos de nuestros hermanos, pero José siguió profetizando. A veces estamos siendo usados por Dios y nos sucede algo malo, lo que tenemos que hacer es seguir bendiciendo a Dios y a la gente, enviando gente a encuentro y haciendo la obra.

Dios no es el autor de tu calamidad, pero se glorifica en ella. Todos los hombres de Dios tuvieron que pasar por momentos difíciles. El apóstol Pablo naufragó, fue encarcelado, una serpiente se le prendió en la mano y todos esperaban que muriera; a la mayoría de los cristianos les pasan cosas que no le suceden a otros, pero cuando tienes un propósito, eres indetenible. El propósito te mantiene vivo, el propósito es más grande que el ataque.

Nosotros no somos de los que retrocedemos, sino que vamos hacia adelante en todo tiempo, le servimos a Dios con alegría. Elías fue usado grandemente por Dios, mató a los profetas del diablo, y al siguiente día una mujer le amenazó y huyó, se metió en una cueva, pero ahí Dios le visitó. Todos los grandes hombres de Dios pasaron por pruebas, pero nunca dudaron del plan de Dios, aceptaron el hecho de que el Dios que nos pastorea en aguas tranquilas y de reposo, es el mismo que va con nosotros cuando estemos en valles de sombra y de muerte.

Cuando estás siendo formado y probado, no te incomoda lo que normalmente te incomodaría porque has ganado madurez y carácter. Cuando reconoces que algunos están peor que tú, sabes que las cosas pequeñas en la vida son pequeñas, reconoces que eres una persona bendecida y prospera.

Salmo 4:1 (RV60)

“Respóndeme cuando clamo, oh Dios de mi justicia. Cuando estaba en angustia, tú me hiciste ensanchar; Ten misericordia de mí, y oye mi oración.”

Dios no prospera cuando todo va bien. Dios te va a ensanchar en tu angustia, porque eso no le impide a Dios prosperarte y sanarte. Prepárate porque Dios te va a hacer ensanchar. El signo de interrogación dice: “¿será que es posible?, ¿podrá ser?”, y el signo de exclamación es para mí un signo de interrogación enderezado. Tu fe hará que la duda se enderece en fe, que la interrogación en tu vida sea una afirmación. La Biblia dice que todas las promesas en Dios son en Él Sí y en Él Amén, no hay duda que tu fe no enderece, ¿serás próspero? – Sí, ¿seré sano? – Sí.

Luego del valle de sombra hay una mesa, todos la quieren, pero para llegar a ella es necesario pasar por el valle. Si eres fiel en el valle, serás fiel en la mesa. Nadie que es infiel en el valle puede ser fiel en la tierra prometida. No puedes cambiar tu fe porque cambiaron las circunstancias.

Nada de lo que pasa en tu vida es accidente. Todo en tu vida está esculpido en las manos de Dios, Él sabe lo que hace, confía en su proceso, pasa la prueba y pásala bien. Cada vez que algo parece que se cae, Dios lo levanta. Si una relación murió, no te preocupes, el rechazo es rescate. Dios te dará mejores relaciones, alguien más amoroso, detallista y bello. No fue rechazo, fue rescate de Dios. Siempre viene algo mejor para tu vida.

No corras detrás de alguien que te engañó. Nunca permitas que un traidor te dé explicaciones de nada. No permitas una nueva oportunidad de tiro a alguien que te traicionó. La gente siempre te dice que eres malo para calmar su conciencia de todo el mal que te han hecho. Nunca vas a tener que perseguir al marido que Dios te envió, ¡nunca!.

Cuando algo es de Dios, no tienes que llamarlo, buscarlo o averiguarlo; cuando es de Dios, el hombre está pegado a ti. Valórense mujeres, no tienes que mostrar nada en redes sociales para atraer a un hombre, lo que vas a atraer son ranas, sapos y moscas. Solo porque tengan a Dios en su biografía, no quiere decir que lo tengan en su corazón, son solo engaños.

Uno nunca termina con la gente con la cual empieza, algunos te ayudaron en cierta parte de tu vida y te traicionaron, lo que tienes que hacer es moverte. Dios tiene que mover gente de tu vida porque ellos no estuvieron dispuestos a moverse, de hecho, pasan los años y siguen en la misma posición en que los dejaste.

El amigo secreto no es amigo. Huye de las relaciones que solo te afirman en secreto y no en público, quien no te aplauda en medio de los demás es un impostor. En la vida uno nunca pierde verdaderos amigos, solo se van impostores. Lo bueno de las adversidades, es que revela las malas amistades.

Algunas bendiciones son bloqueadas porque te rehusaste a ir, te rehusaste a renunciar a una relación que no te convenía. En la misma temporada que el diablo te atacó, Dios te va a bendecir. El valle de sombra es para crecer; y ahora veo una mesa con la copa de la victoria servida.

Dios nunca bendice a medias. Jesús hubiera podido decir al hombre que sanó de la vista que era mejor ver un poco a no ver nada, pero Dios no quiere que digamos que estamos medio sanos, Dios dice que viene un segundo toque, y si piensas que eras bendecido, próspero y sano, prepárate porque en el segundo toque vas a ver con claridad tu bendición.

Viene un segundo toque de gloria, viene la mesa en presencia de nuestros angustiadores y en la casa del Señor vivirás por largos días. Dios te va a sembrar para que des más frutos, vienen nuevos tiempos y nuevas victorias. Es necesario pasar por el valle de sombra, pero recuerda que Él estará contigo, saldrás mejor, con más madurez y carácter.

Dios te va a promover, te va a sacar adelante. Dios te pondrá en la roca más alta. Deja de invitar a Dios a relaciones en las que te dijo que se quedaría afuera, no le pidas a Dios que te bendiga en lo que nunca va a bendecir. Hablo a personas que sienten que hay puertas que han estado cerradas por doquier, no me extrañaría que de tantas puertas que te han cerrado, termines siendo el dueño del edificio. Dios no se queda con nada.

El sol sale treinta veces al mes sin importar qué tan oscura haya sido la noche anterior. No importa qué tan oscura sea tu noche, tú también te vas a levantar y empezará un nuevo mes para tu vida. Nunca dudes de Dios y de su amor. Rompe el hábito de hablar mal, habla gozo en medio de las pruebas, alegre o no, con o sin, le vamos a alabar en todo tiempo.

Comparte esta prédica

¿Deseas ver más prédicas?

Suscríbete al canal de nuestro Pastor Miguel Arrázola en Youtube:

Miguel Arrázola

Galería.

  • Título De La Prédica
  • Título De La Prédica
  • Título De La Prédica
  • Título De La Prédica
  • Título De La Prédica
  • Título De La Prédica
  • Título De La Prédica
  • Título De La Prédica
  • Título De La Prédica
  • Título De La Prédica
  • Título De La Prédica
  • Título De La Prédica

Iglesia Cristiana Ríos de Vida.
Pie de la Popa Calle 30 No. 19A-11 Cartagena Colombia.

© 2019 Ministerio Ríos de Vida.
Todos los derechos reservados.