Un Diluvio Viene

Un Diluvio Viene

Pastor Miguel Arrázola. Mayo 17, 2020

¡Viene un diluvio de bendiciones! Declaro que viene la más grande inundación de oportunidades. Las compuertas del cielo se abrirán a tu favor y verás el cumplimiento de las promesas de Dios

Enseñanza.

1 Crónicas 14:4-8 (NTV)

“Estos son los nombres de los hijos de David que nacieron en Jerusalén: Samúa, Sobab, Natán, Salomón, 5Ibhar, Elisúa, Elpelet, 6Noga, Nefeg, Jafía, 7Elisama, Eliada y Elifelet. 8Cuando los filisteos se enteraron de que David había sido ungido rey de todo Israel, movilizaron todas sus fuerzas para capturarlo; pero le avisaron a David que venían, así que salió a su encuentro”.

Cada vez que Dios te unge, llegan a tu vida enemigos. Cuando eres ungido atraes ataques, pero esa misma unción repele toda obra del enemigo.

1 Crónicas 14:10 (NTV)

“Entonces David le preguntó a Dios: —¿Debo salir a pelear contra los filisteos? ¿Los entregarás en mis manos? El Señor le contestó: —Sí, adelante. Te los entregaré”.

Es importante pedirle a Dios guianza en todo tiempo. Nunca tomes una decisión emocional, ni porque se vea favorable o desfavorable; siempre tienes que consultarle a Dios lo que vayas a hacer. Dios te va a decir hoy: ¡Sí, adelante! Para que venzas todo enemigo que te ha estado haciendo oposición.

Este es el tiempo para avanzar, ¡vienen ideas del cielo y nuevas oportunidades! La palabra de este tiempo de parte de Dios para ti es: AVANZA. Dios lo va a hacer con tu casa, con tus hijos, en tu casa, ¡Dios lo va a hacer! Él entregará a tus enemigos; a esos que te tienen envidian, que murmuran en tu contra, que te odian.

1 Crónicas 14:11 (NTV)

“Entonces David y sus tropas subieron a Baal-perazim y allí derrotó a los filisteos. «¡Dios lo hizo! —exclamó David—. ¡Me utilizó para irrumpir en medio de mis enemigos como una violenta inundación!». Así que llamó a ese lugar Baal-perazim (que significa «el Señor que irrumpe»)”.

Viene una inundación de Su gracia y Su favor. Viene una violenta inundación, pero de Su amor, de Su favor y Su misericordia, de Su paz. Llénate de Dios, ayuna, ora, diezma, ofrenda, sirve; todo lo que haces normalmente, no lo dejes de hacer porque Dios te va a usar para que una gran inundación de Su amor irrumpa sobre ti en este tiempo.

En medio de esta crisis vendrá una violenta inundación de parte de Dios en tu vida. Se te viene un diluvio, no uno que te ahogará, sino un diluvio de Su bondad, de favor, de oportunidades nuevas y mejores, de sanidad, promoción, incremento, de ascenso. ¡Más de lo que esperabas!

En este tiempo la Iglesia esta soportando un ataque de filisteos, diabólico, pero el Señor va irrumpir con un diluvio de bendiciones para aquellos que no han dejado de servirle en medio de este tiempo de crisis.

Vas a ser escogido, te van a llamar; veo contratos, veo ascensos. Vas a ser promovido, escogido y ascendido. Dios te va a elevar en este tiempo; no va a ser una llovizna, ¡no! Va a ser un diluvio de bendiciones.

Este mensaje no es para incrédulos, sino para aguerridos. No es para acobardes sino para aquellos que, a pesar de la crítica, de la persecución, de los ataques del enemigo, permanecen en Dios. La unción de la realeza que está sobre ti, atrae ataques del enemigo. Ríos de Vida tiene una unción de realeza, la unción de David.

Dios está contigo como poderoso gigante. ¡Qué se levanten los valientes! La generación de Josué y Caleb, aquellos jóvenes que se están levantando en medio de este tiempo a predicar la Palabra de Dios a través de las redes sociales.

Si algo aprendemos de la Cruz es que todo cambia en tres días y que todo aquel que tratan de sepultar, el Señor lo levanta. Somos como las semillas, crecemos en medio de la oscuridad y a pesar de ser sepultados por la presión.

Tu vida misma les terminará demostrando a tus enemigos claramente que ellos no tenían idea de quién hablaban. Cuando Dios está contigo, la gente puede decir lo que quieran, pero no tendrán la razón, porque Él está contigo como poderoso gigante y si Él está contigo, nadie te puede hacer frente.

Dios te dice hoy: “Voy a hacer que sobrevivas a toda maldición que intentaron echarte, porque nadie puede maldecir lo que Yo he bendecido”. Tienes que entender que la única razón por la cual Dios permitió que estés en medio de esta prueba, es porque Él sabe que la unción en tu vida puede darle vuelta al asunto.

La unción de Dios que hay sobre tu vida va a cambiar todo a tu alrededor, a favor tuyo. Lo que el mundo dice que se va a demorar, Dios va a acelerarlo como nunca. Es tiempo de escuchar a Dios, de buscar Su presencia y militar en sus promesas.

Yo estoy orando hoy para que el Señor quite a todo aquel que está desanimándote y que los reemplace pro personas que te apoyen y te animen a avanzar. Ten cuidado del que no aplaude cuando ganas y tienes éxito.

Hay una unción de guerra sobre ti; no importa quién esté ayudando a tu enemigo para verte fracasar, tú vas a ganar. Hay una unción sobre tu vida que está por encima de toda artimaña del diablo. Una unción de guerra, de prosperidad, de bendición. ¡Los demonios no pueden vencerte!

Si has permanecido a pesar de la crisis, busca tus recompensas. No hay ninguna batalla en la Biblia donde Dios haga ganar a Su pueblo y ellos no tomen los despojos de la guerra. Todas las batallas siempre terminaron con los despojos de guerra. Es por eso que no debes pelear con nadie, tú sigue siendo fiel a dios

No dejes que las personas te lleven a sus tormentas, llévalas tú a tu paz. Viene una inundación de oportunidades.

Éxodo 34:10 (NTV)

“El Señor respondió: —Escucha, yo hago un pacto contigo en presencia de todo tu pueblo. Realizaré milagros que jamás se han hecho en ningún lugar de la tierra ni en ninguna otra nación. Todos los que te rodean serán testigos del poder del Señor, el imponente despliegue de poder que yo haré por medio de ti”.

Éxodo 34:10 (RVR)

“Y él contestó: He aquí, yo hago pacto delante de todo tu pueblo; haré maravillas que no han sido hechas en toda la tierra, ni en nación alguna, y verá todo el pueblo en medio del cual estás tú, la obra de Jehová; porque será cosa tremenda la que yo haré contigo”.

Cuando Dios dice en Su Palabra la frase cosa tremenda es porque lo que Él va a hacer no es normal, no es habitual ni regular, sino algo grandioso, algo inusual e inesperado.

Éxodo 23:25-26 (NTV)

“Mas a Jehová vuestro Dios serviréis, y él bendecirá tu pan y tus aguas; y yo quitaré toda enfermedad de en medio de ti. 26No habrá mujer que aborte, ni estéril en tu tierra; y yo completaré el número de tus días”.

Dios promete que no morirás si Él no ha completado el número de tus días, es decir, que ninguna enfermedad ni dolencia determinará si vivirás o morirá, solo Dios tiene el control de tu vida y Él ha prometido bendecirte.

Isaías 59:19 (RVR)

“Y temerán desde el occidente el nombre de Jehová, y desde el nacimiento del sol su gloria; porque vendrá el enemigo como río, mas el Espíritu de Jehová levantará bandera contra él”.

Este verso ha sido mal entendido por un error gramático de traducción. Veamos otra versión:

Isaías 59:19 (NTV)

“En el occidente, la gente respetará el nombre del Señor; en el oriente, lo glorificará. Pues él vendrá como una tempestuosa marea, impulsado por el aliento del Señor”.

No es el enemigo que te viene a ahogar, es el Señor que viene a ahogar a tus enemigos. Dios usa las aguas para ahogar a los enemigos, no son los enemigos los que usan las aguas para ahogar al pueblo de Dios. Cuando el enemigo ataca Dios siempre reacciona.

Salmo 34:19-22 (NTV)

“La persona íntegra enfrenta muchas dificultades, pero el Señor llega al rescate en cada ocasión. Pues el Señor protege los huesos de los justos; ¡ni uno solo es quebrado! Sin duda, la calamidad destruirá a los perversos, y los que odian a los justos serán castigados. 22Pero el Señor redimirá a los que le sirven; ninguno que se refugie en él será condenado”.

Si hay un momento ideal para seguir sirviendo a Dios es en este tiempo. Él nos ha sostenido, nos ha consolado en medio de esta crisis. El fuego no nos quema, rompe nuestras ataduras cuando estamos con Dios.

Pero, ¿qué debo hacer cuando estoy en medio de una crisis? Debes mantener la perspectiva correcta; el problema nos consume en la mente. Tienes que romper la fijación en el problema y comenzar a ver la promesa. Pon tu mirada en los cielos, en el rostro de Dios y mantén la perspectiva correcta. Enfócate en el diluvio que viene de parte del Señor.

El problema no es nada para el diluvio de bendición que te viene. Enfócate en tus promesas, en orar, ayunar, en adorar al Señor, en servirle. El problema es como una gotica de agua comparado con el diluvio que te viene. Así lo va a hacer Dios.

Salmo 112:4 (NTV)

“La luz brilla en la oscuridad para los justos; son generosos, compasivos y rectos”.

En medio de esta tiniebla mundial, Dios va a brillar sobre tu vida y la d los tuyos, Él brillará sobre los tuyos. Todo mal hábito, todo vicio, toda atadura, toda maldición se ahoga en el nombre de Jesús, por el diluvio de bendición con la que el Señor irrumpe en tu vida en este tiempo.

Comparte esta prédica

¿Deseas ver más prédicas?

Suscríbete al canal de nuestro Pastor Miguel Arrázola en Youtube:

Miguel Arrázola

Galería.

  • Un Diluvio Viene
  • Un Diluvio Viene
  • Un Diluvio Viene
  • Un Diluvio Viene
  • Un Diluvio Viene
  • Un Diluvio Viene
  • Un Diluvio Viene
  • Un Diluvio Viene
  • Un Diluvio Viene
  • Un Diluvio Viene
  • Un Diluvio Viene
  • Un Diluvio Viene
  • Un Diluvio Viene
  • Un Diluvio Viene
  • Un Diluvio Viene
  • Un Diluvio Viene
  • Un Diluvio Viene

Iglesia Cristiana Ríos de Vida.
Pie de la Popa Calle 30 No. 19A-11 Cartagena Colombia.

© 2019 Ministerio Ríos de Vida.
Todos los derechos reservados.