Si sabemos lo que a Dios le agrada, no debemos hacer lo contrario. Si queremos vivir una vida bien vivida, debemos obedecer al Señor.

"/> Si sabemos lo que a Dios le agrada, no debemos hacer lo contrario. Si queremos vivir una vida bien vivida, debemos obedecer al Señor.

">
Una Vida Bien Vivida

Una Vida Bien Vivida

Pastor Miguel Esteban Arrázola. Febrero 14, 2020

Si sabemos lo que a Dios le agrada, no debemos hacer lo contrario. Si queremos vivir una vida bien vivida, debemos obedecer al Señor.

Enseñanza.

2 Timoteo 4:6-8 (RV60)

Porque yo ya estoy para ser sacrificado, y el tiempo de mi partida está cercano. He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.

  1. Ámate:No sigamos perdiendo el tiempo, no hay mañana sin un hoy, nada va a pasar mañana si no lo hacemos hoy, ¿qué estás haciendo con la vida que Dios te dio, la estás invirtiendo bien o la estás malgastando?. La vida es muy corta como para desperdiciarla, como para no saberla vivir. Tenemos que vivir el día de hoy como si no hubiera mañana, sé la mejor versión de ti cada día, ama ferozmente, perdona rápidamente y vive la buena voluntad de Dios para tu vida. Si sabemos vivir correctamente, tendremos un futuro brillante. Nuestro futuro fue determinado por la sangre de Jesús, no importa qué tan oscuro haya sido tu pasado, en Cristo Jesús tu futuro es brillante.

Quizás nos preguntamos por qué Dios permite tantas muertes, pero debemos entender que vivimos en un mundo caído por el pecado; esto no es la voluntad de Dios, pero su voluntad permisiva hizo que esto sea caótico, porque tenemos libre albedrio y podemos escoger. Cuando satanás fue a tentar a Jesús, le dijo que había estado paseando por el mundo, el pecado del hombre le dio dominio a satanás en la tierra. No es la voluntad de Dios que cosas malas pasen, su palabra dice que en el mundo tendremos aflicciones, pero que no nos preocupemos porque Él ya venció, a quienes le aman, todo ayuda a bien. No te preocupes, el pasado no se puede arreglar, pero en el futuro, a quienes aman a Dios todas las cosas nos ayudan a bien, todo sucede para mantener nuestra fe.

Pablo no tuvo una vida fácil, nadie dijo que como cristianos tendríamos una vida perfecta, pero será mucho mejor porque Él está de nuestro lado, a diferencia del mundo, nuestra fe está agarrada a aquel que murió en la cruz por nosotros. Pelea, mantén tu fe, no te detengas porque las cosas no han salido, si estás vivo quiere decir que aún hay esperanza, sigue peleando por tu familia, por tu trabajo, por tu salud, pelea la buena batalla de la fe, es buena porque tenemos la victoria, las batallas cansan, pero tenemos la fe para mantenernos firmes.

Pablo sabía que su tiempo estaba terminando y le estaba diciendo a Timoteo que era su turno, estuvo mucho tiempo a su lado, pero que podía volar más alto y llegar más lejos. Se acabó el tiempo de vivir la vida de otros, es tiempo de comenzar a vivir la vida que Dios nos mandó a vivir. Se acabó el tiempo de hablar del dolor, de lo que no salió, es tu turno, gracias al problema y a la aflicción eres más fuerte, más enfocado, más radical, más consagrado, porque a los que aman a Dios, todo ayuda a bien.

Por mucho tiempo viste a otros ser bendecidos, ser alabados y exaltados, pero ya es tu turno de ascenso. Es tiempo de comenzar a maximizar y optimizar tus dones.

Me amo tanto, que valoro mi tiempo. Deja de perder el tiempo en el pecado, Dios te ama tanto como para que regreses al pecado. Es necesario que re-prioces tu vida, que la redirecciones.

  1. Ama a otros:Tenemos que entender que Pablo fue quien escribió esta carta, quien antes era Saulo, un asesino que tuvo un encuentro con Dios y nunca más volvió a ser como era, porque cuando tenemos un encuentro con Jesús, nuestra historia no vuelve a ser la misma. Si realmente has tenido un encuentro con Él, no juzgaremos a los demás y viviremos nuestra vida.

En ocasiones estamos más pendientes de la vida de otros, que se nos ha olvidado lo que Dios nos ha dado. Vive tu vida y no juzgues a los demás. Debes entender que todos somos diferentes, nuestro llamado es diferente, los demás no son nuestra competencia sino nuestro complemento, de eso se trata el cuerpo de Cristo.

Juzgamos la vida de los demás porque somos inseguros, y la inseguridad es el enemigo de la unción. Si a otro le va bien, debemos alegramos y gozarnos, porque somos una familia, un cuerpo, las victorias de los demás son las nuestras, y las batallas de los demás son nuestras también, porque juntos somos mejores. En este año, celebra las victorias de los demás, porque cuando podemos celebrar a otros, estamos preparados para nuestras bendiciones.

  1. Ama a Dios:Esta vida es muy corta como para no amar a Dios.

Éxodo 15:1-2 (NTV)

Entonces Moisés y el pueblo de Israel entonaron el siguiente cántico al Señor: «Cantaré al Señor, porque ha triunfado gloriosamente; arrojó al mar al caballo y al jinete. El Señor es mi fuerza y mi canción; él me ha dado la victoria. Él es mi Dios, y lo alabaré; es el Dios de mi padre, ¡y lo exaltaré!

La adoración tiene que ser interna para que luego se refleje externamente (Mateo 15:8-9). Debemos ser intencionales con la actitud de nuestro corazón, porque de nada sirve tener buenas acciones si no tenemos buenas intenciones (Juan 4:24). Nuestra verdad es la revelación de quién es Dios en nuestra vida. No podemos adorar a Dios si tenemos un concepto distorsionado de quién es Él. Para saber la verdad debemos buscar su palabra, ahí debe estar cimentada nuestra vida, ahí podemos prevalecer a pesar de lo que suceda a nuestro alrededor.

No se trata de adorar a Dios siendo alguien que no eres, con Él puedes ser honesto, puedes ser real. En esta vida andamos con máscaras, pero en su presencia toda máscara tiene que ser quitada, la adoración más pura es aquella que sale de un momento de quebrantamiento y transparencia.

Hebreos 13:15 (NTV)

Por lo tanto, por medio de Jesús, ofrezcamos un sacrificio continuo de alabanza a Dios, mediante el cual proclamamos nuestra lealtad a su nombre.

La adoración no es un sentimiento, es rendirme a su voluntad a pesar de lo que estoy viviendo, poder declarar aun en medio del desierto que Él es bueno.

Cuando adoramos viene:

  1. Avivamiento
  2. Paz
  3. Santifica nuestra vida
  4. Aumenta nuestro gozo

Tus batallas se pelean de rodillas. Arrodíllate delante de Él y no habrá nada que te doblegue, cuando adoras se está gestando una batalla en la atmósfera celestial, porque satanás no quiere que adoremos al Señor, pero que nada te detenga de adorarle, porque cuando le adoramos entendemos para lo que fuimos diseñados a ser. Cuando adoramos nos sentimos plenos, porque nuestra plenitud está en hacer su voluntad y fuimos creados para adorar. Su plenitud nos lleva a tener un gozo insaciable que no podemos detener.

Comparte esta prédica

¿Deseas ver más prédicas?

Suscríbete al canal de nuestro Pastor Miguel Arrázola en Youtube:

Miguel Arrázola

Galería.

  • Una Vida Bien Vivida
  • Una Vida Bien Vivida
  • Una Vida Bien Vivida
  • Una Vida Bien Vivida
  • Una Vida Bien Vivida
  • Una Vida Bien Vivida
  • Una Vida Bien Vivida
  • Una Vida Bien Vivida
  • Una Vida Bien Vivida
  • Una Vida Bien Vivida
  • Una Vida Bien Vivida
  • Una Vida Bien Vivida
  • Una Vida Bien Vivida
  • Una Vida Bien Vivida
  • Una Vida Bien Vivida
  • Una Vida Bien Vivida
  • Una Vida Bien Vivida
  • Una Vida Bien Vivida
  • Una Vida Bien Vivida
  • Una Vida Bien Vivida
  • Una Vida Bien Vivida
  • Una Vida Bien Vivida
  • Una Vida Bien Vivida

Iglesia Cristiana Ríos de Vida.
Pie de la Popa Calle 30 No. 19A-11 Cartagena Colombia.

© 2019 Ministerio Ríos de Vida.
Todos los derechos reservados.