Aprendiendo A Perdonar

Aprendiendo A Perdonar

P. Marcos Brunet. noviembre 28, 2019

Perdonar es una cuestión de alto nivel de fe. Hoy pido al Señor que nos aumente la fe para no caer en la trampa de la ofensa y que nuestra mente y corazón estén libres de toda herida.

Enseñanza.

Apocalipsis significa revelación. Apo: sin, calipsis: velo, sin velo. Cuánto más conocemos a Jesucristo menos miedo tenemos del futuro. Cuánto más estamos cercanos en Él, más seguros estamos en el presente.

Hoy hay una Iglesia que se está levantando y está declarando que todo le pertenece al Señor. Pero tenemos que tener una revelación certera de lo que es la eternidad para no caer en confusión.

Mateo 24:9-14 (NBLA)

“ 9 »Entonces los entregarán a tribulación, y los matarán, y serán odiados de todas las naciones por causa de mi nombre.  10 Muchos se apartarán de la fe entonces, y se traicionarán unos a otros, y unos a otros se odiarán.  11 Se levantarán muchos falsos profetas, y a muchos engañarán.  12 Y debido al aumento de la iniquidad, el amor de muchos se enfriará.  13 Pero el que persevere hasta el fin, ese serásalvo.  14 Y este evangelio del reino se predicará en todo el mundo como testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin”.

La última señal del fin no son catástrofes, sino que el Evangelio se predicará en todas las naciones y entonces vendrá el fin. El Señor te trajo aquí para dar gracias por todo lo que pasó en el 2019 pero también para prepararte para el futuro.

Fin no es fin de finalidad ni de fatalidad, sino de propósito. El fin del que hablan en este verso no es de que todo se va a acabar sino de que el propósito se va a cumplir.

El mundo va a ser cada vez más mundo pero la Iglesia cada vez más será más la Iglesia. Dice la Palabra que el amor de muchos se enfriará por causa del aumento de la maldad pero el que persevere hasta el fin, será salvo. Pero, cómo hacemos para que nuestro amor no se enfríe?

Hoy hay una perversión del amor, no es que no lo haya, solo que está pervertido. Pero alguien tiene que perseverar y perseverar es volver al diseño original. Por eso tu matrimonio, tus hijos deben estar unidos, por eso tu matrimonio debe permanecer en la roca porque son la representación de Dios en la tierra. El diseño
de Dios siempre es familia.

El problema es cuando entramos en una apatía, en una tibieza y dejamos de operar en ese amor que se entrega. Pero Cristo es un amor perfecto, la cruz es amor. El que se entrega, el que se sacrifica por otros ya no está en la fórmula del
amor del hombre de hoy. Pero los que perseveran son los que incluyen la cruz, el sacrifico porque sin amor no existe sin sacrificios.

Los que se enfrían es porque se dejan enfriar. Muchos están manteniendo relaciones en vez de estar creciendo en el amor. Yo no quiero solo cumplir con mi devocional en las mañanas, yo quiero escuchar y hablar con Dios.

¿Es correcto leer la Biblia? Sí, claro. Pero cuántas veces leemos la Biblia pero no queremos escuchar a Dios? Porque la Biblia es la Palabra de Dios, a veces hacemos cosas correctas sin el corazón y no nos damos cuenta de que la práctica
vacía nos puede llevar al enfriamiento.

Todos los días tenemos que seguir echando leña a nuestro amor. No es mantener, es hacerlo crecer; que el amor sea creciente, que vaya creciendo. En esta parte de las Escrituras nos muestran el proceso de cómo un amor se enfría.

Lo primero que dice “se apartarán de la fe porque se traicionarán y se odiarán unos a otros”. Todos conocemos a alguien que comenzó el caminar con Jesús con ustedes y hoy está apartado, ya no cree más en Dios. Hay mucha gente que cree en Dios pero no le cree a Él, no tienen una relación con Él. Por eso dice la Biblia refiriéndose a la venida de Jesús: “¿Hallará Dios fe en la tierra?”. Esto pasa en esas personas que dicen “con Dios todo bien, pero no quiero nada que ver con la Iglesia”. Si tú hablas mal de la Iglesia, estás hablando mal de Cristo, si tú estás bien con la Iglesia, estás bien con Cristo, no hay separación.

La fe no se pierde de un día para el otro, sino que van haciéndose rajaduras en las personas que van quebrando el sistema de creencias y partiendo el alma, hasta el punto de causar como una esquizofrenia espiritual que hace a la persona un día desear estar en el cielo y otro día desear en el infierno. Toda herida no tratada es una puerta abierta para influencias demoniacas que te van a empujar a decidir algo que no querías decidir. Todo lo que no se trata se repite, se infecta y es un cultivo de insectos sin darte cuenta.

Lucas 17:1-5 (RVR)

“Dijo Jesús a sus discípulos: Imposible es que no vengan tropiezos; mas ¡ay de aquel por quien vienen! 2 Mejor le fuera que se le atase al cuello una piedra de molino y se le arrojase al mar, que hacer tropezar a uno de estos pequeñitos. 3 Mirad por vosotros mismos. Si tu hermano pecare contra ti, repréndele; y si se arrepintiere, perdónale. 4 Y si siete veces al día pecare contra ti, y siete veces al día volviere a ti, diciendo: Me arrepiento; perdónale. 5 Dijeron los apóstoles al Señor: Auméntanos la fe”.

Es inevitable que no seamos ofendidos en esta vida. Solo sufren los cambios los que no entienden los cambios. Necesitamos una Iglesia entendida en los tiempos, que las circunstancias no la dominen sino que ella domine a las circunstancias.

Mateo 6:14-15 (RVR)

“ 14 Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; 15 mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas”.

Si el mundo cada vez va a ser más mundo, nosotros cada día más debemos ser más Iglesia. No es suficiente con formar líderes, debemos formar Cristo en la gente; gente que reacciona, perdona, sirve como Cristo. Si tienes miedo del futuro,
es porque te falta Cristo adentro. Cuando tienes a Cristo en tu interior, lo único que sientes es gloria.

Jesús quiso decir que lo que impide la manifestación del Reino es un corazón ofendido, impide el fluir del Reino a través de ti.

Proverbios 18:19-21 (NBLA)

“El hermano ofendido es más tenaz que una ciudad fuerte, Y las contiendas de los hermanos son como cerrojos de alcázar. 20 Del fruto de la boca del hombre se llenará su vientre; Se saciará del producto de sus labios. 21 La muerte y la vida están en poder de la lengua, Y el que la ama comerá de sus frutos”.

Así como pueden entrar heridas por actos uy por palabras, así mismo la sanidad. De tu boca debe salir vida y no muerte, que tus reacciones sean basadas en palabras de vida eterna. Tu corazón puede determinar el destino de tu descendencia y a la vez, cómo puede literalmente afectar la manifestación del Reino en naciones, por un corazón
resuelto.

Jesús dijo en Mateo 11 “Vengan a mí los que están cansados y cargados, y yo los haré descansar. Y dijo : “Aprendan de mí que soy manso y humilde de corazón, y hallaréis descanso para nuestras almas”. El enojo y el orgullo son los elementos prioritarios que causan agotamiento al alma. Jesús da un secreto: “Aprendan de mí a ser manso y humilde de corazón”, porque es una condición interna. Dios no te va a dar nada que no puedas disfrutar; lo que tú tienes es tu realidad pero lo que tú quieres alcanzar es tu expectativa. Y si tú quieres siempre estar en otro nivel, tienes una baja calidad de vida, no importando cuánto tengas. Cuando yo acorto la distancia entre lo que tengo en realidad y lo que quiero alcanzar, me acerco a la felicidad porque estoy agradecido con lo que tengo y reconozco que si tengo a Dios lo tengo todo, solo pidiéndole que siempre tenga para dar más.

¿Cuántos nos enojamos el nivel de vida que queríamos y no logramos disfrutar lo que tenemos por el nivel de orgullo? Esto nos impide tener descanso. Jesús nos promete que si estamos con Él, hallaremos descanso en nuestras almas; que
aunque haya pánico afuera, no tendremos pánico interno.

Cada crisis es una oportunidad para mostrar cómo el cielo reacciona. Todo lo que pasa hoy en el mundo tiene que ver con un espíritu de anarquía y de desgobierno que se soltó y nadie se quiere sujetar a la autoridad, y todos esos espíritus solo entran en corazones ofendidos.

¿Cuándo mi ira se convierte un pecado? Cuando le afecto la vida a otros. Y lo que Jesús nos quiso decir es que el enojo y el orgullo traen estrés y ansiedad al alma. Necesitamos cerrar toda puerta en nuestro corazón que a la vez eso va a ser de sanidad para nuestra tierra también.

¿Sabe cuánta gente está respondiendo al odio, pero no al odio presente sino a heridas no tratadas de generaciones? Desde pequeños, le enseñan a los judíos a odiar a los árabes y a los árabes le enseñan a odiar a los judíos y heredan heridas generacionales que provoca que no se cierre y siga el problema familiar.

El perdón es la llave para la sanidad, si sigues con la ofensa en tu corazón eso va aumentar la herida en tu corazón y en tu generación. Aunque parezca humillante el perdón, debes decidir y ser libre de toda ofensa.

Cuando Pablo le habló a Timoteo de la fe de su abuela Loida y en su madre Eunice, él estaba hablando de una fe generacional. La mejor herencia que le puedes dejar a tus hijos es una fe sincera y que logren todo y mucho más que tú,
pero que si pierden todo no pierdan esa fe sincera y que no hereden heridas. Di conmigo: “Yo no voy a perder lo que el cielo me quiere entregar, ninguna herida será una fisura que haga perder el río de Dios en mi vida”. Oramos por gente que no solo se va a mantener sino que también va a madurar hasta alcanzar la estatura del varón perfecto, que es Jesucristo.

¿Cómo deshacer la trampa de la ofensa?

Los consejos que Jesús da a los discípulos no son legalistas, les decía que el que logra resolver las ofensas es el que va a poder permitir la manifestación del Reino de Dios en la tierra.

1. Poniendo los lentes de Cristo

Un corazón ofendido distorsiona todo lo que ve, una persona que está con ansiedad agranda todo lo que está afuera. Tu condición interna afecta la forma en que vez las cosas y las personas. Mira los ojos de Cristo y comienza a mirar a
través de sus ojos.

2 Corintios 5:16-17 (NBLA)

“De manera que nosotros de ahora en adelante ya no conocemos a nadie según la carne. Aunque hemos conocido a Cristo según la carne, sin embargo, ahora ya no lo conocemos así.  17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron, ahora han sido hechas nuevas”.

Toda relación tiene 3 etapas:

1. La emoción: todo lo ves lindo.

2. La desilusión: cuando ves todo lo malo.

3. Una encrucijada: O la relación se separa o crece.

Toda relación que crece es porque ha pasado por desilusiones. Todas las desilusiones de la vida nos hacen perder el primer amor y hacen que el amor se enfríe. Las desilusiones son inevitables, pero yo decido que hacer; yo no puedo
dominar la acción pero puedo dominar mi reacción.

Estamos aquí hoy porque Cristo nos vio en una condición de vida que no era favorable y aun así decidió morir por nosotros. Una relación solo funcionará cuando decides mirar a la otra persona con los ojos de Cristo.

Cuando tú miras a la gente con los ojos de Cristo, nunca te vas a desilusionar.

Comienza a llamar a todos por cómo Dios los ve, no cómo tú los ves, no por su condición presente son por su condición profética en Cristo Jesús.

2. Dar el primer paso

Jesús murió en nuestro lugar cuando no pedimos que lo hiciera. Nadie se lo pidió, Él dió el primer paso porque era imposible que nos reconciliáramos con el Padre si Él no lo hacía. De eso se trata la reconciliación: Que alguien sea como Cristo y dé el primer paso.

Lo único que nos impide perdonar es el orgullo herido. Nadie puede perdonar en sus fuerzas, necesitamos estar conectados a la fuente del perdón que es el amor y el amor no es una ideología, es una persona. Y cuando te conectas a la persona de Dios, fluye el perdón y vas a dar el primer paso. Dando el primer paso logras transformar las heridas en perlas.

3. Restablece la relación

Aún en la Cruz, Jesús pidió al Padre que perdonara a los hombres Él, porque sentía que no le estaban haciendo nada a sí mismo. Oh debemos procurar querer ser como Jesús. Cada piedra que te lancen es una oportunidad de que los cielos
se te abran a tu favor.

Fui muy herido, despreciado por mi papá, maltratado por mis mismos tíos. Mi hermano y yo nos íbamos a dormir a los andenes, porque sentíamos el rechazo de parte de nuestros tíos y de mi abuela.

Cuando vengo a Jesús entendí que la pobreza no era parte de mi vida. Dios nos cambia la vida y el poder de la sangre cambia nuestra naturaleza. Yo sé lo que es no tener nada ni para comer, pero la Palabra nos transforma.

La Palabra no está escrita por estarlo; las espinas de la corona de Jesús significan ruina y pobreza. Y la sangre derramada por el rostro de Jesús al caer en tierra, anuló la maldición de la tierra sobre nosotros.

La Palabra de Dios nos da derechos, ¡son tuyos! El problema es que mucha gente duda de que el Señor quiera prosperarlos. Yo aborrecí la pobreza y entendí que soy cabeza y no cola, y así salí de la pobreza.

Tienes que aplicar lo que dice la Palabra de Dios, no se trata solo de decir amén a ella sino de aplicar lo que nos dice. Tú eres prosperado porque has aprendido los principios del Reino que tus Pastores te han enseñado y los has aplicado.

Yo quería ser profesional, pero a los 11 años mi mamá me dijo que no podía seguir estudiando porque tenía que trabajar. Pero entendí que en las áreas donde más fuimos dañados es dónde Dios más va a traer sanidad a tu vida. Dios es un Dios que nunca olvida lo que hacemos por Él.

Yo trabajé jalando pilones de café, peinando cafetales, ¡no fue fácil para mí! Para poder hacer cuarto, quinto y sexto grado, yo peinaba café en las mañanas y luego me iba a la escuela, llegaba a la 1 de la mañana y a las 4 de la mañana del día siguiente ya estaba en pie nuevamente. No va a ser fácil cumplir tus sueños, ¡pero sí es posible!

Cuando Jesús llegó a mi vida entendí que Él había cortado toda maldición en mi pasado y que con Él podía marcar la diferencia en mis generaciones. Y empecé a creer; me dieron la oportunidad de vender cubre camas y ¡me fue muy bien! Lo que los otros vendedores se ganaban en un mes yo me lo ganaba en 4 horas.

Luego tuve mi propio negocio de vender colchas, le puse “Comercial Eghelshi”.

Nunca me enseñaron en casa a pensar con la mentalidad de Dios “Hijo yo oro y te bendigo para que te prepares y seas el dueño de tu propio negocio”.

La gente bendice a sus hijos para que trabajen en un lugar, pero nuestra mentalidad que es la mentalidad judía, la de Dios, debe ser “hijo, yo te veo siendo el dueño de ese negocio”.

Yo empecé a vender colchas y me empezó a ir bien; es aquí cuando Dios me da la revelación del dar. Hay veces que Dios nos pide y tenemos que ser sensibles a Su voz. El diezmo trae protección para ti, el enemigo no puede tocar tus finanzas ni tus propiedades.

El diezmo es de Dios, lo que desata tu bendición es lo que propones en tu corazón darle a Él a través de tus ofrendas, de tus primicias, de los pactos. Te hablo de algo que he vivido, que es real para mí. Da a Dios lo que Él propone en tu corazón y cuando Él te hable dar algo, ¡hazlo, obedécele! Dios quiere darte todo lo que Él tiene para ti pero si no haces los principios, tú violentas lo que Él dicta en Su Palabra.

La honra me da acceso a lo que yo deposito en mi cuenta. Te espera un año cargado de bendiciones, tu final del 2019 no va a ser como los otros años porque el Señor te va a sorprender.

Yo he hecho de todo para salir adelante, lo menos que tú puedes hacer es estancarte. Si el negocio que empezaste no te funcionó, ¡continúa! No te detengas, empuja hacia delante hasta lograr tu objetivo. Prosperidad es entender que las riquezas están en Él, es hacer que el dinero de los bancos trabaje para mí no yo trabajar para ellos. Invierte en cosas que se multipliquen, ya llegarán los años de los lujos. Enfócate en ver el Templo terminado; el Señor me dice “Cuando
el Templo esté terminado e inaugurado, mi gloria va a descender”. Terminen la obra porque grandes cosas vienen para ustedes.

Dios dice que te prepares, porque nunca más vas a ser solamente el empleado, vas a ser el dueño de tu propia empresa, de tu propio negocio porque el Señor cumplirá Su propósito en ti.

Si eres parte de esta casa, eres parte de la historia de Colombia. Neceistas celebrar el recuerdo de todo lo que Dios ha hecho en esta casa. Debes recordar dónde estabas, de dónde provienes, en qué condición Dios te encontró, y Dios comenzó a hacer milagros tras milagros.

Romanos 1 nos habla sobre la escalera hacia la destrucción, y el primer peldaño es dejar de ser agradecido. Todo lo malo ocurre cuando dejas de tener gratitud. Normalmente sucede cuando comparas lo que Dios te dio a ti con lo que dio a alguien más, tienes descontento.

Pero cuando eres agradecido, siempre quieren celebrar, están siempre felices cuando Dios hace incluso cosas pequeñas, si permanecer agradecido, celebrarás y alabarás a Dios de continuo. Dios va a empezar a traer recuerdos a tu memoria, de donde provienes, lo que solías ser.

Cuando estas en esta iglesia, estas recibiendo al espíritu de dios sobre ti, porque estas en un atmosfera de milagros.

No cualquiera puede ser parte de esta iglesia.

Hay iglesias donde no puedes crecer muy alto, el pastor no delega nada a nadie. Pero estas en una casa histórica, y tus mayores días aun están por venir, tus mayores milagros estan por venir, tu mayor poder aun esta por manifestarse, tus mayores rompimientos aun están por llegar.

Tendrás cientos y miles de elementos y momentos en tu memoria y recuerdo, cuando el espíritu de dios cae sobre la casa recordarás que es posible hacerlo, que viste a tu pastor hacerlo, y por eso eres agradecido. Hay grandes cambios a punto de estallar sobre ti.

David:

Tu eres un ejemplo vivo, tu te acuerdas de dónde dios te rescató. Recuerdas dónde solías vivir, te acuerdas y nunca lo olvidarás. Te sorprendes de cómo Dios te ha usado, pero es tu recuerdo que te visita ahora. Hay un nuevo ámbito de gloria que esta cayendo sobre ti. Hay un grupo de jóvenes que esta por inundar tu iglesia, no se parecen a ti, no suenan como tu, pero te pertenecen. Esta descendiendo una unción particular sobre ti.

Cuando Dios nos salva, no solo nos salva del infierno, sino de todo aquello que nos pudo pasar. Medita en aquello de lo que fuiste salvado.

Alfonso:

Las miles de historias, tu vida no ha acabado hijo. Necesitas buscar y hallar unos jóvenes timoteos, necesitan desesperadamente oir tu historia. El espirutu de la impartición vendrá sobre ti, te verás 40 años atrás y al compartir tus historias ocurrirá lo mismo. Oigo al señor decir, gracias por no mantenerte resentido contra los pastores que te han mentido, te robaron la ofrenda del evento pero no tiraste la toalla.

Yo me acuerdo señor. Dios está a punto de hacerte recordar cosas que has visto en los últimos años en esta casa. Estas en nuevo nivel de gloria, de unción, de prosperidad, no limites lo que dios hará con esta casa. Esta es una casa de historia.

A pesar de los quebrantos o dificultades, la obra de Dios no puede ser detenida y su propósito no puede ser quebrado. Es posible para todos ascender al lugar donde podemos estar plenos y llenos de contentamiento, donde estás ahora representa que
la providencia de Dios está sobre tu vida.

Que estés contento no significa que no tendrás problemas, sino que estás creyendo que esperas en la misericordias de Dios que son nuevas cada mañana, aun nuestras neuronas son nuevas cada mañana. Tenemos que reconocer que todos tenemos un potencial que alcanzar, no es una idea que está en el aire, una meta determinada a la que apuntamos, el propósito de Dios ya ha sido predeterminado para tu vida, no depende de tu inteligencia o de tu conexión, depende de que te acerques al trono de la gracia, porque ahí se resuelven tus pecados y está todo lo que necesitas, ahí puedes redescubrir el propósito.

La verdadera felicidad no la puedes encontrar al buscarla, ocurre cuando dejas de preocuparte si eres feliz o infeliz y te enfocas en el propósito que Dios te dio, porque ahí está el significado de tu vida. Cuando entiendes el propósito empiezas a servir algo que es mayor que tú, que tu familia, que tu presupuesto, el propósito de Dios tiene el poder para
desatar todo lo que necesitas. La felicidad está ligada al sentido de propósito en tu vida.

Propósito es estar conectada a algo que es más grande que yo, propósito es lo que dios ha preparado para que camines, en las que no pensabas que podías caminar antes de conocerle.

Cuando te conectas con la atmosfera de la presencia, empiezas a ser rodeado por un ambiente profético, y ahí puedes escuchar la voz de Dios. Será que Dios quiere sorprenderte con una dimensión que no has descubierto en tu vida?, que descubras algo que no has visto en tu vida?. algunos dicen que tiene miedo, que no pueden hablar, pero el espíritu santo dice que abras la boca porque él las va a llenar.

Cómo descubrir el propósito.

1. Pertenencia: De dónde eres, dónde estás conectado, dónde están tus raíces.

Si tienes un hijo que está pródigo, no seas un rescatador de tu hijo o hija, pero lo que sí puedes y debes hacer es mantener un corazón generoso hacia él, porque la generosidad es la capacidad de dar aun cuando ya diste. Cuando reconectamos con el sentido de pertenencia, y el espíritu santo nos despierta y nos dice que es tiempo de volver a casa, empezamos a tener conciencia de cuál es nuestra casa y el lugar de nuestro origen, estas dando uno de los pasos más importantes en la dirección de descubrir tu propósito.

Cuando te desconectas de tu origen y te vas lejos de la casa de tu padres, en ese lugar eres vulnerable y estas en confusión, pero cuando te reconectas, reconoces tu origen y vuelves a la casa de padre y entiendes la razón por la cual te formó en el vientre de tu madre.

Salmos 139:13,16

No importa cómo comenzaste, lo que importa es cómo vas a terminar.

Dios nos está reconectado con su casa, con su esencia, con su propósito, porque todos somos de un lugar.

Si quieres reconectarte con el propósito de Dios sobre tu vida, tienes que recuperar el sentido de pertenencia, de dónde eres.

2. Trascendencia: La trascendencia es una conexión con una realidad más elevada con la presencia del dios vivo.

Hebreos 7:9-10

Levi recibe los diezmos porque su bisabuelo honró a dios e hizo un pacto con él, eso es trascendencia. Trascendencia no es ser la persona más exitosa.

No te preocupes si has diezmado y aun tienes grandes dificultades, no reduzcas la trascendencia de lo eterno.

3. Redimir la narrativa de tu vida. Todo lo que has vivido tiene un propósito porque la narrativa explica cómo llegamos a donde estamos. Si tienes una narrativa llena de amargura, de odio, recibe la unción del espíritu santo, recibe el espíritu de adopción, el abrazo del padre, corre a sus brazos y deja que él redima la historia de tu vida.

Génesis 50:20 (RVC)

Si puedes creer que todo lo que alguien te hizo Dios lo puede cambiar para bien. Aun la peor de las tragedias se puede convertir en una fuente de sanidad, salvación y redención para otros. Tu peor de dos se puede convertir en la fuente del poder de tu ministerio para consolar a los que sufren, ahí entenderás por qué. Dios tiene tu vida en sus manos y no se le
ha caído ni un solo momento.

La paz es un activo de los hijos de Dios, es un tesoro, es una sustancia, no es un pensamiento, emoción o estado de ánimo, sino tan real, positiva y poderosa como la sangre que corre por tus venas, es una sustancia y si a tu salida oyes a alguien hablando negativamente y con temor, dile que si te permitiría bendecirlo con Paz y te aseguro que la mayoría te dirá que sí, solo pocos te rechazarán y con respeto vas a poner tu mano sobre esa persona y le impartirás paz.

El pan es la bendición de los hijos y no un premio, nuestro buen Padre nunca nos manda a dormir con el estómago vacío.

 “Ríos de Vida es una iglesia llena de gente que ha resuelto el dolor y el  rechazo que abraza, recibe y acepta a los demás”.

La atmósfera de la presencia te lleva a estar en un ambiente profético y ahí puedes escuchar la Palabra y redescubrir tu propósito, y volviendo a escuchar se destapan nuestros oídos y redescubrimos, nos reconectamos con Dios. Queremos ser un pueblo con ojos y oídos abiertos, que escuchamos la voz de Dios que nos mantiene motivados. Cuando hay una desconexión que puede interrumpir la conexión espiritual y física, la Biblia dice es mejor ser dos que uno.

 Eclesiastés 4:10 (NTV)

“Si uno cae, el otro puede darle la mano y ayudarle; pero el que cae y está solo, ese sí que está en problemas”.

 Mantengamos esa conexión porque eso nos mantiene conectados a Él.

1 Pedro 1:3,13  (RV60)

“Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos.

Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado”.

Satanás está molesto porque su nombre era lucifer, tenía una familia, era parte y miembro de la familia de Dios, pero cuando traicionó al Rey del universo, perdió la capacidad de tener y estar en una familia, jamás se le va a conceder ser parte de una familia, porque solo puedes ser parte de una basándote en el amor y no el temor, no con odio y resentimiento. Entonces, cada vez que observa paz y armonía jamás lo tendrá y se siente enojado con verte a ti tenerlo, repite: “yo tengo demonios que me atacan personalmente”.

Si no eres consciente que estas en una guerra a diario, no vas a entender ni la Biblia, ni tu vida, hay mucha predicación en Estados Unidos, llena de motivación, exhortación, pero no se basa en la realidad de Cristo. Sales del servicio pensando que todo va a ser maravilloso. Grita esto “¡cultura de guerra!”. 

Cuando Jesucristo escogió a sus discípulos para ser líderes no eligió un pastor, maestro, evangelista o profetas, todos fueron apóstoles.

La palabra apóstol en aquella época, venia  de la nomenclatura romana, es lo que los griegos y romanos llamaban a sus generales líderes. Cuando había un ejército que iba a entra a una guerra ellos llamaban a sus líderes apóstoles.

Jesucristo dijo, yo tengo mis apóstoles y voy a conquistar la tierra donde llegue, si no tienes apóstol, y solo pastor, no estarás viviendo tu vida cristiana de una manera correcta. No vas a llevar la estabilidad correcta en el mundo que vives, porque para que Jesucristo sea tu esperanza viva, primero debe enraizarse en tu realidad, si no tienes tus propios fundamentos en Jesucristo, cuando azota una crisis vas a ser movido aquí o allá. 

Pero si Jesucristo se convierte en tu ancla de esperanza viva, Él te va a dar una palabra basada en la realidad y a impartir una esperanza para tu futuro basados en la realidad.

En la Biblia los apóstoles se esforzaban por establecer un sistema de raíces fuertes en las personas. Cuando yo empezaba a ministrar y profetizar, le profetizaba a todo, porque podía ver lo que era y será, pero cuando recién iniciaba mi mover profético tenía una parte faltante, las profecías son promesas, pero que no pasarán hasta que las conectes a un proceso.

La mayores revelaciones en la Biblia son aquellas en las que se compara la Palabra con la semilla, buena presencia, adoración, pero si la semilla no cae en un corazón dispuesto a pasar por un proceso, esa profecía no se va a cumplir. “Mucho ministerio y adoración, que no produce el fruto correcto”, porque el corazón aún no está dispuesto a someterse al proceso.

Ahora uso más discernimiento, les pregunto a quienes me piden profetizarles: “¿lees la Biblia, diezmas, evangelizas?”, si las respuesta es no les digo: “¿y quieres una palabra?”,  jamás se va a cumplir ninguna palabra que te dé.

Hay mucho ministerio que se desperdicia por no cumplir con ese mandamiento, a menos que un grano de mostaza caiga en buena tierra y esté lista para un proceso, jamás se va a cumplir la profecía.

Dios tiene palabras de prosperidad preparadas para ti con persecución, y en el instante en que te persiguen , muchos dejan de creer en la prosperidad y la promesa.

Todo esto lo vemos la parábola de la semilla y el sembrador, y pienso “estoy muy viejo para desperdiciar tiempo y ministerio”, no quiero ser bien cortés y amable, ya descubrí que no importa cuánto alimentes a un chiguagua no crecen, solo engordan y a veces nos encontramos con cristianos chiguaguas, que tienen una celebración falsa y no queremos falsas celebraciones.

Mateo 13:20-21(RV60)

“Y el que fue sembrado en pedregales, éste es el que oye la palabra, y al momento la recibe con gozo;

21 pero no tiene raíz en sí, sino que es de corta duración, pues al venir la aflicción o la persecución por causa de la palabra, luego tropieza”.

Algunos reciben con celebración las promesas, si yo les digo hoy:

Van a ser bendecidos económicamente, pueden tener milagros todos los días en su vida, pueden tener salud divina y relaciones como nunca antes en su familia. (GRITOS DE FELICIDAD DE TODOS) Así reaccionaron en este versículo. Pero la Biblia dice que era superficial, porque las piedras era lo que impedía que las raíces se desarrollaran en la tierra.

Cuando tú te propones ser un verdadero cristiano, leer la Biblia y portarte como debes, entonces viene la tribulación y comienzas a vivir en temor.

“Los problemas sin resolver, sepultados vivos, nunca mueren” sino que se convierten en minas en todas las relaciones de nuestra vida. 

Esas piedras representan problemas sin resolver de su alma, entonces viene la tribulación, la persecución, meten su mano en la tierra de su alma y sacan esas piedras, que son asuntos sin resolver y se las tiran a sus Pastores. No se marchan así no más, van a pelear. Pero tú tienes que proponerte desarrollar tu propio sistema de raíces firmes. 

Hace unos años en el ministerio tenía una pareja, el hombre era un empresario, la esposa era más espiritual y eran fieles, a la esposa le dio cáncer terminal y murió y alguien me dijo: “este señor empezó a salir con una joven a quien conoció hace apenas 6 meses”.

Entonces en oración, Dios me dijo que él nunca desarrolló su propio sistema de raíces y dado que eran pareja, uno no lograba ver de lo que el carecía, hasta que ella murió.

A mí me encantan las prédicas que motivan, siempre y cuando se basen en raíces firmes. Los griegos eran el pueblo más sofisticado del tiempo antiguo y estaban buscando conocimiento, en la mentalidad griega si lo sabias te apropiabas, pero en los hebreos no había apropiación hasta hacerlo, es decir, para los griegos si me sé los principios eso es mío, pero en el concepto judío no lo poseo hasta que lo puedo producir. Ese es el contexto leamos:

1 Corintios 3:1-2 (RV60)

“De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo.

Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía”.

Cada vez que ves leche en el nuevo testamento se refiere a la leche materna, dice que no tienes tu propio fundamento y dependes de alguien más que te alimente, la Palabra dice “no les pude hablar como a un pueblo espiritual, que es guiado por el espíritu de Dios”. La leche entonces significa, quiero tener todo lo que Dios tiene para mí, la carne significa que quiero hacer todo lo que pueda para Dios.

Cuando les hablas de leche te motivas,  pero si no eres espiritual, las profecías jamás se te va a manifestar. La leche es celebración por lo que Dios hizo por ti y la carne es celebrar lo que puedo hacer por Dios, los dientes en la biblia son una revelación, con los dientes puedo masticar la revelación y sacarle todo.

Predicar leche produce una audiencia para Dios, predicar carne produce una familia y un ejército para Dios, la leche saturada de inspiración, exhortación aumenta mi audiencia pero cuando te dicen que debes pagar el precio o trabajar, eso ya es carne y a Dios ya no le interesan más audiencias sino una familia que se convierta en un ejército para Dios.

Hay buenos predicadores que atraen audiencias, pero cuando alguien dice quiero ser un padre para ti, es para que seamos una familia que se convierte en un ejército. Si tu no quieres ser parte del ejército no quieres apóstoles, quieres motivadores, que te hacen sentir bien y ¿cómo se van a cumplir esas promesas? Esto  no es el reino mágico, cuando plantas una semilla en el reino, alguien va a tener que morir, hay que lidiar con esas piedra para vivir.

La Biblia dice que después que Pedro, Pablo y otros fueron azotados, regresaron felices a celebrar porque fueron sometidos a dolor por Jesucristo, estamos en plena guerra y si tú eres un verdadero cristiano, cuando oyes acerca de los problemas sociales de tu País, a ti no te llega un ataque de pánico, tú dices venga lo que venga lo enfrentamos como familia.

Sabías que las actitudes de protestas son un virus, es como un virus y si nadie los resiste, las personas sin un fundamento, son agarrados por esa ola, pero si tienes tu propio fundamento no. Hoy en día estamos lidiando con los mismos demonios de antes.

Gálatas3: 26-28 (RV60)

“pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús;

27 porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos.

28 Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús”.

Sexismo, racismo, clasismo, éste versículo habla de los problemas del primer siglo, pero ¿sabes que causa estas manifestaciones? Siguen usando el manual del diablo: sexismo, racismo y clasismo.

En Cristo somos nuevas criaturas, ya no somos negros ni blancos, esclavos  ni libres, hombre o mujer, y si funciona esto, es porque el diablo siempre busca a gente que no tiene fundamento.

Hace unos años fui a la páginas de ancestros y me hice una prueba de ADN y soy 45% negro, 45% europeo y 10% sueco, pero eso no tiene importancia, porque tengo una nueva raza de gente viviendo dentro de mí.

El diablo viene y utiliza esos mismo temas de antes porque quiere destruir la familia de Dios y tu familia en particular, pero la unción no tiene raza, sexo o clase, solo busca a gente que haga a Jesucristo su único Señor. 

Dios quiere hacer algo en Cartagena, a través de esta congregación pero va a ser a través de aquello que hablas en voz alta. Cuando escuches rebelión, tu debes reconocer la voz del diablo, cada vez que escuches acusación que no sea redentora en su naturaleza, vas a saber que Satanás está detrás.

Comparte esta prédica

¿Deseas ver más prédicas?

Suscríbete al canal de nuestro Pastor Miguel Arrázola en Youtube:

Miguel Arrázola

Galería.

  • ¡Somos Un Ejército!
  • ¡Somos Un Ejército!
  • ¡Somos Un Ejército!
  • ¡Somos Un Ejército!
  • ¡Somos Un Ejército!
  • ¡Somos Un Ejército!
  • ¡Somos Un Ejército!
  • ¡Somos Un Ejército!
  • ¡Somos Un Ejército!
  • ¡Somos Un Ejército!
  • ¡Somos Un Ejército!
  • ¡Somos Un Ejército!
  • ¡Somos Un Ejército!
  • ¡Somos Un Ejército!
  • ¡Somos Un Ejército!
  • ¡Somos Un Ejército!
  • ¡Somos Un Ejército!

Iglesia Cristiana Ríos de Vida.
Villa Grande de Indias, Transversal del Caribe
90B Mz 33-17 Turbaco - Colombia.

© 2021 Ministerio Ríos de Vida.
Todos los derechos reservados.