La Gratitud Acelera Las Promesas

La Gratitud Acelera Las Promesas

Pastor Miguel Arrázola. marzo 13, 2020

Que nunca se nos olvide la acción de gracias en nuestras oraciones.

Enseñanza.

Hay oraciones que tienen más poder que otras.

Marcos 11:24 “Crean que ya han recibido todo lo que han pedido en oración…”

La fe agradece aun cuando la consignación no ha llegado, uno confía en quien prometió. Debes creer que ya has recibido. Tienes que caminar como si ya fuera tuyo y agradecer.

Agradecer a Dios antes de recibir algo es fe. Eso hace que se manifieste la promesa, la oración que te saca adelante es la que agradece y alaba. Cuando Dios promete, Él lo va a cumplir, Él no miente.

El deseo de Dios es que le alabemos en multitud. Nadie nos puede quitar nuestra adoración a Dios. Tienes que creer que lo orado es tuyo. Fe llama las cosas que no son como si fuesen, fe entiende las cosas en el espíritu.

Fe toma posesión de la promesa aunque no la sienta o vea.

2 Crónica 20:1 “… Le declararon la guerra a Josafat… Así que proclamó ayuno al Señor… Se puso de frente al atrio…”

¿Qué hizo Josafat?
1. Oro en privado
2. Oro en público

Hay poder en la oración. En lo peor de su crisis Job confío en el Señor. Dios recompensa nuestra búsqueda ¡Viene el doble!

El miedo es normal, lo que no es normal es permanecer en el miedo.

1. Enfócate más en Dios, no en tu problema. Buscar a Dios en oración.

*Recuerda la grandeza de Dios. Entre más grande ves a Dios, más pequeño se vuelve el problema. “Señor tu eres poderoso, mete tu mano” 2 Cronicas 20:6

*Recuerda que el poder de Dios es ilimitado. Si Dios tiene todo el poder, ¿tu para qué quieres poder? Lo único es confiar en Dios. La Biblia en Isaías dice que en una cuarta de su mano cabe el universo. 2 Crónicas 20:7

*Le recuerdo a Dios sus promesas. “Señor tu compraste mi sanidad”
Él dijo y Él hará.

*Le pido a Dios por un progreso. 2 Crónicas 20:11

2. Le dijo a Dios: “Cuento contigo para un progreso”. Señor no puedo hacerlo sin ti. Necesito que hagas algo, que tomes el control. 2 crónicas 20:12-13 “No sabemos qué hacer… Pero en ti confiamos…”

3. Escucha lo que Dios dice en su palabra. 2 Crónicas 20:15 “No tengan miedo… La batalla no es de ustedes sino de Dios…”

No dejes de servir a Dios. No te alejes de la iglesia.

*No temas, ni te desanimes. No intenta luchar batallas que le pertenecen a Dios. Muchos estamos agotados haciendo algo que solo el piloto Dios puede hacer
*Es mi batalla y yo me encargo.
*Sigue sirviendo en tu posición. No pares, que Dios se va a encargar de todo.
*Espera y observa lo que Dios hace. La adoración es importante.

4. Agradécele a Dios por una respuesta anticipada.

1 Crónicas 14:8-11 (NTV)

“David conquista a los filisteos

8 Cuando los filisteos se enteraron de que David había sido ungido rey de todo Israel, movilizaron todas sus fuerzas para capturarlo; pero le avisaron a David que venían, así que salió a su encuentro. 9 Los filisteos llegaron y realizaron una incursión en el valle de Refaim. 10 Entonces David le preguntó a Dios:

—¿Debo salir a pelear contra los filisteos? ¿Los entregarás en mis manos?

El Señor le contestó:

—Sí, adelante. Te los entregaré.

11 Entonces David y sus tropas subieron a Baal-perazim y allí derrotó a los filisteos. «¡Dios lo hizo! —exclamó David—. ¡Me utilizó para irrumpir en medio de mis enemigos como una violenta inundación!». Así que llamó a ese lugar Baal-perazim (que significa «el Señor que irrumpe»)”

La adversidad a veces es una excusa para buscar a Dios, el dolor nos hace buscar más a Dios.

Proverbios 20:30 (NVI)

“Los golpes y las heridas curan la maldad; los azotes purgan lo más íntimo del ser”.

Lo que quiere decir, es que los golpes nos re-enfocan, no cambiamos por sabiduría sino por el dolor y el fuego. A veces sientes que no puedes con todo lo que te trae la vida, estás abrumado. Algunos ven que no mejoran, el matrimonio no va bien, no progresan, pero si quieres un cambio tienes que procurarlo. Tiene que haber una decisión de cambio, por eso estamos en estos 21 días de oración, para que las cosas cambien, pero si tu no tomas la decisión las cosas no van a cambiar.

Salmo 77:2 (NVI)

“Cuando estoy angustiado, recurro al Señor; sin cesar elevo mis manos por las noches, pero me niego a recibir consuelo”.

En estos 21 días estamos orando y ayunando, con esto le decimos a Dios “hemos tomado la decisión en serio de cambiar”. El ayuno es un compromiso que adquirimos, también estamos cambiando nuestra manera de actuar, porque si controlas el alimento que no te prohíbe Dios, es más fácil aguantarte con lo que Dios te prohíbe.

HABLEMOS DE 2 REYES:

1. El primer rey es David, unió todas las tribus, aunque le sucedían grandes cosas, también habían grandes inconvenientes. Cuando fue elegido como rey, se desató el infierno.

1 Crónicas 14: 8-11 (NTV)

“Cuando los filisteos se enteraron de que David había sido ungido rey de todo Israel, movilizaron todas sus fuerzas para capturarlo; pero le avisaron a David que venían, así que salió a su encuentro. 9 Los filisteos llegaron y realizaron una incursión en el valle de Refaim. 10 Entonces David le preguntó a Dios:

—¿Debo salir a pelear contra los filisteos? ¿Los entregarás en mis manos?

El Señor le contestó:

—Sí, adelante. Te los entregaré.

11 Entonces David y sus tropas subieron a Baal-perazim y allí derrotó a los filisteos. «¡Dios lo hizo! —exclamó David—. ¡Me utilizó para irrumpir en medio de mis enemigos como una violenta inundación!». Así que llamó a ese lugar Baal-perazim (que significa «el Señor que irrumpe»)”.

Cada vez que viene una bendición hay un contra ataque, pero David tenía un fortín, así que cuando vinieron a atacarlo no estaba solo.

No puedes estar solo, así como David tenía su fortín, el tuyo es la Iglesia.

David buscó a Dios en oración: Entonces pidió la dirección de Dios, así que tu no actúes en medio de tus batallas sin pedir PRIMERO la dirección de Él. Hay cosas que no debes pelear, que debes dejar que Dios pelee por ti.

2. El segundo Rey es Josafat.

2 Crónicas 20: 1-4 (PTD)

“Después, los moabitas, los amonitas y los meunitas le declararon la guerra a Josafat. 2 Esto se le informó a Josafat: «Viene un gran ejército contra ti desde Edom, desde el otro lado del mar Muerto y ya está en Jazezón Tamar, es decir en Engadi». 3 Josafat se llenó de temor y buscó la ayuda del SEÑOR, así que proclamó ayuno en todo Judá. 4 Los de Judá se reunieron para pedir ayuda al SEÑOR. También de todas las ciudades de Judá llegaron para pedir ayuda al SEÑOR”.

Josafat sintió temor, pero buscó la ayuda de Dios. Busca la ayuda de Dios, ven a orar, no te quedes asustado, busca más la presencia de Dios, enfócate en Él. Rompe ése hábito de la preocupación, no estés hablando con todos ni publicando tu estado en las redes.

Josafat hizo 4 cosas, que debes hacer tú:

Busca la ayuda de Dios
No te preocupes por NADA.
Resuelve, toma una decisión.
Ayuna.

¿Cómo hacer lo que estos 2 reyes hicieron?

Filipenses 4:6-7 (NTV)

“No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. 7 Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús”.

La vacuna contra la preocupación es la oración, si te preocupas es porque no estás vacunado.

La paz que sobrepasa todo entendimiento, significa que no tiene lógica, que estás en un gran problema pero tienes paz. Ora y duerme tranquilo, que Dios te va a ayudar. Si te echaron, te demandaron, no tienes dinero… ¡ora a Dios y la preocupación se irá!

1. NO TE PREOCUPES POR NADA: es el mandamiento más violado por los cristianos, si ves a alguien preocupado, recuérdale éste verso, dile “Filipenses 4:6”.

Preocuparse es un desgaste emocional, te dañas y no vives en el presente. La preocupación es inútil y es hacer sin hacer nada, mientras te preocupas por el futuro y piensas en el pasado, te estás olvidando del presente.

La preocupación es enfocarme en mis miedos, en vez de en Dios, es el ateísmo práctico manifiesto en un cristiano, por eso los libros de auto-ayuda no sirven, el mejor libro de auto-ayuda es la Biblia.

Romanos 8:6 (NTV)

“Por lo tanto, permitir que la naturaleza pecaminosa les controle la mente lleva a la muerte. Pero permitir que el Espíritu les controle la mente lleva a la vida y a la paz”.

¿Cómo puedo cambiar mi enfoque?: ayunando y orando.

Daniel 9:3 (NTV)

“Así que dirigí mis ruegos al Señor Dios, en oración y ayuno. También me puse ropa de tela áspera y arrojé cenizas sobre mi cabeza”.

Cuando Daniel oraba, el rey Siro dejó a varios judíos irse a casa. Esdras guió al pueblo Judío

Esdras 8:23 (NTV)

“Así que ayunamos y oramos intensamente para que nuestro Dios nos cuidara, y él oyó nuestra oración”.

Joel 1:14 (NTV)

“Proclamen un tiempo de ayuno; convoquen al pueblo a una reunión solemne. Reúnan a los líderes y a toda la gente del país en el templo del Señor su Dios y allí clamen a él”.

2. OREN POR TODO

1 Pedro 5:7 (NTV)

“Pongan todas sus preocupaciones y ansiedades en las manos de Dios, porque él cuida de ustedes”.

Salmos 88:9 (NTV)

“Los ojos se me cegaron de tantas lágrimas. Cada día suplico tu ayuda, oh Señor; levanto a ti mis manos para pedir misericordia”.

3. DENLE GRACIAS A DIOS POR TODO.

1 Tesalonicenses 5:18 (NTV)

“Sean agradecidos en toda circunstancia, pues esta es la voluntad de Dios para ustedes, los que pertenecen a Cristo Jesús”.

La gratitud es muestra de doblegar nuestro orgullo, debemos serlo en toda circunstancia.

3.1 Haz una carta de agradecimiento, una lista con 100 cosas por las que estás agradecido.

3.2 Dale una ofrenda especial a Dios: acción de gracia. En agradecimiento por todo lo que te da.

Deuteronomio 16:10 (NTV)

“Luego celebra el Festival de la Cosecha en honor al Señor tu Dios. Llévale una ofrenda voluntaria en proporción a las bendiciones que hayas recibido de él”.

4. MANTENTE ENFOCADO EN LAS COSAS VERDADERAS

Filipenses 4:8 (NTV)

“Y ahora, amados hermanos, una cosa más para terminar. Concéntrense en todo lo que es verdadero, todo lo honorable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo bello y todo lo admirable. Piensen en cosas excelentes y dignas de alabanza”.

Deje la malicia y piense en todo lo bueno, muchos sospechan de todo, viven en una intriga total. Mejor deja de preocuparte y pon las expectativas en las cosas. Recuerda que la persona que más te miente eres tú mismo y te lo crees, te dices a ti mismo que las cosas son buenas, cuando no lo son. De igual manera, algunas personas se creen menos importantes porque son “menos bonitas” y es mentira, también es una mentira que tienes que ser el más inteligente, es mejor ser obediente.

No importa lo que los demás digan de ti, el que te dio tu valor fue Dios, así que vive para agradarlo a Él. Contrarresta las mentiras, Jesús dijo que al conocer la verdad serías libre ¡Sé libre!

Filipenses 4:7 (NTV)

“Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús”.

Job 11:13-19 (NTV)

“¡Si tan solo prepararas tu corazón y levantaras tus manos a él en oración! 14 Abandona tus pecados y deja atrás toda iniquidad.15 Entonces tu rostro se iluminará con inocencia; serás fuerte y estarás libre de temor. 16 Olvidarás tu sufrimiento; será como agua que corre.17 Tu vida será más radiante que el mediodía; y aun la oscuridad brillará como la mañana.18 Tener esperanza te dará valentía. Estarás protegido y descansarás seguro.19 Te acostarás sin temor; muchos buscarán tu ayuda”.

Nuestra verticalidad con Dios, va a permitir que nos relacionemos de manera horizontal con los demás.

Efesios 4:17 (NTV)

“Con la autoridad del Señor digo lo siguiente: ya no vivan como los que no conocen a Dios,porque ellos están irremediablemente confundidos. 18 Tienen la mente llena de oscuridad; vagan lejos de la vida que Dios ofrece, porque cerraron la mente y endurecieron el corazón hacia él. 19 Han perdido la vergüenza. Viven para los placeres sensuales y practican con gusto toda clase de impureza”.

Desháganse de su hombre viejo, de su naturaleza pecaminosa.

Efesios 4:23-25 (NTV)
“ En cambio, dejen que el Espíritu les renueve los pensamientos y las actitudes. 24 Pónganse la nueva naturaleza, creada para ser a la semejanza de Dios, quien es verdaderamente justo y santo.
25 Así que dejen de decir mentiras. Digamos siempre la verdad a todos porque nosotros somos miembros de un mismo cuerpo”.

Digamos la verdad, dejemos las peleas, dejemos la contienda. Lo que separa a la gente es la amargura, el perdón, el engaño y la falta de Dios. El enojo da lugar al diablo, donde hay celos y contienda está el diablo.

Efesios 4:28-30 (NTV)

“Si eres ladrón, deja de robar. En cambio, usa tus manos en un buen trabajo digno y luego comparte generosamente con los que tienen necesidad. 29 No empleen un lenguaje grosero ni ofensivo. Que todo lo que digan sea bueno y útil, a fin de que sus palabras resulten de estímulo para quienes las oigan.

30 No entristezcan al Espíritu Santo de Dios con la forma en que viven. Recuerden que él los identificó como suyos,y así les ha garantizado que serán salvos el día de la redención.

31 Líbrense de toda amargura, furia, enojo, palabras ásperas, calumnias y toda clase de mala conducta”.

Alabemos y pidamos perdón a Dios, Pidámosle a Jesús que rompa la inmundicia, la carnalidad, recordemos que somos uno con Dios, que nos unimos a él. Pidámosle a Dios que nos transforme, que cambie nuestro carácter, rindamos nuestra corona en honor a la persona más importante que es Él.

Pidámosle a Dios que nos ayude a ser amables, afables, que reflejemos el carácter de Cristo, que ponga un carbón encendido en nuestros labios, que hablemos bien y lo busquemos con acción de gracia y súplica a toda hora y momento. Que con nuestras acciones le mostremos que es la persona más importante para nosotros.

Daniel 9:1 – 23 (NTV)

 1. Primero su Palabra y después la mía.

Yo dejo primero que Dios me guíe en su Palabra, antes de que yo hable con Él. Para poder orar tengo que saber qué es lo que está escrito. El manual de la oración es la Palabra de Dios.

Dios siempre se mueve primero a nosotros. Jesús dio el primer paso, Él nunca te pide algo que Él no haya hecho primero.

 No te dice ámame sin haberte amado, no te dice sírveme sin haberte servido. En la Biblia hay miles y miles de promesas para ti y lo que hacemos en oración es reclamar primeramente lo que Dios dice en su Palabra.

 Por eso oramos Señor tu dijiste. Sin embargo comienza no uno hablando sino escuchando la Palabra de Dios.

 Necesitas dejar que Dios hable contigo para saber cómo orar, dónde orar, cuándo orar y porqué orar.

 Daniel cuando escribió ese verso tenía 85 años, seguía de prisionero de guerra, desde los 15 años. A Daniel le hacía falta la casa, sigue siendo promovido por la autoridad, sigue con mayor poder.

 Él quería irse a casa antes de morir, Daniel antes de orar abrió la Biblia y se encontró con Jeremías.

 Daniel sabe que se le acabó el tiempo, pero seguían cautivos en Babilonia. 70 años después siguen estando mal como antes, durante 70 años en pleno cautiverio el pueblo de Israel nunca buscó a Dios.

 El temor de Daniel era pensar que iba a morir de viejo en Babilonia.

Daniel 9:2 (NTV)

¿De dónde aprendió Daniel?, de la Palabra, de la Biblia, de las Escrituras. Si ignoras la Biblia no vas a tener idea de oración contestada, vas a meterte más en crisis

 Juan 15:7 (NTV)

¿Quién no quiere esa promesa de Dios para su vida?, es un cheque a tu favor. El condicionante es la Palabra, ¿qué tanta Palabra de Dios hay en ti?, uno tiene que ser como el tubo de crema dental, que cuando la vida te presione salga la Palabra de Dios: mi Dios no me dejará, Jehová es mi Pastor y nada me faltará.

Algunos vienen sin Biblia a la iglesia, un día un Pastor fue invitado por una familia de su iglesia a cenar, en un momento la esposa descubrió que el Pastor tomó una de las cucharas del postre y la metió en el bolsillo. 

La esposa no dijo nada por respeto al Pastor, cuando se fue ella le contó a su esposo. Pasó un año y volvieron a invitar al Pastor, la señora le comentó lo que pasó y el Pastor le dijo que él nunca se robó la cuchara, que la dejó metida en la Biblia de ella. 

La señora duró un año juzgando, pero no leyendo la Biblia. Es de mala educación llenarse la boca de versículos bíblicos y estar vaciado de la Presencia de Dios.

Si la Palabra de Dios permanece en ti, en tu corazón, la practicas, la hablas, la oras, puedes pedir todo lo que quieras.

Vive el día buscando qué orar. Usted está tan cerca al trono de Dios cómo su Pastor, lo que tiene que aprender es a orar antes de acostarse, en vez de ver noticiero que te pone a tener pesadilla.

Cuando tú haces cosas que no están de acuerdo a la Palabra hay una ruptura entre la conexión de Dios y lo que Él dice.

Tienes que desarrollar el hábito de irte a la cámara pensando en la Palabra, meditando en la Palabra. Las familias estarían más fortalecidas si estuviesen en la Palabra.

Jeremías 29:12 (NTV)

La gente nunca lee el verso 12 pero reparte el 11, el día que ores Dios te escuchará. Hay ciertas cosas que Dios te ha profetizado que nunca van a pasar a menos que las ores.

Después categorizan a todo el mundo de falso profeta. Un predicador le había dicho a una mujer que iba a vivir y no a morir, el profeta le había dicho en realidad que dejara de hablar muerte porque no iba a morir sino a vivir, la señora nunca cambió su confesión, decía que se moriría en enero y así fue, el poder de la vida y de la muerte están en tu boca.

 Toda promesa tiene que ser orada y declarada, el tiempo  de Dios es perfecto, tú tienes que orar de acuerdo a la voluntad de Dios.

 Cuando hay una palabra que tiene un tiempo tú tienes que prepararte, si recibes la promesa de que en un año tendrás un hijo debes comprar la cuna, si vas a tener un novio y te vas a casar, te debes maquillar. Si vas a tener un carro debes comprar la panola. 

Santiago 4:2 (NTV)

En vez de estar criticando a otros debes estar es orando, clamando y declarando de acuerdo a la Palabra de Dios. Si no tienes lo que deseas es porque no se lo pides a Dios. 

Tú puedes tener lo que quieras, en vez de envidiarlo pídelo a Dios, cuando Dios bendiga a alguien más celébralo, alégrate y ten la fe que Dios puede hacerlo también contigo.

Si Dios no te ha dado algo ora más para que algo mejor venga. Hay dos cosas que suceden, a veces Dios se demora pero hay veces en que tú estás orando muy poquito y tu oración limita la respuesta de Dios, si Dios no responde es porque algo mejor de lo que has orado tiene preparado. 

2. Busca a Dios de corazón.

Daniel 9:3 (RVR)

Vuélvete a Dios, búscale con oración y ruego, muchas veces tenemos muchas distracciones, volver a Dios tu rostro es poner toda tu atención en Él. 

Cuando le das atención a alguien es amor, es respeto, es honra. ¿Porqué cerramos los ojos cuando oramos y besamos?, porque las cosas más hermosas de la vida no son vistas, son sentidas.

Cuando cierras los ojos y oras a Dios, pones tu mirada hacia arriba, tú lo buscas hasta que lo encuentras.

Amos 5:4 (RVR)

Proverbios 8:17 (RVR)

Jeremías 29:13 (RVR)

Hebreos 11:6 (NTV)

Lucas 12:31 (NTV)

El domingo no es día para trabajar, no es el día para lavar los platos ni arreglar la casa, el domingo no es día para ir a playa, el domingo es el día del Señor, si usted le trabajó seis días al faraón el domingo es el día del Señor. 

Dios deja que te vaya mal porque estás buscando todo menos a Él, pero si le buscas a Él, te dará lo que necesitas.

Los problemas son el resultado de que no buscaste a Dios, que tomaste una decisión sin consultarle, Dios nunca va donde no es invitado. 

La mayoría de los líos emocionales, espirituales, psiquiátricos y financieros es porque no buscaste a Dios.

Dios regresa al cielo y te espera allí y mira cómo tus decisiones tontas te dan unas cosechas bien malas.

Oseas 5:15 (NTV)

Oseas 6:1 (NTV)

Cuando te vuelves a Dios de todo corazón Él arregla el meollo en el cual tú mismo te metiste.

¿Cómo te imaginas tus bendiciones en éste año?, debes orar por eso permanentemente.

 3. Orar con pasión y fuego

No hay nada peor que una oración con emociones cortas y secas donde todo el mundo se duerma, cuando ores debes estar activo, encenderte, si eres introvertido ¿porqué te emocionas con un partido de fútbol? 

La oración eficaz del justo, la oración encendida es la que escucha Dios, si no hay corazón no hay oración. Tú puedes decir las Palabras correctas con la emoción equivocada. 

Dios te dio las emociones, Jesús lloró, clamó, puso sus emociones, los salmos más que cantos son emociones de David.

Dios te dio las emociones, pues dáselas a Él. Dios tiene emociones, Él se pone alegre y triste. Morir en la cruz fue algo emocional para Jesús, esa horrenda muerte fue angustiosa. 

Cuando le dices amor te amo le tienes que demostrar porqué lo amas. El amor es un verbo que tiene que estar compuesto, de tal manera amó Dios al mundo y dio a su hijo.

Si vas a amar ama con pasión, si vas a dar hazlo con emoción.

Daniel 9:3 (NTV)

Dios no escucha quejas, escucha clamor.

 Jeremías 50:4 – 5 (NTV)

 Se vale llorar en medio de la alabanza, se vale llorar a Dios.

 Hemos estado muy distraídos y ocupados haciendo cosas, pero necesitamos volver al Señor, al ver las noticias horribles deberías postrarte a orar al Señor.

 ¿Dónde está la moral?, ¿dónde está Dios en ellos?. Hay una ley en Colombia donde quieren que a los condenados por delitos sexuales se les permita trabajar con niños, no nos podemos callar.

 4. Demuestra en tu vida de oración tu seriedad a Dios

Hay 3 maneras en las cuales Daniel demuestra su seriedad, una de ellas es la disciplina espiritual del ayuno.

Daniel 9:3 (NTV)

Cuando tú dejas de comer le dices a Dios que estás en serio hasta tal punto que dejas de comer para que se haga su voluntad. 

Volver a la oración y al ayuno hasta que Dios haga temblar ésta tierra. 

Jesús dijo que hay algunos milagros que no ocurren a menos que se ore y se ayune.

5. Agradece a Dios por sus promesas y su amor

Sea agradecido, aquí en la iglesia te lavamos, te sacamos el demonio, aquí te ungimos, te damos palabra y se van y ni dan la cara al irse, sino la espalda.

Daniel 9:4 (NVI) 

Daniel 9:9 (NVI)

6. Humildemente confieso mis pecados a Dios

Cuando tú reconoces tus pecados, cuando le decimos saca la porquería de mi vida y de mi corazón, que mate la indiferencia, los vicios cíclicos, ¿tú crees que va a responder con juicio?, el responde con amor cuando ve humildad en nosotros y nos ayuda. 

Cuando tú admites tus pecados y culpas y reconoces tu pecado, cada uno tiene su inclinación, Dios te ayuda. 

Daniel 9:5 (NVI)

Daniel 9:7-19 (NVI)

Daniel 9: 20 – 23 (PDT)

Cuando tú confiesas y oras y confiesas vas a tener visitación de ángeles guerreros.

2 Crónicas 7:14 (NVI) 

La finalidad de ésta enseñanza es que se cumpla éste verso, aquí no habla del mundo sino de los Cristianos, que dejen su mala conducta, que oren y Dios sanará nuestra tierra.

Nos toca desnudar nuestro corazón delante de Dios, o volvemos a Dios como éramos antes o la sal perderá su sabor.

Dios va a respondernos con tremendas cosas, tu matrimonio necesita sanidad, tus miedos, tu familia, tus finanzas, tu cuerpo, tu negocio, tu mente y corazón necesitan sanidad, ¿qué esperas?.

2 Timoteo 4:6-8 (RV60)

Porque yo ya estoy para ser sacrificado, y el tiempo de mi partida está cercano. He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.

  1. Ámate:No sigamos perdiendo el tiempo, no hay mañana sin un hoy, nada va a pasar mañana si no lo hacemos hoy, ¿qué estás haciendo con la vida que Dios te dio, la estás invirtiendo bien o la estás malgastando?. La vida es muy corta como para desperdiciarla, como para no saberla vivir. Tenemos que vivir el día de hoy como si no hubiera mañana, sé la mejor versión de ti cada día, ama ferozmente, perdona rápidamente y vive la buena voluntad de Dios para tu vida. Si sabemos vivir correctamente, tendremos un futuro brillante. Nuestro futuro fue determinado por la sangre de Jesús, no importa qué tan oscuro haya sido tu pasado, en Cristo Jesús tu futuro es brillante.

Quizás nos preguntamos por qué Dios permite tantas muertes, pero debemos entender que vivimos en un mundo caído por el pecado; esto no es la voluntad de Dios, pero su voluntad permisiva hizo que esto sea caótico, porque tenemos libre albedrio y podemos escoger. Cuando satanás fue a tentar a Jesús, le dijo que había estado paseando por el mundo, el pecado del hombre le dio dominio a satanás en la tierra. No es la voluntad de Dios que cosas malas pasen, su palabra dice que en el mundo tendremos aflicciones, pero que no nos preocupemos porque Él ya venció, a quienes le aman, todo ayuda a bien. No te preocupes, el pasado no se puede arreglar, pero en el futuro, a quienes aman a Dios todas las cosas nos ayudan a bien, todo sucede para mantener nuestra fe.

Pablo no tuvo una vida fácil, nadie dijo que como cristianos tendríamos una vida perfecta, pero será mucho mejor porque Él está de nuestro lado, a diferencia del mundo, nuestra fe está agarrada a aquel que murió en la cruz por nosotros. Pelea, mantén tu fe, no te detengas porque las cosas no han salido, si estás vivo quiere decir que aún hay esperanza, sigue peleando por tu familia, por tu trabajo, por tu salud, pelea la buena batalla de la fe, es buena porque tenemos la victoria, las batallas cansan, pero tenemos la fe para mantenernos firmes.

Pablo sabía que su tiempo estaba terminando y le estaba diciendo a Timoteo que era su turno, estuvo mucho tiempo a su lado, pero que podía volar más alto y llegar más lejos. Se acabó el tiempo de vivir la vida de otros, es tiempo de comenzar a vivir la vida que Dios nos mandó a vivir. Se acabó el tiempo de hablar del dolor, de lo que no salió, es tu turno, gracias al problema y a la aflicción eres más fuerte, más enfocado, más radical, más consagrado, porque a los que aman a Dios, todo ayuda a bien.

Por mucho tiempo viste a otros ser bendecidos, ser alabados y exaltados, pero ya es tu turno de ascenso. Es tiempo de comenzar a maximizar y optimizar tus dones.

Me amo tanto, que valoro mi tiempo. Deja de perder el tiempo en el pecado, Dios te ama tanto como para que regreses al pecado. Es necesario que re-prioces tu vida, que la redirecciones.

  1. Ama a otros:Tenemos que entender que Pablo fue quien escribió esta carta, quien antes era Saulo, un asesino que tuvo un encuentro con Dios y nunca más volvió a ser como era, porque cuando tenemos un encuentro con Jesús, nuestra historia no vuelve a ser la misma. Si realmente has tenido un encuentro con Él, no juzgaremos a los demás y viviremos nuestra vida.

En ocasiones estamos más pendientes de la vida de otros, que se nos ha olvidado lo que Dios nos ha dado. Vive tu vida y no juzgues a los demás. Debes entender que todos somos diferentes, nuestro llamado es diferente, los demás no son nuestra competencia sino nuestro complemento, de eso se trata el cuerpo de Cristo.

Juzgamos la vida de los demás porque somos inseguros, y la inseguridad es el enemigo de la unción. Si a otro le va bien, debemos alegramos y gozarnos, porque somos una familia, un cuerpo, las victorias de los demás son las nuestras, y las batallas de los demás son nuestras también, porque juntos somos mejores. En este año, celebra las victorias de los demás, porque cuando podemos celebrar a otros, estamos preparados para nuestras bendiciones.

  1. Ama a Dios:Esta vida es muy corta como para no amar a Dios.

Éxodo 15:1-2 (NTV)

Entonces Moisés y el pueblo de Israel entonaron el siguiente cántico al Señor: «Cantaré al Señor, porque ha triunfado gloriosamente; arrojó al mar al caballo y al jinete. El Señor es mi fuerza y mi canción; él me ha dado la victoria. Él es mi Dios, y lo alabaré; es el Dios de mi padre, ¡y lo exaltaré!

La adoración tiene que ser interna para que luego se refleje externamente (Mateo 15:8-9). Debemos ser intencionales con la actitud de nuestro corazón, porque de nada sirve tener buenas acciones si no tenemos buenas intenciones (Juan 4:24). Nuestra verdad es la revelación de quién es Dios en nuestra vida. No podemos adorar a Dios si tenemos un concepto distorsionado de quién es Él. Para saber la verdad debemos buscar su palabra, ahí debe estar cimentada nuestra vida, ahí podemos prevalecer a pesar de lo que suceda a nuestro alrededor.

No se trata de adorar a Dios siendo alguien que no eres, con Él puedes ser honesto, puedes ser real. En esta vida andamos con máscaras, pero en su presencia toda máscara tiene que ser quitada, la adoración más pura es aquella que sale de un momento de quebrantamiento y transparencia.

Hebreos 13:15 (NTV)

Por lo tanto, por medio de Jesús, ofrezcamos un sacrificio continuo de alabanza a Dios, mediante el cual proclamamos nuestra lealtad a su nombre.

La adoración no es un sentimiento, es rendirme a su voluntad a pesar de lo que estoy viviendo, poder declarar aun en medio del desierto que Él es bueno.

Cuando adoramos viene:

  1. Avivamiento
  2. Paz
  3. Santifica nuestra vida
  4. Aumenta nuestro gozo

Tus batallas se pelean de rodillas. Arrodíllate delante de Él y no habrá nada que te doblegue, cuando adoras se está gestando una batalla en la atmósfera celestial, porque satanás no quiere que adoremos al Señor, pero que nada te detenga de adorarle, porque cuando le adoramos entendemos para lo que fuimos diseñados a ser. Cuando adoramos nos sentimos plenos, porque nuestra plenitud está en hacer su voluntad y fuimos creados para adorar. Su plenitud nos lleva a tener un gozo insaciable que no podemos detener.

En un día más nos levantamos, nos preparamos para ir al trabajo, analizamos lo que tenemos que hacer en el día, priorizamos nuestras tareas y actividades, establecemos los caminos por los que nos vamos a dirigir en el día; pero muchas veces, en un día más no hacemos de primero lo que tenemos que hacer, es honrar a Dios. Honramos a Dios al darle gracias al Señor por nuestra vida, por nuestra familia, porque a pesar de las circunstancias, Él nos provee. Todo lo que tenemos no lo merecemos, porque lo que tenemos es por su infinita misericordia. La salud es por su infinita misericordia, la provisión es por su infinita misericordia, aun los quebrantos de salud son por su infinita misericordia. Todo es un regalo de Dios, en la Biblia vemos repetidas veces la expresión “para siempre son sus misericordias”, es decir sus regalos inmerecidos.

Dios es exageradamente bueno, siempre hay una oportunidad más, un día más, y en ese día más hay una misericordia que nos está esperando, no las merecemos, pero por su infinito amor, nos la regala.

Lamentaciones 3:22-23 (NTV)

22 ¡El fiel amor del Señor nunca se acaba![aSus misericordias jamás terminan.23 Grande es su fidelidad; sus misericordias son nuevas cada mañana.

Dios desea que seamos completamente sanos, que no tengamos una sanidad a medias, que tu hogar sea restaurado completamente, que si hay quebranto en tu hogar no se restaure a medias, sino por completo. Si Tienes un quebranto en tu salud financiera, Dios quiere sanarlas completamente. Dios desea que seamos sanos íntegramente, en nuestras emociones, en nuestras relaciones.

Salmos 103:8-18 (NTV)

El Señor es compasivo y misericordioso, lento para enojarse y está lleno de amor inagotable. No nos reprenderá todo el tiempo, ni seguirá enojado para siempre. 10 No nos castiga por todos nuestros pecados; no nos trata con la severidad que merecemos. 11 Pues su amor inagotable hacia los que le temen es tan inmenso como la altura de los cielos sobre la tierra. 12 Llevó nuestros pecados tan lejos de nosotros como está el oriente del occidente. 13 El Señor es como un padre con sus hijos, tierno y compasivo con los que le temen. 14 Pues él sabe lo débiles que somos; se acuerda de que somos tan solo polvo. 15 Nuestros días sobre la tierra son como la hierba; igual que las flores silvestres, florecemos y morimos. 16 El viento sopla, y desaparecemos como si nunca hubiéramos estado aquí. 17 Pero el amor del Señor permanece para siempre con los que le temen. ¡Su salvación se extiende a los hijos de los hijos 18 de los que son fieles a su pacto, de los que obedecen sus mandamientos!

La clave para una sanidad completa e integral es obedecer los mandamientos. Los mandamientos fueron hechos para vivir una vida en paz, y cuando tenemos paz, tenemos salud.

El temor al Señor no es más que hacer lo que a Él le agrada, su voluntad que es buena, agradable y perfecta. Ninguno de nosotros está exento a equivocarse, pero cuando conocemos la palabra de Dios y la ponemos por obra, nuestra vida será mejor y estará más cubierta del amor y de la bondad de Dios, porque solo con el temor a Jehová podemos adquirir sanidad completa.

Dios es misericordioso para aquellos que meditan y obedecen la palabra por encima de todo. La vida es un regalo que ninguno de nosotros merece, todos los beneficios de la cruz Dios nos los quiere dar, pero Él no tiene que hacerlo, es el deseo que está en su corazón. El padre desea que seamos sanos, prósperos y bendecidos, pero para ello debemos ser obedientes. Muchos milagros de Jesús ocurrieron como respuesta al clamor “Señor, ten misericordia de mi”, esto nos hace reconocer que no merecemos nada, sino que dependemos de Él.

Isaías 53:5 (RV60)

Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.

Nunca olvidemos que sanidad es y será siempre la misericordia del Señor. No tenemos derecho a exigir que el Señor nos sane, solo tenemos que decirle al Señor que tenga misericordia de nosotros.

Lucas 17:11-19 (RV60)

11 Yendo Jesús a Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea. 12 Y al entrar en una aldea, le salieron al encuentro diez hombres leprosos, los cuales se pararon de lejos 13 y alzaron la voz, diciendo: !!Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros! 14 Cuando él los vio, les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes. Y aconteció que mientras iban, fueron limpiados. 15 Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran voz, 16 y se postró rostro en tierra a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano. 17 Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? 18 ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero? 19 Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado.

Los leprosos le dijeron a Jesús “ten misericordia de nosotros”, esto es fe, acompañado de honra. Ellos creían que Jesús los podía sanar, reconocieron el don que había en Jesús.

Luego, dice que mientras iban fueron limpiados. Es decir, cuando Jesús les dio una instrucción, obedecieron a su voz.

Seguidamente dice que uno de ellos volvió glorificando a Dios cuando se dio cuenta que había sido sanado. Esto es humildad. Luego, le dio gracias a Jesús.

La fórmula de este pasaje es HONRA + FE + OBEDIENCIA = SANIDAD

SANIDAD + GRATITUD + HUMILDAD = SALVACIÓN (MILAGRO COMPLETO)

Los demás fueron limpiados pero siguieron pensando que se merecían la sanidad. Dios necesita que le demostremos gratitud, muchos han recibido milagros de parte de Dios luego de haber creído por mucho tiempo, se quedan como los nueve que se fueron sin glorificarle, sin dar gracias. Para que podamos ver operar sobrenaturalmente a Dios, además de ser obedientes y reconocerlo, debemos humillarnos y decirle que necesitamos un día más para agradecerle por lo que ha hecho en nuestra vida. Muchos se olvidan del servicio a Dios, del liderazgo y se van, pero ellos solo recibieron unos cuantos milagros, mientras que quienes permanecieron firmes obtenemos lo que Él ha prometido, que tendremos mejor vida, salud completa, finanzas restauradas, que nuestra familia se congregará en esta casa, que Dios nos va a usar.

Dios busca que tengamos gratitud hacia su misericordia.

2 Corintios 1:3-5 (NVI)

Es como el árbol plantado a la orilla de un río que, cuando llega su tiempo, da fruto y sus hojas jamás se marchitan. ¡Todo cuanto hace prospera! En cambio, los malvados son como paja arrastrada por el viento. Por eso no se sostendrán los malvados en el juicio, ni los pecadores en la asamblea de los justos.

El Señor nos ha llamado a ser canales de bendición, para levantar los brazos de quien los tiene caídos, para decirle a la gente que su vida puede ser transformada, para decirle a los demás que de la mano de Dios podremos salir adelante. Siempre habrá una oportunidad, porque sus misericordias son nuevas cada mañana.

El mayor obstáculo para recibir sanidad no es nisiquiera las veces que hemos culpado a Dios, aun cuando no es su culpa sino nuestra, porque somos nosotros quienes tomamos la decisión de no creer, de dejar que aquello que está en el exterior nos afecte.

Proverbios 4:20-22 (NVI)

20 Hijo mío, atiende a mis consejos; escucha atentamente lo que digo. 21 No pierdas de vista mis palabras; guárdalas muy dentro de tu corazón. 22 Ellas dan vida a quienes las hallan; son la salud del cuerpo.

En la medida en que hablamos, escuchamos y guardamos en nuestro corazón la palabra, tendremos vida y sanidad.

Éxodo 15:26 (NVI)

26 Les dijo: «Yo soy el Señor su Dios. Si escuchan mi voz y hacen lo que yo considero justo, y si cumplen mis leyes y mandamientos, no traeré sobre ustedes ninguna de las enfermedades que traje sobre los egipcios. Yo soy el Señor, que les devuelve la salud».

La obediencia está ligada con tu sanidad.

Juan 14:12 (NVI)

12 Ciertamente les aseguro que el que cree en mí las obras que yo hago también él las hará, y aun las hará mayores, porque yo vuelvo al Padre.

Seremos usados por Dios para hacer mayores cosas. Tu sanidad llegará hasta donde tu fe crea que puedes obtenerla. Desde el trono de Dios, Jesús nos respalda para ser usados por Dios. El Señor nos ha prometido ser usados de forma sobrenatural, no solo para compartir un mensaje, sino para imponer manos y que los enfermos sean sanados.

Cuando Dios puso peces, aves, estrellas y aguas sobre la tierra lo hizo de forma exagerada ¿Cómo no bendecirá a sus hijos de manera exagerada?

¡Bienvenidos a una década de milagros exagerados!

Cada vez que sientas que los vientos son contrarios es que vas en la dirección correcta. La palabra de Dios nunca regresa sin el cumplimiento. Todas las palabras que estaban estancadas en ti se van activar y desatar en Cristo.

Cada uno mira de acuerdo a su estatura de fe. La unción profética te quita el velo y te hace conectarte con la visión correcta, el Señor te va a quitar el velo y va a ver lo que no podía ver. La palabra de Dios no es invención ¡Dios quita el velo!
Si cargabas el milagro de alguien, ahora cargas y contarás tu propio milagro.

2 Cronicas 20: 20 “… Creed en sus palabras y serás prosperado”

Será un año de palabra profética.

Marcos 2: 1- 6 “Entró Jesús otra vez en Capernaum…Trayendo un paralítico rompiendo el techo… ”

Él lo hará otra vez. Viene una cosecha masiva de almas, y milagros. La esencia de la casa va a permanecer ¡Dos veces más que en la primera explosión!

Juan 5: 1- 7 “Después de esto había una fiesta… Yacía una multitud de enfermos que esperaban el movimiento del agua…”

Este año 2020 donde todo lo que estaba quieto va a comenzar a moverse a tu favor. Toda parálisis en tu matrimonio, ministerio se acabó. Se va lo que impedía el avance en tu vida. El Señor esta poniendo fin a tu proceso.

Donde hay movimiento hay vida. Áreas que estaban paralizadas volverán a moverse.

Juan 11 “Muerte de Lázaro”

Mientras esperas que se abra la puerta hay puertas que están esperando que te muevas en fe.

El hombre que se rodeo de amigos que no podían caminar vivió estancado, mientras el que se rodeó de amigos que podían caminar, caminó inmediatamente. No te juntes con gente que se esta estancando. Si no tienes fuerzas para acercarte a Dios, rodeate de gente que este acerque de Dios. Juntate con gente que te inspire.

Si voy a recargar voy a necesitar un conector. La gente negativa a tu alrededor es Dios probando que la gente de luz funcione y brille aún más.

¿Cuál es tu función en el cuerpo de Cristo? ¿Negativo o positivo?

El Señor va a formar muchos anónimos que Él va a usar para levantar a muchos que no tienen fuerzas. ¿Dónde están los Elías de Dios? Los que se ponen en la brecha.

Dios te dice: “Yo soy el Dios de la gente que esta en proceso de cambio”

Cuando las cosas comienzan a venirte en contra significa que el mundo detectó la unción que te ha sido dada.

Cuando Jesús estaba en la barca en medio de la tormenta, por más que los golpes se sientian adentro la garantía era que Jesús estaba dentro, y Jesús tranquiliza tempestades. El que esta conmigo en la barca me va a hacer llegar a mi destino. El que esta contigo jamás perdió el territorio.

La mayor estrategia del enemigo es cansancio y agotamiento. ¿Qué hacia Jesús en medio de la tormenta ? Dormía.

“Maestro” en la Biblia significa ¿qué me quieres enseñar? es posible tener paz en medio de una tormenta. Necesitamos amigos que rompan protocolos. Necesitamos de gente que nos levante y nos baje. Sé libre, hay gente que anhela ser como tú ¡El Señor te quiere libre!

Marcos 2 “… Tus pecados te son perdonados… ”

Dios nunca hace nada por afuera son antes hacerlo por dentro.

Dios nos anestesia cuando pasamos por un proceso difícil. El Dios que comienza es el Dios que termina. Siempre que Dios te quita un pedazo te devuelve completo, pleno y total. No es que perdió Dios abrió espacio para que entre más bendición.

Cuando estas estancado nadie se te acerca. Quien no estuvo contigo en la sequía no va a bailar contigo en la lluvia. Jamás rechace a una persona en su condición de lucha, no sabes lo que Dios va a hacer con ella. No se cuántos votos perdiste afuera, no busque la aprobación de ellos, por que en la casa ya tu padre Dios votó por ti.

Cuando Elías expresa “Padre mío” el manto se le cae, lo que significa que el manto se cae cuando se reconoce paternidad.

El peso del Ministerio será liviano, porque irás con la unción del Espíritu Santo de Dios.

El Señor nos posiciona en los ámbitos político y social. Gracia y favor nos acompañarán este año ¡No tengan temor!

1 Pedro 3:9 (RV60)

no devolviendo mal por mal, ni maldición por maldición, sino por el contrario, bendiciendo, sabiendo que fuisteis llamados para que heredaseis bendición”.

 Cuando el Señor terminó Su creación, lo siguiente que hizo fue bendecir Su creación, los animales, al hombre y por último el día de descanso y así desató un poder de multiplicación y prosperidad, esa bendición de multiplicación que Dios les dio a Adán y Eva, sigue vigente hoy.

 Génesis 12:2-4 (RV60)

“Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra. Y se fue Abram, como Jehová le dijo; y Lot fue con él. Y era Abram de edad de setenta y cinco años cuando salió de Harán”.

 Nosotros somos los gentiles, pero la bendición fue dada a Abraham y nosotros somos provenientes de su linaje de manera espiritual.

 Génesis 22:18  (RV601960)

En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz

 La bendición desata ese poder sobrenatural para hacer que todas las cosas sean posibles, eso lo podemos ver cuando vemos la creación, todo está llamado a ser bendecido, sin embargo, con el pecado muchas se han distorsionado, cuando Dios restaure todo veremos ese poder.

 Abraham era poseedor de una promesa, la tenía en sus manos y solo debía pasarla a la siguiente generación.

 Génesis 17:17-19 (RV60)

 “Entonces Abraham se postró sobre su rostro, y se rió, y dijo en su corazón: ¿A hombre de cien años ha de nacer hijo? ¿Y Sara, ya de noventa años, ha de concebir?

18 Y dijo Abraham a Dios: Ojalá Ismael viva delante de ti.

19 Respondió Dios: Ciertamente Sara tu mujer te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Isaac;[a] y confirmaré mi pacto con él como pacto perpetuo para sus descendientes después de él”.

 No era el que Abraham quería escoger para dar la bendición, era quien Dios escogió, tuvo más hijos, pero la bendición fue para Isaac, de ahí vino Jacob y de esa línea salió Jesús. Jacob y Esaú pelearon por esa bendición, porque ellos sabían el poder que venía de ahí, por eso Jacob se obsesionó con esa bendición, él sabía que tu destino cambia completamente cuando obtienes esa bendición y valoraba esa promesa que venía de Abraham.

 Han pasado 4 mil años y los humanos aun no entendemos de la bendición de Dios, ellos sí, tanto que Rebeca disfrazó a su hijo para que la recibiera. Cuando Jacob tuvo a José, lo perdió y aunque no lo vio sino casi 30 años después, lo vio ser un gobernador de Egipto, porque la bendición pasó de generación en generación. Cuando Dios bendice, la bendición que pasa es mayor que en los padres.

 Deuteronomio lo dice, nuestros hijos serán mayor que nosotros, por eso bendíganlos siempre porque somos herederos de esta bendición.

 La bendición es algo que se alinea a todas las cosas buenas a favor tuyo, José fue traicionado y vendido, pudo amargarse, pero él sabía que estaba llamado para bendición y casi 30 años después bendijo a sus hermanos.

 Cuando eres bendecido, Dios peleará las batallas por ti, Dios ganará ésta guerra por ti, por eso no maldigas ni pagues mal por mal, si usted entiende la bendición no pelearás con nadie, Dios te librará.

 Yo creo que los enemigos descubrieron que hablar mal de ti, no puede opacar tu bendición, yo creo que entre más hablen de ti, más bendición tendrás.

 Salmos 42:5 (LBLA)

“¿Por qué te abates[a], alma mía, y por qué te turbas dentro de mí?
Espera en[b] Dios, pues he de alabarle otra vez[c] por la salvación[d] de su presencia”.

 Salmos 41:7-12 (LBLA)

“Todos los que me odian murmuran a una contra mí;traman hacerme daño, diciendo: Una cosa del demonio[a] ha sido derramada sobre[b] él, así que cuando se acueste, no volverá a levantarse. Aun mi íntimo amigo en quien yo confiaba, el que de mi pan comía, contra mí ha levantado su calcañar. Pero tú, oh Señor, ten piedad de mí y levántame, para que yo les pague como se merecen. 11Por esto sé que conmigo te complaces,
porque mi enemigo no canta victoria
[c] sobre mí. 12 En cuanto a mí, me mantienes en mi integridad, y me afirmas en tu presencia para siempre”.

Hoy te digo “Puedes dormir porque aunque todos hablen de ti, tú eres bendecido”.  Dios te está preparando para que sea lo que sea que venga tú puedas decir “Dios ha ganado nuevamente” puede pasar lo que sea, pero somos bendecidos y caminamos en bendición.

A Dios gracias que nos da la victoria a través de nuestro Señor Jesucristo, hoy le doy la bienvenida a tu nueva temporada en que tus enemigo serán avergonzados al hablar de ti, porque Dios revelará el final de la historia a tu favor.

El Espíritu Santo de Dios me ha dicho: “Está próxima la bendición que viene sobre tu vida y tu iglesia será de compensación”, prepárate para ser compensado en todo lo malo que te ha pasado porque vas a avanzar a pesar de quien haya intentado detenerte.

Di conmigo “la bendición y la victoria es mía”, sé gentil y no dejes que la amargura acabe con tu dulzura, porque eres llamado a recibir bendición.  Nadie puede detener el plan de Dios para ti. Uno de nuestros temores es del qué dirán y adonde llegarán los comentarios malintencionados, pero eso no pasará porque todo lo que llegue a oídos de tus amigos no los va a afectar, porque son tus amigos y Dios te protege de todo mal. No te amargues, sino ellos habrán ganado, cada problema es una invitación para subir de nivel, así que dale gracias a Dios por esas circunstancias.

La BENDICIÓN es pronunciar el favor,  es llamar una bendición para que venga a ti, por eso bendecimos a los demás.

¿Cómo la alcanzo?

1. Créele a Jesus, las maldiciones se cortan y vienen las bendiciones.

2. La fe la activa y la obediencia.

3. Declarar la palabra con tu boca. 

Deuteronomio 28:1-7 (RV60)

“Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra.

Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios.

Bendito serás tú en la ciudad, y bendito tú en el campo.

Bendito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, el fruto de tus bestias, la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas.

Benditas serán tu canasta y tu artesa de amasar.

Bendito serás en tu entrar, y bendito en tu salir.

Jehová derrotará a tus enemigos que se levantaren contra ti; por un camino saldrán contra ti, y por siete caminos huirán de delante de ti”. 

Las bendiciones te alcanzarán si oyeres la palabra de Dios, puedes estar en Cristo pero si no hay obediencia no se activa la bendición, es venir y hacer todo lo que Él dice que debemos hacer. Cuando obedeces se activa TODO.

Malaquías 3:10 (RV60)

“Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde”.

Aquí hay bendición hasta que sobreabunde, no solo es creer, sino obedecerle a Él y la gente a veces no entiende la importancia de hacerlo.

Ezequiel 44:30 (RV60)

“Y las primicias de todos los primeros frutos de todo, y toda ofrenda de todo lo que se presente de todas vuestras ofrendas, será de los sacerdotes; asimismo daréis al sacerdote las primicias de todas vuestras masas, para que repose la bendición en vuestras casas”.

Los “Morales” son una familia muy querida, su hijo sufrió un accidente y aunque muchos no hubieran sobrevivido el sí, porque sus papás son diezmadores y ofrendadores. Igual es mi hermana, es una diezmadora y hoy es como si nunca le hubiera dado nada. Porque cuando me enteré declaré la palabra sobre ellos.

Proverbios 18:21 (RV60)

“La muerte y la vida están en poder de la lengua, Y el que la ama comerá de sus frutos”.

 Entonces las claves son: Obediencia, Dar y mi boca. Tienes que hablar bendición, no hables mal de tu empresa, ni de tu esposo, no declares maldición a tus hijos y familia.

 A veces en vez de llamar bendición, llamamos maldición, fuimos llamados para dar bendición, que tu boca sea fuente de bendición, que no es un deseo es la palabra que declaramos constantemente.

 A veces nos preguntamos ¿Quien bendice? la bendición viene del mayor al menor de arriba hacia abajo y la honra de abajo hacia arriba

 Todo papá debe repetir este versículo:

 Números 6:24-27 (RV60)

“Jehová te bendiga, y te guarde;

25 Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia;

26 Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz. m

27 Y pondrán mi nombre sobre los hijos de Israel, y yo los bendeciré”.

 Repitan después de mi:

“Renuncio a esa maldición familiar, generacional, de pobreza, muerte, fracaso, renuncio y desde hoy me declaro heredero de mi bendición” amén y amén.

Mateo 12:35-37 (RV60)

35 El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca buenas cosas; y el hombre malo, del mal tesoro saca malas cosas. 36 Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio. 37 Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado.

Necesitamos entender lo importante que son las palabras en nuestra boca. En ocasiones tendemos a dar más importancia a cosas poco cotidianas, como un cumpleaños, unas vacaciones, una fecha importante, etc., pero, aunque esto es importante, no quiere decir que las palabras que decimos en el día a día no lo sean. Normalmente recordamos fechas memorables, pero no recordamos lo que decimos a diario, no le damos importancia a lo que sale por nuestra boca.

Proverbios 21:23 (RV60)

El que guarda su boca y su lengua, Su alma guarda de angustias.

Hay personas que cuando hablan solo generan angustia y problemas, alterando el ambiente donde se encuentran, mientras que hay otros que cuando hablan traen sanidad, alivio y esperanza, ¿Qué tipo de persona quieres ser tu? Dios espera que sus hijos hablen bien, por eso hoy nos quiere corregir si no estamos hablando correctamente. Nuestro padre es un Dios de fe, por eso de nuestra boca no puede salir duda. Nuestro padre es un Dios de sanidad, por eso de nuestra boca no puede salir enfermedad. Nuestro padre es un Dios de gozo, por eso de nuestra boca no puede salir queja.

Eclesiastés 7:10 (TLA)

Hay quienes se quejan de que «todo tiempo pasado fue mejor». Pero esas quejas no demuestran mucha sabiduría.

Todo tiempo pasado no es mejor con un Dios que nos lleva de victoria en victoria. Si te quedas recordando lo que fue el 2019, no verás lo que tiene el 2020. Acuérdate de los buenos momentos, pero no te quedes en ellos, piensa que Dios ha prometido que lo viene será muchísimo mejor.

Salmos 34:1 (RV60)

Bendeciré a Jehová en todo tiempo; Su alabanza estará de continuo en mi boca.

La alabanza no es solo música, en la manera como te comunicas todo el tiempo, estás o no alabando al Señor. Tus palabras deben identificarte como un hijo de Dios. Una comunicación correcta nace de pensamientos correctos y en orden, que finalmente se convierten en palabras. Si tienes un corazón correcto, lo que salga de tu boca será correcto. Más allá que para comunicarnos, Dios nos dio las palabras para crear, para edificar, para levantar, para declarar, ejemplo de esto es Génesis. Tus palabras crean o destruyen; por ejemplo, como papás, qué ambiente estamos creando en nuestras casas con las palabras. Tus palabras pueden garantizar un buen presente en tu matrimonio si son las correctas.

Proverbios 12:18 (RV60)

Hay hombres cuyas palabras son como golpes de espada; Mas la lengua de los sabios es medicina.

Antes de decir una barbaridad es mejor no hablar, porque nuestras palabras serán juzgadas en el día del juicio. Con tus palabas alargas tus años de vida y de las personas que te rodean. Debemos dejar de ser achacadores, no seamos uno y no escuchemos a esas personas. Dios nos dio las palabras para afirmar, para levantar a la gente, no para desanimar, un hijo de Dios no hace eso. Deja de ver las debilidades de todos, deja de hablar mal de todos, usa bien tus palabras, busca lo bueno en los demás. Si Dios nos escogió y nos llamó aun con tantas cosas por mejorar, cómo no vamos a afirmarnos los unos a los otros.

Proverbios 18:21 (RV60)

La muerte y la vida están en poder de la lengua, Y el que la ama comerá de sus frutos.

La palabra de Dios puede ser sanadora, pero tus palabras, que no siempre van de acuerdo con la palabra de Dios, pueden ser enfermizas. No hay que negar la realidad, pero a la realidad hay que hablarle con la palabra de Dios. Puedes ver esperanza en medio de tu situación si cambias tu manera de hablar y si te rodeas de personas que alimenten tu fe. Habla vida, salud, éxito, victoria, habla fe, habla las cosas que no son como si fuesen, las realidades se crean con palabras, Dios creó todo lo que vemos con palabras.

Marcos 11:23 (RV60)

Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho.

Hay personas que citan la Biblia al pie de la letra, la repiten una y otra vez, pero nada cambia y nada pasa en nuestra vida. Para que las palabras correctas no sean simples palabras es necesario agregarle poder y autoridad, para que no dudes en tu corazón necesitas tener presente continuamente a quien en tu vida te mantiene seguro, firme, vivo, con esperanza, con la expectativa de que algo bueno viene. Tus palabras necesitan salir de tu boca influenciadas por el Espíritu Santo.

Hechos 1:8 (RV60)

pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

Cuando los discípulos recibieron el poder del Espíritu Santo sus palabras hicieron la diferencia. Muchos cristianos se frustran al declarar, porque no están llenos del Espíritu Santo. Cuando tienes una relación con el Espíritu Santo, mantienes avivado su fuego en tu vida, tus palabras realmente tendrán sentido y van a servir. Si tu pasión es cada día mayor, si tu búsqueda es insaciable por su presencia, verás que las palabras necias se irán de tu vida y comenzarás a hablar palabras de vida, de sabiduría, de autoridad. Habla lleno de su presencia, lleno de autoridad.

Si el Espíritu Santo toma dominio de tu corazón, tu mente y de tu vida, es inevitable que de tu boca salgan palabras que dan vida. La Biblia dice que de la abundancia del corazón habla la boca, si quieres saber si alguien está lleno, habla con él.

Deja de escuchar a todo el mundo, escucha a tus pastores y aprende a recibir directamente del Espíritu Santo. Se lleno de su presencia y de su palabra, así hablarás siempre correctamente. Si quieres que este año sea de nuevos niveles, debes tener nuevos niveles en la comunión con el Espíritu Santo.

Juan 16:13 (RV60)

Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.

El Señor te mostrará tu futuro y lo que está por venir. Mantente en comunión con Espíritu Santo, decreta palabra sobre tu vida, sobre tu familia. Pide consejo, pero busca al Espíritu de verdad, quien te mostrará siempre lo que esta por venir, echa mano de la ayuda del Espíritu Santo, escucha Sus palabras y habla correctamente, así verás cómo este año será diferente.

Apocalipsis 21:5 (RV60)

5 Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas.

Dios hace nuevas todas las cosas.

Proverbios 3:9 (RVR)

“Honra a Jehová con tus bienes, y con las primicias de todos tus frutos;…”.

 Quiero que tomes esta palabra para ti. Repítela de la siguiente manera: Si honro al Señor con todos mis bienes, serán llenos mis graneros con abundancia y mis lagares rebozarán. ¡Amén!

Hoy quiero hablarte acerca de las primicias. Cuando en este pasaje se nos habla de honrar a Dios con nuestros bienes, se refiere a los diezmos, ofrendas y votos que hacemos a Él. Pero también habla de las primicias, que son diferentes a las ofrendas que le damos a Dios en todo tiempo.

El hombre reconocía la soberanía de Dios trayéndole lo primero y lo mejor de ella. Entonces las primicias son traer a Dios lo primero y lo mejor que tú tengas para Dios, de lo que Él te ha dado.

Es importante consagrar los primeros frutos y las primeras cosechar. Y las primicias muestran lo que ocupa el primer lugar en nuestro corazón.

Génesis 4:1-5 (RVR)

“Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín, y dijo: Por voluntad de Jehová he adquirido varón. 2Después dio a luz a su hermano Abel. Y Abel fue pastor de ovejas, y Caín fue labrador de la tierra. 3Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová. 4Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda; 5pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante”.

 En estos tiempos no había ley ni sacerdocio, sin embargo los hombres se acercaban a Dios a través de las ofrendas. Debemos preguntarnos al leer este pasaje por qué Dios aceptó la ofrenda de Abel y la de Caín no. Fue sencillamente porque Abel dio las primicias, dio lo primogénito y lo mejor a Dios. Ambos sabían que debían dar lo primogénito a Dios y Abel lo hizo, dio las primicias y lo mejor de su rebaño. Pero Caín dio una ofrenda que no contenía ni lo primero ni lo mejor de lo que él tenía. Esa es la gran diferencia, por eso fue que Dios vio la ofrenda de Abel y la de Caín no la miró. Dice la Biblia que por eso Caín se molestó y se enfureció en contra de su hermano.

Las primicias que Abel entregó a Dios lo llevaron a otros niveles, Dios lo enalteció. Y así sucede con nosotros, Dios es quien nos enaltece.

Éxodo 22:29 (RVR)

“No demorarás la primicia de tu cosecha ni de tu lagar. Me darás el primogénito de tus hijos”.

 Consagrar las primicias a Dios es una señal de amor y fe que agrada a Dios.

Hay 4 cosas que hace la primicia:

  1. Demuestra la fe en la sobreabundante provisión de Dios.

Cuando damos a Dios nuestras primicias, le estamos demostrando a Él que confiamos en que Él nos sobreabundará aun cuando nos estamos despojando de lo que tenemos.

  1. Demuestra que dependes de Dios

Significa “Dios, lo que tú me diste es lo que hoy te traigo”. Cuando das una primicia estás reconociendo que dependes única y exclusivamente de Él.

  1. Demuestra que nada es nuestro y que todo le pertenece al Señor

Cuando damos a Dios le estamos demostrando que reconocemos que aunque tenemos cosas en la Tierra, estas no nos pertenecen sino que sabemos que son de Él.

  1. Demuestra que aplicamos el primer y más importante mandamiento “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y toda tu mente”

Debemos amar a Dios sobre todas las cosas y con todo.

Hay mucho poder en las primicias, Dios se ha comprometido a bendecir de forma especial a aquellos que le dan las primicias.

Romanos 11:16 (RVR)

“Si las primicias son santas, también lo es la masa restante; y si la raíz es santa, también lo son las ramas”.

Cuando damos la primicia estamos santificando el resto de lo que tengamos. Tú y yo somos santos porque Jesús, la primicia de Dios, es santo. Entonces se aplica el mismo principio que encontramos en Romanos 11:16. La primicia santifica el resto; cuando damos primicias el resto es santificado.

Entonces al consagrar las primicias al Señor estamos santificando la producción restante. Entonces si todo el resto es santificado quiere decir que Dios lo ha preparado para ser multiplicado.

Como hijos de Dios debemos seguir el ejemplo de Abel: Siempre piensa en dar lo primero y lo mejor a Dios. Además de tu dinero, debes entregarle al Señor tu vida, tus habilidades, tus dones, tu servicio, tus fuerzas, tus talentos. Entrégale tu familia, tus hijos, ¡todo de ti!

Siempre da lo primero a Dios, no importa que te quede faltando porque Él ha prometido sostenerte. Pero si no diezmas, si no das tus primicias a Dios, no esperes que lo que tienes sea protegido y multiplicado.

La fe no calcula, la fe obedece. Nunca jamás te comprometas a hacer algo si no has ido primero a Dios. Si no has ido primero a Él, no tomes una decisión ni te comprometas. No hagas el proyecto y luego se lo lleves, primero llévale el proyecto para que Él lo apruebe y después sigue adelante.

Dios quiere ser el primero de tus afectos, solo porque siempre tendemos a poner nuestro afecto en las bendiciones que en Él que es quien nos bendice. Dios no quiere ser segundo de nadie, o es el primero o no es nada. Por eso te animo en esta noche a que en este 2020 pongas a Dios en el primer lugar de tu vida. Cuando tú lo colocas de primero, Él te pone a ti de primero y serás su hijo amado; solo piensas las cosas y Dios te las suple porque lo has puesto de primero.

El diezmo y la ofrenda son primicias de recordatorio. Cada vez que recibas algo debes recordar que debes darle a Dios lo que es de Él antes que utilizar eso que has recibido.

Levítico 27:30 (RVR)

“Y el diezmo de la tierra, así de la simiente de la tierra como del fruto de los árboles, de Jehová es; es cosa dedicada a Jehová”.

Cuando das tus primicias, no entras en la maldición del mundo sino en la bendición sobrenatural de Dios. Él te pone bajos los recursos divinos. Dios se vuelve tu proveedor.

El 2020 es un año de elevación en cada área de nuestras vidas para nosotros. Año de grandes conquistas, porque conquistarás lo que en años no habías hecho. Pero en definitiva un año de búsqueda de Dios y Su Presencia, como nunca lo habías hecho. Comienza a caminar sobre esta Palabra para que puedas ver esa elevación.

Mateo 6:33 (RVR)

“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”.

Di conmigo: “Y busco el Reino de Dios primeramente y su justicia, y todas las cosas me serán añadidas”. Busca primeramente a Dios, ¡intensamente! No busques más las cosas, búscalo a Él porque Él es lo primero para ti. No busques las cosas, búscalo primeramente a Él.

Desde esta misma noche vamos a jalonar ese milagro que estamos esperando. Dios todo lo puede, pero Dios todo no lo hace.

Dios hace todas las cosas nuevas, pero tiene que ver algo qué renovar.

Para ver el milagro Dios pone una parte, y otra debes ponerla tu. Una cosa es que todo lo pueda y otra cosa que todo lo haga. Si quiero ver un milagro en mi vida, debo hacer algo para activar mi fe. Fe mueve la mano de Dios, entonces es cuando el milagro empieza a verse en tu vida. Tu fe es necesaria.

A lo largo de la Biblia hemos visto la mano de Dios obrar, ciegos que ven, paralíticos que caminan. El cojo de Betesda que permaneció sentado 38 años esperando que alguien le ayudará.

Juan 5:3, 5-8 “Una multitud de enfermos ciegos, cojos, paralíticos estaban tendidos en los pórticos… Jesús le preguntó: ¿Te gustaría recuperar la salud? Es que no puedo Señor… Jesús le dijo: ¡Ponte de pie, toma tu camilla y anda!

La actitud era demasiado pasiva y conformista pero también era un hombre de fe. La fe sin obras es una fe muerta. Debía moverse y hacer algo, algunas veces limitamos nuestra mente. Por la misericordia de Jesús este hombre fue sano.

Quizá has tenido momentos de pasividad y estas esperando por algo y te has portado por este cojo.

Cuatro cosas que debemos hacer para reactivar nuestra fe:

Marcos 5:25-34 “La mujer del flujo de sangre”

Esta mujer había escuchado del poder que había en Jesús y las maravillas que había hecho y se lleno de Fe.

Romanos 10:17 “Fe viene por el oír… ”

La mujer visualizó lo que iba a hacer. Vio el milagro anticipadamente con los ojos de la fe ¡Visualiza tu necesidad suplida!

La imaginación nos la dio Dios para activar nuestra fe. Lo malo es que la usamos para lo malo y con ello desagradamos a Dios.

La mujer fue diligente, esforzada, y arriesgada, no le importó los obstáculos e hizo un esfuerzo adicional.

La duda es el enemigo número uno de la fe y anda junto al temor. Que impiden lo que Dios tiene preparado para ti.

La diligencia es necesaria en todas las áreas de nuestra vida. El dinero esta hecho pero es Dios quien nos da el poder para hacer el dinero.

Las relaciones son buenas debes confiar en las relaciones. Nadie puede caminar por otro.

Apocalipsis 3:20 “Mira yo estoy a la puerta y llamo. Si oyes mi voz y abres la puerta, yo entraré y cenaremos juntos como amigos”

Debemos ser diligentes y movernos. Con la mujer del flujo de sangre hubo un toque diferente, atrévete a ser cosas diferentes y los resultados serán diferentes. ¡Has cosas inusuales!

Si predicas la palabra de fe tu vida debe ser transformada para bien, y esto trae consigo la tranquilidad. Dios quiere que vayamos de gloria y de victoria en victoria. Los toques diferentes llaman la atención de Jesús. Lo que hace diferente a un toque es la fe.

Fe + Jesús sanidad de la mujer el poder del espíritu fue impartido a su vida. Debemos hacer nuestra parte.

Dios hará conforme hayamos creído. No importa que hayan pasado 365 días Dios lo puede hacer en un instante. Solo es necesaria la fe para obrar a nuestro favor, la voluntad de Dios es dar más sobreabundantemente. Dios no se mueve por conmiseración sino por fe ¡Atrévete a creerle al Señor!

Hebreos 11:1 “Ahora bien, la fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve”

Creer es el resultado de visualizar lo que deseamos tener.

Marcos 5:33 “… Entonces la mujer, asustada y temblando al darse cuenta de lo que le había pasado, se le acercó y se arrodilló…”

La humildad y la confesión, el arrodillarse es el símbolo de la humildad y la confesión se la debe llevar solo Jesús. Son dos elementos importantes para qur niestra fe permanezca y llamar la atenciom de Jesús. Los actos de fe, la humildad y la confesión traen realidades.

Lo que hables hoy va a ser tu mañana. El poder de la vida y de la muerte esta en tu boca ¡Vas a tener lo que te atrevas a creer y confesar!

¡Muere a todas las cosas que no le agradan a Dios!

Aquel que se humilla el Señor lo exalta. Cree que el Señor lo puede hacer y en su poder sanador y restaurador. Se fiel en lo poco y se abriran puertas

Creer + Confesar = Milagro

La palabra de Dios alineada a tu palabra desata bendición ¡Vuelve a creer como antes!
Que tu fe no mengue en medio de los momentos difíciles de tu vida. ¡Se vale soñar! Jesús vino para darte vida en abundancia ¡No desfallezcas!

Comparte esta prédica

¿Deseas ver más prédicas?

Suscríbete al canal de nuestro Pastor Miguel Arrázola en Youtube:

Miguel Arrázola

Galería.

  • Ayúdate Que Yo Te Ayudaré
  • Ayúdate Que Yo Te Ayudaré
  • Ayúdate Que Yo Te Ayudaré
  • Ayúdate Que Yo Te Ayudaré
  • Ayúdate Que Yo Te Ayudaré
  • Ayúdate Que Yo Te Ayudaré
  • Ayúdate Que Yo Te Ayudaré
  • Ayúdate Que Yo Te Ayudaré
  • Ayúdate Que Yo Te Ayudaré
  • Ayúdate Que Yo Te Ayudaré
  • Ayúdate Que Yo Te Ayudaré
  • Ayúdate Que Yo Te Ayudaré
  • Ayúdate Que Yo Te Ayudaré
  • Ayúdate Que Yo Te Ayudaré
  • Ayúdate Que Yo Te Ayudaré
  • Ayúdate Que Yo Te Ayudaré
  • Ayúdate Que Yo Te Ayudaré

Iglesia Cristiana Ríos de Vida.
Villa Grande de Indias, Transversal del Caribe
90B Mz 33-17 Turbaco - Colombia.

© 2021 Ministerio Ríos de Vida.
Todos los derechos reservados.

live casino malaysia minyak dagu mega888 pussy888 xe88 apk joker123 super 8 ways ultimate casino malaysia live22 mega888 免费电影 online casino malaysia 918kiss